Pruebas de Pap Anormales

This guide in English

Es posible que tu proveedor de servicios de salud te haya dicho que los resultados de tu prueba de Pap fueron anormales. Quizás estés preocupada y te preguntes qué significa esto y de qué modo(s) te puede afectar. Conocer los posibles motivos de los resultados anormales te ayudará.

¡Es importante hablar con tu proveedor sobre la conveniencia de vacunarte contra el VPH! La vacuna ayuda a prevenir el cáncer cervical y otras afecciones causadas por ciertos tipos de virus del papiloma humano (VPH).

¿Qué es una prueba de Pap?

Una prueba de Pap, (conocida en inglés como “Pap test” o “Pap smear”), suele ser parte de un examen pélvico. La palabra “Pap” proviene de Papanicolaou, que es el apellido del médico que estudió los cambios en las células del cérvix (cuello uterino). La prueba de Pap se realiza generalmente a los 21 años, a menos que estés en una situación de riesgo especial, como podrían ser los problemas de tipo inmunológico o el VIH. Esta prueba es la única forma de examinar las células de tu cérvix para detectar cambios en ellas que puedan llegar a provocar cáncer. Por lo general, tu proveedor buscará – al mismo tiempo – la existencia de alguna ETS (enfermedad de transmisión sexual), como la clamidia y la gonorrea, en caso de que tengas menos de 25 años de edad o tengas riesgo de una ETS.

¿Cómo se realiza una prueba de Pap?

Como parte de tu examen pélvico, tu proveedor de servicios de salud tomará una varita delgada de plástico y un cepillo pequeño y frotará suavemente para remover algunas células de tu cuello uterino. La mayoría de las chicas no sienten nada en absoluto. Algunas niñas pueden sentir algunas molestias mientras se cepilla suavemente su cuello uterino. En caso de sentir algo, por lo general durará menos de 1 minuto. Las células removidas se colocarán en un frasco o en un portaobjetos de vidrio y se enviarán a un laboratorio.

Luego, un técnico capacitado examinará la muestra de células bajo un microscopio para ver si las células son normales o si hay algún problema. Después de esto, el laboratorio le entregará los resultados a tu proveedor de servicios de salud, quien – a su vez – te informará sobre los mismos.

Si me dicen que mi Pap es anormal, ¿significa que tengo cáncer?

No. El cáncer generalmente no es el motivo por el cual el resultado de tu prueba de Pap es anormal. El motivo más común de una prueba de Pap con resultado anormal es una infección vaginal o cervical que causa cambios en las células de tu cuello uterino. Es posible hacer un seguimiento de cerca de la mayoría de estos cambios celulares hasta que los resultados vuelvan a ser normales. A menudo, tu organismo eliminará – por sí solo – la infección por VPH que causó los cambios. A veces, se necesitan tratamientos especiales. Las pruebas regulares de Pap y el tratamiento, si este fuese                    necesario, pueden prevenir la mayoría de los tipos de cáncer cervical.

¿Qué significa realmente el resultado de mi prueba de Pap?

Aunque la mayoría de las pruebas de Pap regresan del laboratorio con resultados normales, no es del todo inusual que – en el caso de una mujer joven – dichos resultados sean anormales.

Las siguientes palabras explican el significado de los resultados de la prueba de Pap:

  • Normal- Esto significa que tu cuello uterino está sano. Tu proveedor te dirá cuándo necesitas realizar tu próxima prueba de Pap.
  • Insatisfactorio- Por alguna razón, la muestra de células no era buena y el técnico de laboratorio no pudo examinarla para dar un diagnóstico. Tu proveedor te informará cuándo debes repetir la prueba de Pap.
  • Cambios benignos- Esto significa que tu prueba de Pap fue básicamente normal. Sin embargo, es posible que tengas una infección que esté causando inflamación de las células cervicales. Probablemente necesitarás un examen pélvico para que la causa de la infección pueda ser detectada y, de esta manera, se te indique un tratamiento, si esto fuese necesario. Pregunta cuándo debes hacerte tu próxima prueba de Pap.
  • ASCUS- (Esta es la abreviatura de “Células Escamosas Atípicas de Importancia No Determinada”). Esto simplemente significa que la prueba de Pap revela la presencia de algunas células de aspecto extraño y que más pruebas pueden ser necesarias para determinar si el VPH (virus del papiloma humano) es el causante de los cambios.

 

Si estás sana y tu Pap muestra ASCUS, tu proveedor puede recomendar una prueba de VPH, una repetición de la prueba de Pap en un año o una colposcopia. Deberás repetir la prueba de Pap en un año. Si – al cabo de ese tiempo – la misma sigue siendo anormal, es posible que necesites una colposcopia.

Las siguientes pautas son para mujeres jóvenes de 24 años o menos:

  • ASC-H- Este resultado significa que las células cervicales no son las células típicas que se encuentran en el cuello uterino. Lo más probable es que su presencia esté relacionada con el VPH. Son consideradas como “células atípicas”. La “H” al final de esta abreviatura significa que existe la posibilidad de que ciertas “alteraciones de grado alto” puedan ser la causa del problema. Si este es el resultado de tu prueba de Pap, deberás realizarte una colposcopia.
  • LSIL (Lesión Intraepitelial Escamosa de Grado Bajo)- Este resultado generalmente indica que has sido infectada con el virus del papiloma humano (VPH). Se te pedirá que regreses en 12 meses para repetir la prueba de Pap o te pueden recomendar una colposcopia. Si la prueba de Pap repetida vuelve a resultar anormal, deberás repetir otra prueba de Pap en 12 meses a modo de seguimiento. Dependiendo de esos resultados, puedes ser derivada para una colposcopia o volver a tu examen habitual de cada tres años.
  • HSIL (Lesión Intraepitelial Escamosa de Grado Alto)- Este resultado indica que las células de tu cérvix han cambiado. Estos cambios son más serios que los de grado bajo. Es probable que por ahora no tengas cáncer, pero sin tratamiento corres el riesgo de desarrollar cáncer cervical. El tratamiento puede prevenir esto. Necesitarás una colposcopia.
  • AGC (Células Glandulares Atípicas)- Este resultado significa que hay cambios en las células glandulares del cuello uterino. Necesitarás una colposcopia.
  • Cáncer- Aunque esto es muy raro en mujeres jóvenes, si tu prueba de Pap regresa del laboratorio mostrando células cancerosas, debes ser atendida por un ginecólogo especializado en pacientes con cáncer (oncólogo). Es necesario iniciar el tratamiento de inmediato y esto generalmente incluye cirugía. Cuanto antes inicies el tratamiento, más posibilidades tendrás de mantener tu salud.

 

Si tu proveedor te informa que tienes LSIL o HSIL en tu colposcopia, deberás visitar a tu especialista en colposcopia para consultas de seguimiento.

¿Qué pasa si necesito repetir la prueba de Pap?

Tu proveedor de servicios de salud decidirá si es necesario repetir la prueba de Pap y – de ser así – cuándo debes hacerlo.

Si la prueba de Pap va a repetirse, debes:

  • Programar tu cita después de que cualquier infección vaginal o cervical, infección por levaduras o ETS haya sido tratada (deja pasar 2 semanas después de tu última dosis de medicamento).
  • Hacerte la prueba de Pap cuando no estás con tu período, aunque te la puedes hacer si el sangrado es leve. Si tu período es de moderado a intenso, llama al consultorio de tu proveedor para verificar si debes reprogramar tu prueba de Pap.
  • Informar a tu proveedor si crees que puedes estar embarazada.
  • Informar a tu proveedor si tienes otras afecciones médicas o alergias.

 

¿Qué puedo esperar si necesito una colposcopia?

Después de que la enfermera te haga algunas preguntas (como, por ejemplo: “¿Cuándo tuviste tu último período?”), y te informe sobre la práctica que te van a realizar, te entregará una bata de hospital y te pedirá que te quites la ropa de la cintura para abajo. Luego, tu proveedor hablará contigo y te pedirá que firmes un formulario de consentimiento para el procedimiento. Luego te harán acostar sobre una camilla y colocar tus pies sobre los soportes para pies (la misma posición que para un examen pélvico). A continuación, el especialista en colposcopia insertará suavemente un instrumento llamado espéculo en tu vagina para separar las paredes vaginales y poder ver el cuello uterino con facilidad (como cuando te haces la prueba de Pap). El colposcopio es un instrumento de aumento que se coloca cerca de la abertura de la vagina. Tu médico podrá ver tu cérvix a través de esta lente de aumento.

Probablemente te sientas mejor al saber que el colposcopio sólo se coloca en la parte exterior de tu vagina, sin tocar tu cuerpo. Es parecido a una gran lupa que ayuda a tu proveedor de servicios de salud a ver las células diminutas de tu cuello uterino. A continuación, el cuello uterino y la vagina se frotan suavemente con vinagre diluido. Esta solución hace que las células no saludables momentáneamente cambien de color y así puedan ser vistas con facilidad. Si aparecen células no saludables, es probable que tu especialista en colposcopia realice una biopsia. Cuando se realiza una biopsia, se extrae una pequeña muestra de tejido (mucho más pequeña que ¼ del tamaño de la goma de un lápiz) con un instrumento similar a un par de pinzas. Luego, la muestra de tejido se coloca en un frasco con un líquido conservante y se envía al laboratorio para ser examinada.

¿Qué puedo esperar durante una colposcopia?

Por lo general, la colposcopia en sí misma no suele ser incómoda. Es realmente un examen pélvico largo y una forma de examinar el cuello uterino. Una biopsia, a veces realizada simultáneamente con la colposcopia, puede ser un poco incómoda, pero esta parte toma menos de un minuto. Cuando se extrae la pequeña muestra de tejido, algunas mujeres jóvenes no sienten nada, mientras que otras describen una sensación de “pellizco” o “calambres leves”. Pueden sugerirte que – antes del procedimiento – tomes un analgésico de venta libre, como ibuprofeno o naproxeno sódico, para ayudar a disminuir cualquier malestar que puedas tener. Esto es especialmente útil si sueles tener cólicos menstruales o si sientes molestias cuando te realizas una prueba de Pap. Pregunta si puedes tomar el medicamento que generalmente tomas para los cólicos menstruales. El procedimiento completo de colposcopia toma alrededor de 15 a 20 minutos.

¿Qué pasa después de la colposcopia?

Después de la colposcopia, tu especialista en dicha práctica te explicará lo que vio a través de la lente de alta potencia y si se tomó una muestra de tejido (biopsia). Por lo general, toma alrededor de 2 a 3 semanas para que los resultados de la biopsia estén listos. Asegúrate de hacer una cita de seguimiento y de darle al programador tu número de teléfono correcto para que pueda comunicarse contigo.

  • Después de la biopsia, es común tener un sangrado leve o manchas, lo cual dura unos días.
  • Usa toallitas higiénicas (no tampones) para cualquier sangrado que puedas tener.
  • Es posible que en tu ropa interior o toallita higiénica veas material amarronado/pardusco o sangre con pequeños grumos. Esto no es tejido. Se trata de restos de la llamada “solución de Monsel”, una substancia que se usa para controlar el sangrado. Los grumos amarronados/parduscos desaparecerán en aproximadamente 1 a 5 días.
  • Incluso es posible tener un flujo negruzco si el proveedor de de servicios de salud utilizó una solución llamada “nitrato de plata” para controlar el sangrado. Nuevamente, esto no durará mucho.
  • No tengas relaciones sexuales, ni uses duchas vaginales, ni tampones. No coloques nada en tu vagina por 48 horas después de la colposcopia.

 

¿Qué debería preocuparme después de una colposcopia?

Llama inmediatamente a tu proveedor si tienes:

  • Un sangrado vaginal abundante (más intenso que tu período menstrual habitual)
  • Un sangrado vaginal rojo brillante y no estás en el momento de tu período
  • Un flujo vaginal con olor fuerte (que no es el de la sangre)
  • Dolor abdominal / pélvico (vientre) severo
  • Temperatura mayor a 100.4° F / (38° C)