Capuchón Cervical

This guide in English Este guia em Português
cervical cap

La cápsula cervical

La cápsula cervical es una goma suave de forma redondeada con un anillo redondo firme. El anillo sujeta firmemente la base del cuello. La cápsula forma una barrera física para detener el esperma y que éste no alcance el cuello del útero, y así evitar el embarazo. El gel espermicida se usa siempre con la cápsula cervical para matar o paralizar el esperma.

De 100 mujeres *nulíparas usando la cápsula cervical
Uso tipico: 14 de ellas se embarazan icon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant woman
Uso perfecto: 9 de ellas se embarazan icon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant womanicon representing less than one pregnant woman

*Nulípara es un término médico que hace referencia a una mujer que nunca ha tenido hijos.

De 100 mujeres (que han tenido hijos) y que utilizan el capuchón cervical
Uso típico: 29 mujeres quedan embarazadas pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1
Uso perfecto: 26 mujeres quedan embarazadas pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1pregnant_1

Las mujeres que utilizan un método de barrera, como un diafragma, un capuchón cervical o una esponja, deben ser conscientes de que el riesgo de contraer el síndrome del shock tóxico (TSS) es muy bajo. Además, las mujeres alérgicas al nonoxinol-9 no deben utilizar ningún método vaginal de barrera que contenga espermicida o que funcione con espermicida.

¿Qué es el capuchón cervical y cómo funciona?

El capuchón cervical es una copa suave hecha de silicona con una forma redondeada y un borde firme. El borde se ajusta firmemente a la base del cuello del útero. La copa forma una barrera física que impide que el esperma llegue al útero pero que no lo detiene perfectamente. Siempre debe utilizarse el espermicida con el capuchón cervical para matar el esperma o evitar que se mueva. Cuando se utiliza correctamente, el capuchón cervical y el espermicida funcionan para prevenir un embarazo. El FemCap es la única marca de capuchones cervicales que está disponible actualmente en Europa, Canadá y los Estados Unidos.

¿Por qué algunas mujeres eligen el capuchón cervical como su método anticonceptivo?

Algunas mujeres eligen utilizar el capuchón cervical para prevenir embarazos porque no contiene medicina hormonal, por esta razón, puede ser una buena opción para las mujeres que padecen enfermedades crónicas o no pueden tomar hormonas como el estrógeno o la progesterona. El capuchón cervical tiene un precio razonable y una efectividad inmediata cuando se lo coloca sobre el cuello del útero, sin embargo, se necesita práctica y mucho cuidado para usarlo de manera adecuada para que sea efectivo. Este método anticonceptivo solo es efectivo cuando se lo utiliza con un espermicida.

¿El capuchón cervical protege contra las ETS?

No. Por eso es importante utilizar condones para protegerse de las ETS y del HIV.

¿Dónde puedo obtener el capuchón cervical?

El capuchón cervical viene en tres tamaños diferentes: pequeño, mediano y grande. Por este motivo, es mejor que un médico determine el tamaño correcto para ti. Un ajuste adecuado es más eficaz para asegurarse de que el capuchón no se mueva y no permita que el esperma pase por el cuello del útero. Se necesita una receta médica (que especifique el tamaño) para comprar el capuchón cervical, el cual puede costar desde $0 a $275 en cualquier lugar. El espermicida se puede comprar en farmacias o tiendas sin receta (es de venta libre). Cuesta entre $0.60-$3 por dosis y alrededor de $8-$15 por paquete.

¿Cómo utilizo el capuchón cervical?

Debes colocarte el capuchón cervical al menos 15 minutos antes de tener relaciones sexuales o no más de 6 horas antes de la actividad sexual. NUNCA debes utilizar el capuchón cervical cuando estás en tu período menstrual.

  1. Lo primero que debes hacer es vaciar tu vejiga (hacer pis) y lavarte las manos. Utiliza tus dos primeros dedos para encontrar el cuello del útero. Se siente como la punta de tu nariz. Para encontrar el cuello del útero, tal vez tengas que agacharte, acostarte o pararte con una pierna sobre un banco o el inodoro.
  2. Coloca una muy pequeña cantidad de espermicida (alrededor de 1/4 de una cucharadita) en el borde del capuchón y espárcelo por el borde exterior, excepto donde tu dedo índice y tu pulgar están sosteniendo el capuchón. Luego, da vuelta el capuchón y coloca alrededor de 1/2 cucharadita de espermicida en la ranura entre el borde y la cúpula que quedará mirando en dirección a tu vagina.
  3. Aprieta el capuchón para aplanarlo e insertarlo en tu vagina con el cuenco hacia arriba y el borde largo debe entrar primero. Empújalo hacia abajo y hacia atrás tanto como puedas. Mientras estás agachada, presiona la cúpula del capuchón hacia arriba. Continúa ejerciendo presión por al menos diez segundos. Asegúrate de introducir el capuchón por completo y que cubra todo el cuello del útero. Si está bien colocado, no lo sentirás mientras realizas tus actividades diarias.

Una vez que el capuchón está colocado, la probabilidad de quedarte embarazada disminuye hasta por 48 horas, sin importar la cantidad de veces que tengas relaciones sexuales. Antes de tener relaciones sexuales de nuevo dentro de las próximas 48 horas, controla la posición del capuchón e introduce espermicida en tu vagina sin remover el capuchón.

¿Cómo remuevo el capuchón?

Conserva el capuchón puesto por al menos 6 horas después de haber tenido relaciones sexuales. No debes tenerlo puesto por más de 48 horas. Lávate las manos antes de remover el capuchón. Puedes agacharte para que te sea más fácil removerlo. Presiona con la punta de un dedo sobre la cúpula del capuchón para hundirlo. Esto romperá la succión. Luego, engancha la cinta con el dedo y tira del capuchón suavemente hacia afuera. Utiliza un jabón suave y agua tibia para lavar el capuchón por dentro y por fuera. Seca por completo o deja secar al aire libre el capuchón y colócalo de nuevo en su envase. Guarda el capuchón en un lugar a temperatura ambiente, ni muy caliente, ni muy frío.

¿Qué pasa si necesito más lubricación?

Si necesitas más lubricación, puedes usar un lubricante femenino (como KY Gel, K-Y Jelly en inglés). No utilices productos a base de aceite (como el aceite para bebés, aceite bronceador o vegetal) debido a que pueden dañar el material del capuchón y disminuir su efectividad.

¿Cuán efectivo es el capuchón cervical para prevenir un embarazo?

Si las mujeres utilizan el capuchón cervical cada vez que tienen relaciones sexuales y siguen las instrucciones todas las veces, es efectivo hasta un 91 %. Esto significa que de 100 mujeres que utilizan el capuchón todo el tiempo y lo usan siempre correctamente, 9 o más mujeres quedan embarazadas en un año.

Aunque es obvio que el capuchón es más efectivo para prevenir embarazos cuando se lo usa todo el tiempo y siempre que se lo use correctamente, el uso perfecto casi nunca ocurre. Si se utiliza el capuchón cervical pero no de manera perfecta, solo es efectivo entre un 71 y un 86 %. Esto significa que de 100 mujeres que usan el capuchón cervical, entre 14 y 29 mujeres quedan embarazadas en un año.

¿Puedo hacerme una ducha vaginal?

No deberías hacerte duchas vaginales (lavado del interior de tu vagina) después de tener relaciones sexuales (o en ningún otro momento), porque esto puede irritar el interior de tu vagina y causarte infecciones pélvicas. (Si decides hacerte una ducha vaginal a pesar de esto, debes esperar al menos 6 horas después de tener relaciones sexuales para que el espermicida no se lave).

¿Existen algunos problemas con el uso del capuchón cervical?

En ocasiones, el capuchón cervical puede moverse de su lugar durante la relación sexual. A veces, las mujeres informan que tienen irritación dentro de la vagina debido al uso del capuchón cervical. También, algunas mujeres pueden ser alérgicas al material del capuchón o al espermicida que se utiliza con él.

¿Debo reemplazar mi capuchón cervical?

Sí. Debes obtener un capuchón cervical nuevo una vez al año aproximadamente. Además, luego de tener hijos o si sientes que el capuchón no se ajusta bien, es probable que necesites obtener uno nuevo. Visita a tu médico y consúltale sobre esto.

¿Todas las mujeres pueden utilizar el capuchón cervical?

Muchas mujeres pueden utilizar el capuchón cervical, pero algunas no. No puedes utilizar el capuchón si has tenido resultados anormales en la prueba de Papanicolaou, cáncer uterino o de cuello de útero diagnosticado o sospechado, o si no hay un tamaño del capuchón que se ajuste bien a tu cuerpo. Tampoco puedes utilizar el capuchón cervical si tienes, o si es posible que tengas, infecciones vaginales o del cuello del útero. Además, tampoco deberías utilizar el capuchón cervical si eres alérgica a la silicona.

¿Debo utilizar otro método anticonceptivo además del capuchón cervical?

Debes utilizar un método anticonceptivo de respaldo hasta que te sientas cómoda al insertar el capuchón cervical de manera correcta (puede tomarte desde una semana a un mes). Siempre debes usar el espermicida que está indicado para utilizarse con el capuchón cervical. También es una buena idea utilizar un condón masculino además del capuchón cervical. Esto aumentará la efectividad y disminuirá la posibilidad de contraer una ETS. Consulta con tu médico sobre cómo utilizar el método de anticoncepción de emergencia en el caso de que el capuchón se mueva fuera de lugar.