Síndrome Premenstrual (SPM) y Trastorno Disfórico Premenstrual (TDPM)

This guide in English
painful cramps

SPM son las siglas de Síndrome Premenstrual; “pre” significa “antes” y “menstrual” se refiere a los ciclos menstruales o periodos. No todas las niñas tienen SPM. La mayoría de las niñas y mujeres con SPM tienen síntomas durante la semana antes de que su periodo llegue, y procederán a mejorar o desaparecer en 1 a 2 días después de que el periodo empiece. Los síntomas son usualmente tratados con cambios en el estilo de vida como ejercicios y terapia de relajación, y con medicamentos libres de venta. Si estos no son efectivos, medicamentos prescriptos por un profesional de la salud son usados usualmente.

TDPM son las siglas de Trastorno Disfórico Premenstrual. Este diagnostico es reservado para mujeres jóvenes y adultas que tienen: cinco síntomas comunes de SPM o más durante la semana antes de que el periodo menstrual llegue, por dos ciclos menstruales seguidos, y los síntomas no son causados por una condición medica como una enfermedad de la tiroides. Los síntomas como cambios de humor, irritabilidad, depresión, y fatiga son usualmente tan severos que las mujeres jóvenes y adultas no atienden la escuela o trabajo y evitan sus actividades sociales regulares.

¿Cómo puedo saber si tengo síntomas de SPM?

Los síntomas de SPM usualmente ocurren de 5 a 7 días antes de que el periodo menstrual de una niña o mujer llegue. Existen alrededor de 150 síntomas conocidos de SPM. Los síntomas más comunes incluyen: cambios de humor, dolor de pechos, hinchazón, acné, antojos de ciertas comidas, incremento de apetito y sed, y fatiga. Otros síntomas pueden incluir estreñimiento, diarrea, irritabilidad, y el sentirse triste o decaída. Si tú tienes algunos de estos síntomas y ocurren durante la semana antes de que tu periodo empiece y desaparecen cuando tu periodo llega o unos días después, tú puedes tener SPM. Si te sientes triste o decaída y estos sentimientos duran más que la semana antes de tu periodo, probablemente no son relacionados a SPM. En esta situación, es particularmente importante que le preguntes a tu profesional de la salud si deberías de hablar con un consejero/a o un terapista.

Ya que hay tantos síntomas posibles de SPM, es una buena idea de mantener un registro de cualquier síntoma que sientas. Recuerda anotar si los síntomas son leves, moderados, o severos. Usa un rastreador (tracker) de periodo y síntomas for 2 o 3 meses y después tráelo a tu siguiente cita médica. Un récord de tus síntomas puede ayudar a tu profesional de la salud a determinar las mejores opciones de tratamientos para ti.

Mi Rastreador de Periodo y Síntomas Menstruales

Mi Rastreador de Periodo y Síntomas Menstruales (My Monthly Period & Symptom Tracker en inglés) es una forma fácil de mantener todos tus síntomas organizados y registrados, y también es una manera de rastrear calambres, u otros síntomas de SPM (si los tienes) cada mes. Existen otras formas de rastrear tus periodos y síntomas, incluyendo aplicaciones disponibles para iPhone y Android teléfonos celulares – habla con tu profesional de la salud para determinar que método es mejor para ti.

  • Revisa la muestra del Rastreador de Periodo y Síntomas Menstruales
  • Imprime copias del Rastreador de Periodo y Síntomas Menstruales
  • Marca cada casilla apropiadamente para cada día de la semana. Si no tienes ningún flujo o ningún síntoma en cualquier dado día, deja la casilla en blanco.
  • Las fechas en la parte superior son las mismas que las fechas en cada mes. Cada mes tiene 30 o 31 días (excepto por Febrero que tiene 28 o 29 días dependiendo del año).
  • Recuerda traer el Rastreador de Periodo y Síntomas Menstruales contigo en cada cita médica.

Modelo del Periodo Mensual & Seguimiento de Sintomatología

Mi Ficha de Periodo Mensual & Seguimiento de Sintomatología

¿Qué causa el SPM?

Los científicos/as aún están tratando de identificar que causa SPM. Sabemos que durante la segunda mitad del ciclo menstrual, los niveles de progesterona (una hormona femenina) incrementan. Después, justo antes de que el nuevo periodo empiece, los niveles de progesterona y estrógeno (otra hormona femenina) disminuyen. Se cree que estos cambios en los niveles de hormonas resultan en los síntomas de SPM. Otros factores puedan tener un efecto en los síntomas de SPM; por ejemplo, tu puedes notar que tus síntomas mejoran si descansas lo suficiente y duermes bien y haces ejercicio regularmente. Aunque el SPM puede ser frustrante, existen ciertas cosas que pueden ayudarte a disminuir los síntomas.

¿Existe algún tipo de examen para diagnosticar SPM?

No existe ningún tipo especifico de examen para diagnosticar SPM. El diagnóstico es basado específicamente en tus síntomas. Tu profesional de la salud te preguntará muchas cosas relacionadas con tu periodo. Algunas preguntas serán acerca de tus síntomas, por cuanto tiempo duran, y si tus síntomas mejoran o desaparecen cuando tu periodo empieza. Tu profesional de la salud también te preguntará sobre los medicamentos que tomas incluyendo cualquier medicamento de venta libre, vitaminas, y suplementos de dieta. El o ella puede ordenar algún examen para descartar que tus síntomas no son causados por alguna otra condición como problemas con tu tiroides. También, tu profesional de la salud te puede preguntar si has sido tratada por desórdenes de animo o ansiedad, abuso de substancias, dolores de cabeza, fatiga crónica o cualquier otra condición medica que puede empeorar antes de que tu periodo empiece.

¿Qué puedo hacer para tratar mis síntomas de SPM?

Cambios en tu nutrición y tu estilo de vida son el primer paso para mejorar tus síntomas. Las siguientes sugerencias son recomendaciones saludables para cualquier persona y son especialmente útiles para mujeres jóvenes con SPM, de acuerdo con estudios.

Cambios en Nutrición:

  • Come granos enteros que son altos en fibra (como pan de granos enteros, pasta de trigo, y cereales con mucha fibra). Granos enteros te ayudan a mantener los niveles de azúcar en la sangre mas estables comparados con granos refinados como el pan blanco. Estos también ayudan a mantener los antojos bajo control y previenen cambios de humor asociados con SPM.
  • Reduce el consumo de azúcar y grasa. Aunque tu cuerpo pueda tener antojos de comidas dulces o comida rápida que tienen contenidos altos de grasa, trata de limitar estas comidas ya que ellas pueden incrementar tus síntomas de SPM como hinchazón.
  • Limita las comidas con alto contenido de sal por algunos días antes de que tu periodo llegue. Por ejemplo, evita: sopas enlatadas, comida China, hotdogs, chips, y pizza. Todas estas comidas tienen un alto contenido de sal. Reducir la sal que consumes puede ayudarte controlar hinchazón ya que reducirá la cantidad de fluidos que tu cuerpo mantiene.
  • Mantente hidratada. Toma suficiente agua para reducir hinchazón y ayudar con la digestión.
  • Reduce la cafeína. Reducir la cantidad de cafeína que comes y bebes (soda, café, y chocolates) puede ayudarte a sentirte menos tensa y puede ayudar a disminuir irritabilidad y el dolor de pechos.
  • Trata de comer seis pequeñas comidas por día en vez de comer tres comidas largas. Incluye un balance de comidas y nutrientes (proteínas, carbohidratos de granos enteros, vegetales/frutas, y grasas saludables como aceite de oliva o aguacates) en cada comida. Esto te ayudará a mantener tus niveles de azúcar en la sangre nivelados, lo que te dará mucha energía.
  • ¡No te olvides del calcio! Varios estudios han demostrado que tener 1300 mg de calcio por día puede ayudar con algunos síntomas de SPM como cambios de humor, dolores de cabeza, e irritabilidad. Esto significa que deberías de comer o beber de tres a cuatro porciones de comidas con alto contenido en calcio (como leche, jugo de naranja con calcio fortificado, o leche de soya) cada día o deberías de tomar suplementos de calcio.

Cambios en el Estilo de Vida:

  • Haz ejercicio. Haz ejercicio aeróbico (como correr, bailar, o saltar la cuerda) por 30 a 60 minutos por día, cuatro a seis veces a la semana.
  • Duerme suficiente. Si eres una adolescente, necesitas dormir por nueve horas cada noche.
  • Mantén un horario regular. Esto incluye comidas, ejercicios, y la hora de acostarse.
  • Mantén el estrés a un mínimo. Si es posible, trata de programar eventos que puedan ser muy estresantes en la semana después de tu periodo.
  • Evita el alcohol. Beber alcohol antes de tu periodo puede hacerte sentir más deprimida.

¿Hay medicamentos que pueden ayudar?

Si tus síntomas no mejoran con un poco de cambios en tu nutrición y estilo de vida, habla con tu profesional de la salud. Él o ella puede prescribir medicamentos que te pueden ayudar a aliviar tus síntomas. Hay varios medicamentos que son usados para tratar síntomas de SPM. El medicamento más comúnmente prescrito son los contraceptivos orales (las píldoras anticonceptivas), que evitan ovulación y mantienen los niveles de hormonas estables. La mayoría de las píldoras (particularmente las que son bajas en progestina o contienen drospirenone) pueden mejorar síntomas. Algunas veces, los síntomas se pueden mejorar más si la píldora es tomada continuamente (una píldora activa cada día, y no píldoras de placebo). Otros medicamentos que pueden ayudar son ibuprofeno o naproxeno sódico. Estos pueden aliviar incomodidades en la parte baja de la espalda y dolores de cabeza. Los diuréticos suaves como Spitonolactone pueden disminuir la hinchazón y los cambios de humor. Si la depresión es un problema que te concierne mucho, tu profesional de la salud puede prescribirte antidepresivos como Prozac (Fluoxetine) o Zoloft (Sertralina) para los siete días antes de tu periodo o para que lo tomes diariamente.

¿Hay vitaminas o minerales que puedan mejorar mis síntomas?

Aunque se necesitan hacer más investigaciones y estudios, hay ciertas vitaminas y minerales que pueden ayudar a mejorar los síntomas de SPM. Muchos estudios demuestran que el calcio puede reducir significantemente muchos síntomas asociados con SPM. Asegúrate de que estas recibiendo la recomendada dosis de 1300 mg al día de comidas con alto contenido de calcio, ya sea por comidas y bebidas o suplementos. Otros suplementos que pueden ayudar con los síntomas de SPM son magnesio (400 mg al día), vitamina B6 (100 mg al día), y vitamina E (400 mg al día), pero aún se necesitan más estudios. Habla con tu profesional de la salud sobre si debieras de probar estos suplementos y cuanto deberías de tomar. Consumir altas dosis de suplementos puede tener efectos secundarios desagradable o peligrosos para tu salud. Por ejemplo, altas cantidades de magnesio puede causar diarrea en algunas personas.

Alguna veces otras condiciones medicales pueden imitar síntomas de SPM, así que es importante mantener a tu profesional de la salud informado/a de cualquier problema de salud que tengas. Si tus síntomas de SPM son muy severos que te sientes muy deprimida, habla con un padre, guardián, o un adulto de confianza, y haz una cita con tu profesional de la salud inmediatamente.