La Gonorrea

This guide in English Este guia em Português
female gender symbol

La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual, o ETS, causada por bacterias.

¿Qué tan común es la gonorrea?

Según el Centro para el Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), en 2018 hubo un total de 583.405 casos de gonorrea reportados en los Estados Unidos. En 2009, hubo un bajo histórico en el número de casos de gonorrea reportados, desde entonces ha habido un aumento del 82.6% en los casos.  Probablemente hubo muchos más casos de gonorrea que no fueron reportados. La mayoría de las infecciones por gonorrea se produjeron entre jóvenes (chicos y chicas) entre las edades de 15 y 24.

¿Estoy en riesgo?

Si tienes contacto sexual sin protección (pene, vagina, boca o ano) con otra persona, puedes estar en riesgo. Cualquier persona que tenga contacto sexual sin protección con alguien infectado con gonorrea puede contraer gonorrea.

¿Cómo se transmite la gonorrea?

La gonorrea se propaga a través del sexo: oral, anal y vaginal. Las mujeres tienen más probabilidades de contraer gonorrea de los hombres que los hombres de las mujeres. Aunque es menos probable, las mujeres también pueden contraer gonorrea de parejas sexuales femeninas. La gonorrea es altamente contagiosa entre las parejas sexuales masculinas. La gonorrea también se puede transmitir al ojo con una mano u otra parte del cuerpo que lleve líquidos infectados.

¿Cuáles son los síntomas de la gonorrea?

La mayoría de las mujeres no tienen síntomas de gonorrea. Si tienes síntomas, generalmente aparecen de 2 a 10 días después de infectarte, pero los síntomas pueden tardar más en aparecer. Puedes transmitir la gonorrea a otras personas aunque tengas o no tengas síntomas.

Los posibles síntomas de gonorrea en las chicas incluyen:

  • Flujo vaginal
  • Una sensación de ardor al orinar
  • Dolor al tener relaciones sexuales
  • Dolor en la parte inferior del abdomen o la pelvis
  • Períodos irregulares

Los síntomas de la gonorrea en chicos incluyen:

  • Secreción de color blanco lechoso, amarillo o verde del pene
  • Una sensación de ardor al orinar
  • Dolor e hinchazón en un testículo
  • Los síntomas generalmente aparecen dentro de los 14 días posteriores a la infección

Los síntomas de la gonorrea en ambos chicas y chicos incluyen:

  • Dolor de garganta (por gonorrea en la garganta)
  • Dolor, secreción y sangrado del ano (por gonorrea en el ano)
  • Enrojecimiento, picazón o secreción de los ojos (por gonorrea en el ojo)
  • Hinchazón de las articulaciones y erupciones en la piel (por gonorrea en las articulaciones y en la sangre)

¿Cómo se diagnostica la gonorrea?

Tu proveedor de salud puede diagnosticar la gonorrea analizando una muestra de orina o haciendo un hisopado del área afectada (pene, vagina, cuello uterino, ano, garganta y/u ojo). Es importante hacerse la prueba para que tu proveedor de salud pueda decirte si tienes gonorrea, otra ETS o si tus resultados son negativos.

¿Hay una cura para la gonorrea?

SÍ. La infección por gonorrea se trata con antibióticos recetados por tu proveedor de salud. La dosis habitual para las infecciones sin complicaciones del cuello uterino, la uretra o el recto es de solo una dosis de dos antibióticos: una inyección de ceftriaxona, más azitromicina, que se toma por vía oral. Si te tratas la gonorrea temprano, generalmente se cura con antibióticos. En los últimos años, la bacteria que causa la gonorrea se ha vuelto resistente a algunos antibióticos (el medicamento ya no mata a las bacterias). Esto significa que es aún más importante que las personas infectadas tomen todos sus medicamentos a tiempo. Cuanto antes se trate la gonorrea, más fácil es curarla. Si la infección no se trata, puede propagarse y causar una infección más grave, que necesitará un tratamiento más prolongado de antibióticos. Es posible que incluso necesites ser hospitalizada para tratar la infección.

¿La gonorrea es peligrosa?

La gonorrea puede causar problemas graves si no se trata. Se puede propagar desde un área del tracto reproductivo a otras partes circundantes. Las chicas que han tenido una infección pélvica con gonorrea tienen más probabilidades de tener un embarazo en las trompas de Falopio (“embarazo ectópico”) o dolor pélvico. También existe el riesgo de que la gonorrea se propague al torrente sanguíneo y cause fiebre, escalofríos, ampollas en la piel o inflamación (artritis) de las articulaciones.

¿Cómo puedo prevenir la propagación de la gonorrea?

Si crees que tienes gonorrea, debes dejar de tener relaciones sexuales. Mientras tengas gonorrea, puedes transmitirla a otra persona. Debes esperar hasta que hayas terminado todo el tratamiento con antibióticos. Tu proveedor de salud te dirá cuándo es seguro volver a tener relaciones sexuales.

Hay diferentes maneras de informar a tu(s) pareja(s):

  • Puedes decirle(s) cara a cara, por teléfono o mediante un mensaje de texto.
  • Puedes usar una aplicación de notificación anónima, como: un correo electrónico de un sitio web confiable como Bedsider.org. Este sitio web enviará una tarjeta de correo electrónico confidencial a tu(s) pareja(s) de forma gratuita. Otro sitio web, inspot.org, enviará un mensaje de texto anónimo a tu(s) pareja(s).

También es importante que todas tus parejas sexuales sean tratadas. Averigua si su proveedor de salud les ha dicho que es seguro volver a tener relaciones sexuales (antes de que pienses en tener relaciones sexuales con ellos).

Asegúrate de usar un condón de látex (o poliuretano si eres alérgica al látex) cada vez que tengas sexo vaginal, anal y oral.

¿Cómo puedo evitar contraer gonorrea?

La mejor manera de evitar contraer gonorrea es no tener relaciones sexuales. Si decides tener relaciones sexuales, asegúrate de usar un condón cada vez que tengas sexo vaginal, anal u oral.