Tu Primer Exámen Pélvico

This guide in English Este guia em Português

Smiling doctor talking to her patient in an office at the hospitalTal vez tú estés preocupada por tu primer examen pélvico. Es muy normal estar ansiosa acerca de algo cuando no sabes que esperar. También es normal sentirse avergonzada. Esperamos que después de leer esta información, te confirmemos que es algo simple, no es doloroso y toma solamente alrededor de 3-5 minutos. Además, es normal sentirse avergonzada o difícil acerca de tu primer examen, sin embargo, si ya sabes qué esperar, te ayudará a relajarte. Tu proveedor de salud  entiende cómo te sientes y será sensible y gentil, y contestará cualquier pregunta que tienes.

¿Qué es un examen pélvico o ginecológico?

El examen pélvico es una forma en que tu proveedor de salud  examina tus órganos femeninos y revisa que no existan problemas ginecológicos.

¿Cuándo debo tener mi primer examen pélvico?

Muchos proveedores de salud dicen que deberías tener tu primer examen pélvico cuando tienes síntomas como desecho vaginal o dolores, o cuando cumplas los 21, cualquiera que llega primero. Hay otras razones importantes que usted puede necesitar un examen pélvico. Estas razones pueden incluir:

  • Dolor inexplicable en tu vientre bajo o alrededor del área pélvica, donde está tu vagina;
  • Desecho vaginal o humedad en tu ropa interior que causa comezón, ardor o mal olor, especialmente si has tenido relaciones sexuales;
  • No haber iniciado menstruaciones por 15 años de edad, o por 3 años después de que comenzaron a desarrollarte los senos
  • Sangrado vaginal que dura más de 10 días;
  • Si tu periodo menstrual se ha ausentado, especialmente si estás sexualmente activa
  • Cólicos menstruales tan intensos que provocan que faltes a la escuela

Recuerda: no importa cuantos años tienes o si eres sexualmente activa, si tienes estos síntomas, debes pedir una cita con tu proveedor du salud o ginecólogo.

¿Necesitaré un examen pélvico si soy virgen?

Aún y cuando seas virgen (nunca has tenido el coito), puedes necesitar un examen pélvico si estás teniendo cualquiera de estos problemas. Tener un examen pélvico no cambia nada, así como utilizar los tampones no cambia tu himen (la piel que cubre parcialmente la entrada de la vagina).

¿Qué debo hacer antes del exámen?

  • Cuando hagas tu cita, asegúrese de hacerle saber a la secretaria o enfermero/a sepan que este es su primer examen pélvico. La enfermera puede contestar tus preguntas y ayudar explicarte qué debes esperar para que no estés preocupada.
  • NO tengas relaciones sexuales, utilices cremas vaginales irrigación vaginal 24 horas antes del examen.

¿Qué clase de preguntas me hará mi proveedor de salud?

Tu doctor te hará preguntas acerca de:

  • Tu salud en general, alergias y medicamentos que estás tomando
  • Tu período menstrual, por ejemplo, cuántos años tenías cuando tuviste tu primera menstruación, cuánto duró, que tan seguido lo tienes, cuánto sangras, el primer día en que inició tu último período, si tienes cólicos; y a qué edad comenzaron a desarrollarte los senos.
  • Si tienes comezón en la vagina o un desecho inusual u olor en tu vagina.

Alistándose

  • Si te hace sentirte más cómoda, tu mamá, hermana o amiga pueden quedarse contigo. La enfermera lo hará también.
  • Después de que has terminado de dar la información de tu historia médica, has sido pesada y tu presión arterial ha sido tomada, pediran que te pongas una bata.
  • Necesitarás quitarte tu ropa, incluyendo la ropa interior (pantaleta) y el sostén. A menudo se realiza un examen de los senos como parte de este examen.

¿Qué sucede durante el examen?

  • Tu doctor te explicará los pasos del exámen y te pedirá que te
  • Tu proveedor de salud te explicará los pasos del examen y te pedirá que te recuestas en la mesa de examen. Se te pondrá encima del estómago y piernas una sábana.
  • Después, se le pide quebaje hasta el final de la mesa y colocas los pies en los estribos (estos son instrumentos para sostener tus pies).
  • Con tus rodillas dobladas, se te pedirá que dejes caer tus rodillas hacia los lados permitiendo que tus piernas se separen.

Esta es usualmente la parte donde la mayoría de las adolescentes y mujeres adultas se sienten avergonzadas. Tu proveedor de salud  deberías hacerte sentir seguro y cómoda. Es importante decirle a tu proveedor de salud cuando estás asustada, nerviosa, o incómoda.

Hay 3 partes para este examen: Algunas veces no todas las partes del examen pélvico son necesarias. Pregúntale a tu doctor qué parte(s) se te hará durante la examinación

female-repro-system-spanishEl Examen Externo

  • Tu proveedor de salud va a mirar primero la parte exterior de tu vagina (el clítoris, los labios, la abertura vaginal y el recto)

El Examen con el Espejo Vaginal

  • El espejo vaginal es un instrumento hecho de metal o plástico. Tu proveedor de salud lo colocará dentro de tu vagina. Después de que ha sido insertado, será gentilmente abierto para que tu doctor pueda ver tu vagina y tu cérvix (la entrada hacia tu útero). Si lo deseas, puedes preguntar a tu  proveedor de salud por un espejo para que puedas ver cómo se ve tu cérvix.
  • Después de revisar tu vagina y tu cérvix, tu doctor tomará un palito delgado de plástico y un pequeño cepillo especial o “escoba” pequeñita y gentilmente cepillará algunas de las células de tu cérvix. Esto se llama Prueba de Papanicolau, que detecta cambios tempranos o iniciales del cérvix antes de que se conviertan en cáncer. La mayoría de las niñas tiene pruebas de Pap normales. Normalmente, una mujer tendrá su primera Prueba de Papanicolau a los 21 años de edad. Es posible que necesita mas temprano si tiene síntomas específicos.
  • Si estás teniendo desecho vaginal, tu proveedor de salud tomará otra muestra para checar por hongos y por otras causas de desecho.
  • Si estás teniendo relaciones sexuales, es posible tu proveedor de salud tomará otra muestre del cérvix para revisar por enfermedades de transmisión sexual. Cuando todas estas muestras han sido tomadas, tu doctor cerrará el espejo vaginal y lo retirará gentilmente.

El Examen Bimanual

  • La última parte del exámen pélvico es hecha para checar tus órganos femeninos (tus tubos, ovarios y útero). Tu proveedor de salud se pondrá un guante y insertará uno o dos dedos en tu vagina. Con la otra mano, tu doctor aplicará gentilmente presión en la parte baja de tu abdomen. Puedes sentir una ligera incomodidad cuando él o ella presiona en ciertos lugares, pero no debe de doler. Si tienes dolor, es importante que se lo digas a tu proveedor de salud.
  • Algunas veces tu proveedor realizará un examen rectal. Esto significa que insertará un dedo en tu ano (la apertura por donde los movimientos intestinales salen del cuerpo). Usualmente esto es realizado al final del examen bimanual. Al igual que otras partes del examen, si te relajas y tomas despacito varios respiraciones profundas, esto no debería ser incómodo.

¿Qué sucede cuando ya ha terminado el examen?

Cuando haya terminado el examen, tu doctor te dirá lo que encontró, si tu examen es normal, si usted necesitas medicamentos, como conseguir los resultados de los Papanicolau y otras pruebas, y cuando hacer tu próxima cita.

Por tener un examen pélvico y una de Papanicolau y chequearse con su doctor cuando tiene dolor u otros sentimos, está tomando cuidado con su salud reproductiva.