Tricomoniasis (Vaginitis tricomonal)

This guide in English
female gender symbol

La Tricomoniasis es un tipo de infección vaginal (vaginitis) que es común. Ocurre en adolescentes y adultos.

¿Qué es lo que causa la tricomoniasis?

La tricomoniasis es causada por un parásito unicelular llamado tricomonas. A diferencia de las infecciones por hongos vaginales, la tricomoniasis se contrae a través de las relaciones sexuales, por lo que es una infección de transmisión sexual (ITS). No se propaga por los asientos de los inodoros.

Este parásito afecta la vulva, vagina, cuello uterino, la uretra (el canal que transporta la orina de la vejiga al exterior del cuerpo), y vejiga (donde se almacena la orina / pis) de las mujeres y el pene de los hombres.

¿Quién está en riesgo de contraer tricomoniasis?

Un estimado de 3.7 millones de personas en los Estados Unidos están infectados con tricomoniasis. Durante las relaciones sexuales, el parásito se transfiere de una persona a otra. Dado que es una ITS (infección de transmisión sexual), cuando se tiene más de una pareja sexual aumenta las posibilidades de contraer tricomoniasis.

¿Cuáles son los signos/síntomas de la tricomoniasis?

Muchas personas que tienen tricomoniasis no presentan síntomas, por esta razón no se hacen exámenes y se tratan. Así no haya síntomas, una persona puede transmitir la infección a sus parejas.

Aproximadamente el 30% de las mujeres con tricomoniasis tienen síntomas de infección. Los signos de la tricomoniasis pueden incluir un flujo vaginal espumoso de color amarillo verdoso con un olor fétido o a pescado. La vagina y la vulva pueden enrojecerse y arder o picar. Puede ser doloroso orinar o tener relaciones sexuales.

¿Cómo podría un médico puede saber si tengo tricomoniasis?

Se puede utilizar un hisopo de algodón para tomar una muestra de su flujo vaginal para examinarlo. Un médico puede usar un microscopio para encontrar el parasito de la tricomona o la muestra puede enviarse para pruebas especiales (pruebas de ADN, pruebas de ARN y prueba NAAT). También se puede usar una muestra de orina para diagnosticar la tricomoniasis. Un proveedor de atención médica puede realizar un examen pélvico o con un espéculo si tiene síntomas de tricomoniasis.

¿Existen complicaciones a causa de la tricomoniasis?

Tener tricomoniasis puede aumentar el riesgo de contraer o propagar otras infecciones de transmisión sexual. Por ejemplo, tener tricomoniasis puede causar inflamación genital, lo que puede facilitar la infección o la transmisión del VIH a una pareja sexual. Además, las mujeres con VIH que tienen tricomoniasis tienen un mayor riesgo de enfermedad pélvica inflamatoria (EIP). Las complicaciones de la infección durante el embarazo son el parto temprano (prematuro) y el bajo peso del bebé al nacer.

¿Cómo se trata la tricomoniasis?

Si te diagnostican tricomoniasis, la infección se puede curar con el antibiótico oral correcto (más comúnmente metronidazol o tinidazol). Se toma por vía oral en una sola dosis y solo está disponible con receta médica. Es importante que tanto tú como tus parejas sexuales tomen la dosis completa del medicamento para que el tratamiento sea más eficaz.

Antes de tomar el medicamento, tú y tu (s) pareja (s) deben informar a su proveedor de atención médica sobre cualquier otro medicamento que esté tomando. No bebas alcohol durante 24 horas después de tomar metronidazol o 72 horas después de tomar tinidazol porque puedes experimentar efectos secundarios (como náuseas, vómitos, dolor de cabeza y mareos).

¿Cómo se previene la tricomoniasis?

La única forma de prevenir la tricomoniasis por completo es no tener relaciones sexuales. Si vas a tener relaciones sexuales, un condón de látex es la forma más eficaz de reducir el riesgo de contraer tricomoniasis y otras ITS.