VIH/SIDA

This guide in English
HIV, AIDS

En el pasado VIH/SIDA fue considerado como una enfermedad mortal. Investigaciones médicas han ayudado a médicos a entender el VIH y mejorar tratamientos disponibles. Hoy en día VIH/SIDA puede ser tratado con medicamento, aunque infecciones crónicas todavía son un problema serio. Aproximadamente 1 de cada 4 personas jóvenes con VIH no saben que lo tienen.

¿Qué son VIH y SIDA?

VIH significa Virus de Inmunodeficiencia Humana. VIH es el virus que, cuando no se trata como debe, resulta en un diagnóstico de SIDA o síndrome de inmunodeficiencia adquirida. El virus ataca el sistema inmunitario, especialmente los glóbulos blancos llamados células T en inglés. Tu sistema inmunitario es lo que lucha contra infecciones para mantener tu cuerpo sano y las células T ayudan a mantener a una persona protegida de infecciones. SI tu sistema inmunitario se debilita, no puede proteger tu cuerpo puedes enfermarte fácilmente.

¿Quién puede contraer VIH/AIDS?

Cualquier persona que tenga sexo sin protección (sin condón) y/o comparta agujas o materiales de drogas inyectables con una persona infectada está en riesgo de contraer VIH. También, bebés pueden nacer con el virus si su madre está infectada. En el pasado, personas también se infectaron por transfusiones de sangre no analizadas, pero hoy sangre donada se analiza de manera más eficiente.

¿Todos los que tienen VIH contraen SIDA?

No todas las personas que tiene VIH contraen SIDA. Sin embargo, si el número de células T de una persona disminuye y la cantidad de virus en el torrente sanguíneo aumenta (carga viral), el sistema inmunitario puede debilitarse demasiado para combatir las infecciones y se considera que tienen SIDA. Entonces es posible enfermarse con enfermedades que generalmente no afectan otras personas. Una de estas enfermedades es Sarcoma de Kaposi (KP en inglés), un tipo raro de cáncer de piel. Otra es una tipa de neumonía llamada Neumonía por Pneumocystis (PCP en inglés). Estas enfermedades pueden ser tratadas y las células T y carga viral de una persona pueden volver a niveles más saludables con el medicamento correcto, aunque el diagnóstico de SIDA permanece con ellos incluso cuando están sanos.

¿Cómo se transmite VIH?

VIH se encuentra y se puede transmitir de una persona infectada a otra a través de la sangre, el semen, el fluido vaginal y la leche materna. Las personas pueden exponerse al VIH teniendo sexo anal, vaginal y/o en algunos casos oral sin usar un condón o usando un condón incorrectamente. Esto es especialmente posible cuando 1 persona en una pareja tiene una llaga o irritación abierta (como las que podemos contraer por infecciones de transmisión sexual como herpes o sífilis) o por pequeños desgarros en la vagina y el ano por relaciones sexuales vaginales o anales. Madres que tienen VIH pueden transmitir el virus a sus bebés, durante el nacimiento y también durante la lactancia. VIH también se transmite cuando se comparten agujas o materiales de drogas inyectables con una persona infectada.

VIH solo se puede transmitir a través de contacto íntimo con uno o más de los líquidos discutidos anteriormente.

VIH no se transmite al tocar, abrazar o dar la mano a una persona infectada. No se transmite al toser, estornudar, compartir vasos y platos, tocar baños o picaportes. Mascotas y insectos que pican, como mosquitos, no transmiten el virus. Donando sangre tampoco se transmite VIH. Esto se debe a que se utiliza una aguja nueva para cada donante, por lo que nunca entras en contacto con la sangre de otra persona.

¿Cuales son las síntomas de VIH/SIDA?

Algunas personas pueden contraer una enfermedad dentro de las 6 semanas posteriores al VIH. Este período temprano de la infección puede venir con algunos de los siguientes síntomas:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Glándulas inflamadas
  • Cansancio
  • Dolor en las articulaciones y los músculos
  • Dolor de garganta

Como estos síntomas son similares a gripe, VIH puede pasar desapercibido. Por lo tanto, es importante decirle a tu médico si no usas condones durante relaciones sexuales y/o si compartes agujas. ¡Esa es una buena razón para hacerte una prueba de VIH!

Cuando VIH progresa a SIDA, una persona puede presentar cualquiera de las siguientes síntomas:

  • Fiebre que dura más de un mes
  • Pérdida de peso
  • Cansancio extremo
  • Diarrea por más de un mes
  • Glándulas linfáticas inflamadas
  • Pensamiento poco claro
  • Sin sentido de equilibrio

¿Qué debo de hacer si pienso que tengo VIH o SIDA?

Si crees que estás infectado con VIH, o has estado expuesto a alguien de quien sospecha o sabe que es VIH positivo, o si tienes síntomas, hágase una prueba y haga una cita con tu médico/a de inmediato. Cuanto antes te hagas la prueba, antes podrás comenzar a tomar medicamentos para controlar el virus. Recibir tratamiento temprano puede retrasar el progreso de la HIV e incluso puede evitar que contraigas SIDA. Sabiendo si eres VIH positivo o no te ayudará a tomar decisiones sobre protegiéndote y los demás.

¿Cómo se diagnostica VIH?

VIH se diagnostica usando dos pruebas principales:

Prueba de Sangre (Inmunoensayo de cuarta generación) – Este tipo de análisis de sangre demora entre 1 y 2 semanas en obtener resultados. Se extrae sangre una vez del brazo y se envía al laboratorio para su análisis. Una prueba de cuarta generación puede detectar VIH apenas 2 semanas después de contraer la infección aunque si has tenido riesgo/exposición a VIH dentro de ese período de tiempo, se recomienda una nueva prueba en 2-3 meses para obtener una respuesta definitiva. Algunos médicos usan una versión anterior del análisis de sangre del VIH que tarda más en detectar VIH después de contraer la infección (un período de aproximadamente 6-8 semanas). Si has tenido un riesgo/exposición reciente, es importante hablar con tu médico/a o evaluador de la prueba sobre qué análisis de sangre para VIH ofrecen.

Pruebas rápidas (prueba de pinchazo en el dedo) – Esta prueba se puede en una oficina y los resultado volverán el mismo día. El evaluador de la prueba pinchará la punta de tu dedo y recogerá una gota de sangre, que el evaluador mezclará en una solución. Un panel de prueba se encuentra en la solución y da un resultado en 20 minutos. Una prueba rápida de VIH podrá detectar VIH aproximadamente 8 semanas de contraer la infección, aunque a veces puede tomar un poco más tiempo para ser detectable, entonces si has tenido un nuevo riesgo en las últimas 2-8 semanas, hable con tu médico sobre hacer una análisis de cuarta generación. Si una prueba rápida de VIH da positivo, tu evaluador o doctor te hará una prueba de cuarta generación de sangre para confirmar que eres VIH positivo.

Otra prueba que puede ser adecuada para tí es la prueba en el hogar. Algunas farmacias venden pruebas de VIH que se pueden realizar en casa. Toman una muestra de un dedo o una muestra de una boca. Si dan resultados positivos, tu médico te hará una prueba de sangre estándar para confirmarlo.

¿Qué significa un resultado de prueba “falso negativo”?

Si te pruebas demasiado temprano después de estar expuesto a VIH, es posible que puedas obtener un “falso negativo”. Esto se debe a que puede tomar entre 2 y 12 semanas después de contraer la infección para que la prueba de VIH sea positiva, dependiendo del tipo de prueba utilizada. Normalmente, se recomienda que repitas la prueba después de 3 meses para asegurarse de que sea negativo.

¿Qué pasa con amantes?

Si descubres que eres VIH positivo, puedes ayudar a prevenir la propagación de VIH diciéndoles a todas las personas con quienes hayas tenido relaciones sexuales o con quienes hayas compartido agujas (desde tu última prueba negativa de VIH). Al hacerlo, pueden hacerse la prueba y recibir tratamiento lo antes posible. Si crees que no puedes contarles a estas personas o si deseas ayuda para contarles, consulte a tu médico. Pueden informar a las personas de manera confidencial que han estado expuesto.

¿Cómo se trata VIH/SIDA?

Hasta ahora, no hay cura para la infección de VIH o SIDA. Es una enfermedad crónica y el virus permanece en tu cuerpo durante toda tu vida. El virus ha sido tratado con una combinación de diferentes medicamentos que, cuando se toman juntos a la misma hora todo los días sin perder las dosis, funcionan para mantener el virus bajo control para que el sistema inmunológico pueda mantenerse fuerte. Seguir el plan de tratamiento de tu médico es extremadamente importante. Tu médico también puede decirte que coma comidas saludables, haga ejercicio y reduzca el estrés en tu vida. Todos estos factores trabajan juntos para mantenerte saludable y sintiendo bien.

¿Cómo puedo protegerme de contraer VIH?

  • La mejor manera de evitar contraer VIH es no tener relaciones sexuales y no compartir agujas. Si decides tener relaciones sexuales, siempres debes practicar sexo seguro, usando un condón nuevo cada vez. Condones vienen en diferentes texturas, tamaños, colores e incluso sabores, entonces hay muchas opciones para probar.
  • Limita la cantidad de parejas sexuales que tienes.Si tu y tu pareja son sexualemente activos, pueden asegurarse de que ambos sean examinados y tratados para otras ETS (si es necesario).
  • Asegúrate de usar un condón correctamente cada vezque tengas relaciones sexuales vaginales, anales u orales. El uso de condones, condones femeninos, protectores de dedos y protectores dentales puede evitar el riesgo de contraer VIH y otras ETS. Asegúrate que el condón u otro producto que estés usando no haya caducado, perforado o dañado de otra manera – si es así, tírelo o use uno nuevo. Es una buena idea hablar con tu médico sobre pruebas/prevención, incluso si usas condones cada vez que tienes relaciones sexuales.
  • Use agujas estériles si planeas hacerte un tatuaje o una perforación en el cuerpo o si usas drogas intravenosas. Esto realmente reduce el riesgo de contraer VIH. No uses nada que atraviesa tu piel a menos que estés seguro de que se ha esterilizado completamente. En Massachusetts y algunos otros estados, personas que tienen 18 años o más y usan drogas inyectables pueden ir al intercambio local de agujas para obtener jeringas limpias y otros materiales para que no tengan que compartir o reutilizar sus equipos.
  • No compartas artículos personales como rastrillos (navajas) y cepillos de dientes.Estos artículos podrían tener sangre en ellos, lo que puede transmitir el virus (si la sangre proviene de alguien que resulta ser VIH positivo).
  • Las personas de alto riesgo que frecuentemente tienen sexo sin condón y/o usan drogas intravenosas pueden tomar una pastilla para ayudar a prevenir VIH. Esto se llama profilaxis previa a la exposición o PrEP en inglés. Si encajas en esta categoría, puedes hablar con tu médico sobre esta opción.
  • ¡Hacerte la prueba! Puedes asegurarte que tu y tu pareja se hagan la prueba de VIH antes de tener relaciones sexuales. Muchos consultorios de médicos, hospitales y clínicas ofrecen pruebas de VIH barato o gratis. Si tu prueba da positiva, es posible que te sientas asustada – hablar con tu médico o el evaluador de la prueba lo antes posible para aprender sobre el tratamiento es un buen lugar para comenzar. Tratamiento temprano mejora la salud de una persona y previene parte del daño al sistema inmunitario que puede causar VIH no tratado. También hay entornos seguros como grupos de apoyo para encontrar ayuda para hablar de tus sentimientos y obtener respuestas a tus preguntas.