Sarna

This guide in English
scabies

La sarna, también conocida como sarnilla o escabiosis, es una infestación causada por un ácaro (un insecto diminuto) que se mete bajo la piel de una persona. Cuando el ácaro hembra se mete en la piel para poner sus huevos se produce un salpullido que causa picor.

¿Quién puede contraer sarna?

Cualquiera puede contraer sarna. Es un problema mundial que afecta tanto a los hombres como a las mujeres, de todas las edades y clases sociales. Es probable que haya millones de personas con sarna.

¿Cómo se transmite la sarna?

La sarna se transmite a través del contacto personal cercano con parientes, miembros del hogar y compañeros de relaciones sexuales. A veces se transmite por el uso de sábanas, ropa o toallas no lavadas de una persona infectada.

¿Cuáles son las señales y los síntomas de la sarna?

Las personas con sarna tendrán un sarpullido o bultos producidos por los ácaros al meterse bajo la piel. Los túneles que los ácaros hacen por lo general son difíciles de ver. Son surcos muy estrechos de 5 a 15 mm (0.2-0.6 pulgadas) de longitud. Puede aparecer salpullido o protuberancias en la piel que hay entre los dedos, en el lado interno de las muñecas, en el interior de los codos, en las axilas, en los omóplatos, en los pliegues que hay debajo de las nalgas y del abdomen, y alrededor de los órganos genitales. Las protuberancias pueden inflamarse, endurecerse o desarrollar costras.

Entre 2 a 6 semanas después de la exposición al ácaro de la sarna, los surcos se levantan y aparece un picor intenso, especialmente cuando la persona entra en calor en la cama o después de hacer ejercicio o darse una ducha o baño caliente. Aunque alguien no presente síntomas, la sarna aún se puede propagar. Los síntomas aparecen más rápido (a menudo horas después de la exposición, pero entre 1 a 4 días) en las personas que han tenido sarna anteriormente. Si te rascas, los surcos pueden infectarse.

¿Cómo se diagnostica la sarna?

Si piensas que tienes sarna, debes ver a tu prestador de servicios médicos. Puede diagnosticarte haciendo un examen físico del área infectada. En algunas ocasiones puede examinar una parte del sarpullido bajo un microscopio para buscar ácaros, materia fecal, huevos o partes de huevos de ácaro.

¿Cómo se trata la sarna?

El medicamento para tratar la sarna se llama “escabicida”, la cual es una crema o loción (como la crema de permetrina al 5%) que se aplica directamente sobre la piel afectada. Mata los ácaros y, por eso, se recomienda para la persona infestada y cualquier otra persona que haya estado en contacto cercano con ella. No intentes tratar la sarna con cremas o lociones de venta libre porque estos productos no funcionan. Solo puedes obtener medicamentos para la sarna con una receta de tu prestador de servicios médicos. Asegúrate de leer las instrucciones en la caja antes de aplicar la crema o loción.

Incluso después de que termines el tratamiento y el ácaro de la sarna esté muerto, podría tener picazón durante 2 semanas o más. Si sigues teniendo picazón o ves nuevos surcos, habla con tu prestador de servicios médicos sobre un posible retratamiento. Si te rascas mucho, puedes contraer una infección bacteriana que puede necesitar antibióticos orales o tópicos. Si contraes una infección, debes consultar a tu prestador de servicios médicos.

¿Cómo puedo evitar propagar la sarna?

Si tienes sarna, evita el contacto físico cercano con otras personas. Debes recibir tratamiento de inmediato para evitar contagiar a los demás. Para matar los ácaros y huevos, asegúrate de lavar tu ropa y tus sábanas en agua caliente, o límpialas a seco o plánchalas con una plancha bien caliente. También puedes dejar las cosas en una funda por 72 horas (3 días). Esto matará los insectos y sus huevos. Si averiguas que tienes sarna, tienes que decírselo a tu(s) compañero(s/as) de relaciones sexuales o a cualquier persona con la que hayas tenido contacto cercano o compartido sábanas, ropa o toallas. Estas personas deben recibir tratamiento al mismo tiempo que tú aunque no tengan picor o salpullido. Normalmente puedes volver a la escuela y/o trabajar los días después de recibir tratamiento, a menos que tengas sarna con “costras” y costras delgadas de piel infestadas de ácaros. En comparación con una infección de sarna con 10 a 15 ácaros, la sarna con costras puede tener hasta dos millones de ácaros y es altamente contagiosa. Habla con tu prestador de servicios médicos acerca de las mejores opciones de tratamiento para ti.

¿Cómo puedo evitar contagiarme de sarna?

Evita tener relaciones sexuales con personas infectadas. Serás menos propensa a contagiarte de sarna si tratas de no usar la ropa o las sábanas de otras personas (a menos que sean lavadas y secadas para ti). Tan pronto como pienses que tienes sarna, habla con tu prestador de servicios médicos y trátala de inmediato.