Enfermedades de transmisión sexual (ETS)

This guide in English
female gender symbol

Cualquier persona que haya tenido contacto sexual puede contraer una ETS. Los hombres y las mujeres de todas las edades, regiones, orígenes étnicos y niveles económicos pueden contraer ETS. Según el Centro para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), hay alrededor de 20 millones de nuevos diagnósticos de ETS cada año en los Estados Unidos y las personas entre 15-24 años de edad tienen la mitad de ellos. Cualquier persona a cualquier edad puede contraer una ETS; sin embargo, los jóvenes (hombres y mujeres) que tienen relaciones sexuales con múltiples parejas, o tienen relaciones sexuales con una pareja que tiene muchas parejas sexuales, y los hombres homosexuales y bisexuales están en mayor riesgo que otros. Además, las adolescentes tienen más probabilidades de infectarse con clamidia que las mujeres adultas.

Las ETS incluyen:

¿Cuáles son los síntomas de una ETS?

Muchas ETS pueden no causar ningún síntoma. Los síntomas varían para cada ETS, pero incluyen llagas o ampollas en o alrededor del área genital o en la boca, dolor o ardor al orinar, secreción inusual de la vagina o el pene, picazón, hinchazón, dolor en o alrededor de la vagina o el pene, dolor en el área pélvica o el abdomen (a veces con fiebre y escalofríos) o sangrado que no corresponde a tu periodo menstrual. Si tienes alguno de estos síntomas, podrías tener una ETS, pero es posible que tampoco signifiquen nada serio. Habla con tu proveedor de salud inmediato y hazte una revisión para estar segura.

¿Cómo se propagan las ETS?

Muchas ETS se propagan a través del contacto con fluidos corporales infectados, como sangre, fluidos vaginales o semen. También se pueden propagar a través del contacto con piel o membranas mucosas infectadas, como llagas en la boca. Puedes estar expuesta a fluidos corporales y piel infectados a través del sexo vaginal, anal u oral. El sexo anal es muy arriesgado porque generalmente causa sangrado. Compartir agujas o jeringas para uso de drogas, perforación de orejas, tatuajes, etc. también puede exponerte a fluidos infectados. La mayoría de las ETS solo se propagan a través del contacto sexual directo con una persona infectada. Sin embargo, los piojos púbicos y la sarna pueden transmitirse a través del contacto personal cercano con una persona infectada, o con ropa, sábanas o toallas infestadas.

¿Cómo puedo evitar contraer una ETS?

La mejor manera de prevenir contraer una ETS es no tener relaciones sexuales. Algunas ETS no se pueden curar, por lo que siempre debes practicar sexo más seguro, o encontrar maneras de tener intimidad en una relación romántica sin tener relaciones sexuales. Esto significa prevenir el paso de fluidos corporales como sangre, semen y fluidos vaginales, y evitar el contacto directo oral, anal o genital (mediante el uso de un condón de látex).

Si decides tener relaciones sexuales, deberás:

  • Usar condones el 100% del tiempo. Asegúrate de usar un nuevo condón de látex (o campo de látex) correctamente cada vez que tengas sexo oral, anal o vaginal. Si eres alérgica al látex, usa un condón masculino o femenino de poliuretano.
  • Usa un lubricante a base de agua con los condones. El lubricante evitará que el condón se rompa. Nunca uses lubricantes que contengan aceite o grasa, como vaselina o aceite de cocina. Estos productos debilitan el “látex” y pueden hacer que el condón se rompa.
  • Limita el número de personas con las que tienes relaciones sexuales. Cuantas más parejas tengas, mayor será tu riesgo de estar expuesta a una ETS.
  • Elije parejas que no hayan tenido relaciones sexuales con muchas otras parejas y que solo tendrán relaciones sexuales contigo mientras estén juntos. Debes preguntarle a tu pareja si tiene una ETS, si ha estado expuesta a una o si tiene síntomas físicos de una ETS.
  • NO tengas relaciones sexuales con ninguna persona que tenga signos de un ETS (llagas, erupciones cutáneas o secreción del área genital).
  • Haz que tu pareja se revise para detectar ETS antes de tener relaciones sexuales. Ten en cuenta que las pruebas para enfermedades de transmisión sexual no detectan todas las ETS.

Otras formas de prevenir contraer una ETS incluyen:

  • No te inyectes drogas ni tengas relaciones sexuales con alguien que se haya inyectado drogas
  • Evita el alcohol y las drogas, ya que pueden hacer más probable que te arriesgues con el sexo
  • No te hagas duchas vaginales, ya que esto puede causar diferentes gérmenes en tu vagina y aumentar el riesgo de sufrir la enfermedad inflamatoria pélvica
  • Vacúnate contra la hepatitis B y el VPH

¿Qué debo hacer si creo que tengo una ETS?

Si tienes algún síntoma de una ETS, algún problema inexplicable o crees que puedes haber estado expuesta a una ETS (incluso si no tienes síntomas), consulta a tu proveedor de salud de inmediato y hazte la prueba. No puedes hacerte una prueba o autodiagnosticarte correctamente de una ETS. Solo tu proveedor de salud puede hacer eso. La mayoría de las ETS pueden ser tratadas. Cuanto antes recibas tratamiento, mejor. Pueden desarrollarse problemas más serios si esperas. Siempre que sea posible, el tratamiento se administra en una sola dosis, pero a veces es necesario tomar medicamentos durante un período de tiempo.

El Centro para el Control de Enfermedades (CDC) recomienda que si eres una mujer sexualmente activa menor de 25 años, o tienes factores de riesgo que incluyen parejas sexuales nuevas o múltiples, debes solicitar una prueba anual de clamidia y gonorrea. Si estás embarazada y eres adolescente, asegúrate de que tu proveedor de salud te haga pruebas para detectar sífilis, VIH, clamidia, gonorrea y hepatitis B lo antes posible.

¿Qué debo hacer si tengo una ETS?

  • Debes decirle a todas las parejas sexuales que puedan haber estado expuestas. Trata de conseguir que se hagan la prueba. Si sientes que no puedes decírselo a tu(s) pareja(s), habla con tu proveedor de salud. Él / ella te ayudará a decirle a tu(s) pareja(s) o te ayudará a encontrar otra manera de informar a tu(s) pareja(s) que han sido expuestos.
  • De haber tratamiento, tú y tu(s) pareja(s) sexual(es) actual(es) necesitan recibir tratamiento al mismo tiempo para evitar pasar la infección de un lado a otro.
  • Toma todos tus medicamentos, incluso si te sientes mejor de inmediato.
  • Programa un examen de seguimiento con tu proveedor de salud después de que haya terminado el tratamiento.
  • No vuelvas a tener relaciones sexuales hasta que tu proveedor de salud te diga que estás curada.
  • Considera reunirte con un consejero si estás preocupada o molesta por tener una ETS. Tu proveedor de salud puede ayudarte a encontrar un consejero.

¿Las pruebas de ETS son siempre precisas?

Ninguna prueba para cualquier ETS es 100% precisa. Algunas ETS no aparecen de inmediato y otras ETS no tienen pruebas, por lo que pueden pasar desapercibidas. A una enfermedad le podría tomar desde un par de días hasta un par de años para aparecer en las pruebas. Si crees que tienes una ETS, hazte la prueba. Si tu prueba da negativo, es posible que tengas que volver a consultar a tu médico  para volver a realizar la prueba. Incluso si tu prueba da negativo, continúa practicando sexo seguro.

¿Qué pasa con la confidencialidad?

Lo que le digas a tu proveedor de salud sobre tu comportamiento sexual y tu exposición a ETS es confidencial. Para las ETS, tu proveedor de salud no puede hablar de nada que le digas, a menos que él / ella crea seriamente que eres un peligro para ti misma o para otros, o que no puedes tomar decisiones por tu cuenta. De modo que tus padres, maestros, parejas o amigos no se pueden enterar de ninguna información de tu proveedor de salud sobre ETS. Desafortunadamente, los padres sí se enteran a veces porque la compañía de seguros puede enviar una declaración EOB (Explicación de Beneficios, por sus siglas en inglés) al padre suscriptor (del seguro de salud). Así que discute este tema con tu proveedor de salud primario. En cualquier caso, puede que te resulte muy útil hablar con tus padres sobre tu salud y tus preocupaciones. Este momento puede dar bastante miedo y siempre es bueno tener un adulto con quien hablar.

Si he tenido una ETS, ¿puedo volver a contraerla?

Sí. Puedes volver a contraer la misma ETS si tienes relaciones sexuales, especialmente si tienes relaciones sexuales sin condón. También puedes tener más de una ETS a la vez. Además, algunas ETS no tienen cura, por lo que aún puedes tener la ETS incluso si has recibido tratamiento.

¿Qué problemas graves pueden causar las ETS?

Si las ETS no se tratan, pueden tener efectos secundarios graves, como por ejemplo:

  • Dolor
  • La infección empeora
  • Infertilidad (incapacidad de tener hijos)
  • Mayor riesgo de sufrir algunos tipos de cáncer
  • Daño cerebral
  • Enfermedades del corazón
  • Defectos de nacimiento
  • Muerte

¿Cuál es la relación entre las ETS y el embarazo?

Las mujeres embarazadas con ETS pueden abortar o transmitir su ETS a su bebé. Las ETS también pueden causar bajo peso al nacer y bebés prematuros. Los bebés con madres infectadas pueden tener problemas como neumonía, infecciones oculares y daño cerebral.

¿Cuándo debo hacerme una prueba de Papanicolaou?

Una prueba de Papanicolaou generalmente se realiza cuando cumples 21 años o antes si tienes otros riesgos de pruebas de Papanicolaou anormales, como problemas con tu sistema inmunológico. Una prueba de Papanicolaou no comprueba las ETS directamente, sino que los problemas en la prueba de Papanicolaou pueden significar que has contraído la ETS del virus del papiloma humano – VPH. La prueba de Papanicolaou es la única manera de revisar las células del cuello uterino para detectar cambios que puedan provocar cáncer de cuello uterino. Si crees que podrías tener una ETS, tu proveedor de salud te revisará (para detectar una ETS) y le explicará cuándo comenzar la prueba de Papanicolaou.

La única manera de prevenir contraer una ETS es no tener relaciones sexuales. Las siguientes mejores maneras de prevenir una ETS son mediante el uso de un condón cada vez que tengas relaciones sexuales y la elección de parejas que estén en bajo riesgo de tener una ETS. Consultar a un proveedor de salud regularmente es importante para aprender más sobre cómo prevenir las ETS y que te revisen para ver si has contraído una ETS. Definitivamente consulta a un proveedor de salud si crees que podrías tener una ETS.

Recursos Nacionales para la Prueba del VIH y las ETS: https://gettested.cdc.gov/es