SOPQ: Insulina y Metformina

This guide in English Ce guide en Français
PCOS icons

Las mujeres jóvenes con SOPQ a menudo tienen niveles de insulina elevados y tienen más probabilidades de desarrollar diabetes. La metformina es un medicamento que a menudo se prescribe para mujeres con SOPQ para ayudar a prevenir o a tratar la diabetes. Un estilo de vida que incluya una nutrición saludable y ejercicio diario es una parte importante de un plan de tratamiento del SOPQ.

¿Qué es la insulina?

La insulina es una hormona producida por un órgano del cuerpo llamado páncreas. Los alimentos que comes se convierten en azúcar simple (glucosa) durante el proceso de la digestión. La glucosa se absorbe en la sangre después de comer. La insulina ayuda a que la glucosa ingrese a las células del cuerpo para ser utilizada como energía. Si no hay suficiente insulina en el cuerpo, o si el cuerpo no puede usar la insulina, los niveles de azúcar en la sangre aumentan.

¿Qué es la resistencia a la insulina?

Si tu cuerpo es resistente a la insulina, significa que necesitas altos niveles de insulina para mantener tu nivel de azúcar en la sangre normal. Ciertas afecciones médicas, como el sobrepeso o el SOPQ, pueden causar resistencia a la insulina. La resistencia a la insulina tiende a ser hereditaria.

¿Qué efectos puede tener la resistencia a la insulina?

Los altos niveles de insulina pueden causar engrosamiento y oscurecimiento de la piel (acantosis pigmentaria) en la parte posterior del cuello, en la axila (debajo de los brazos) y en el área de la ingle. En mujeres jóvenes con SOPQ, los niveles altos de insulina pueden causar que los ovarios produzcan más andrógenos, que son hormonas sexuales masculinas, como – por ejemplo – la testosterona. Esto puede aumentar el vello corporal, el acné y provocar períodos menstruales irregulares. Tener resistencia a la insulina puede aumentar tu riesgo de desarrollar diabetes.

¿Cómo puedo bajar mis niveles de insulina?

Puedes reducir tus niveles de insulina de forma natural comiendo menos almidones y azúcares, y más alimentos ricos en fibra y bajos en carbohidratos refinados. Por otro lado, los alimentos con bajo índice glucémico no elevan tus niveles de azúcar en sangre o tus niveles de insulina tanto como los alimentos con alto contenido de azúcar o de carbohidratos refinados. La actividad física también ayuda, ya que el ejercicio disminuye la resistencia a la insulina. Se recomienda un plan de 60 minutos de ejercicio diario, pero cualquier cantidad de ejercicio que hagas ayudará a manejar mejor tu SOPQ.

¿Qué otra cosa puede bajar mi nivel de insulina?

La metformina (también conocida como Glucophage®) ayuda a regular la cantidad de glucosa (azúcar) en la sangre. Este fármaco hace que tu cuerpo sea más sensible a la insulina y disminuye la cantidad de glucosa que libera tu hígado. Las mujeres jóvenes con insulina alta que toman metformina tienen menos probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que aquellas que no toman un medicamento para reducir la insulina. Las pruebas de investigación han demostrado que las mujeres jóvenes con SOPQ que tienen sobrepeso y que fueron tratadas con metformina y que llevan un estilo de vida saludable (nutrición saludable y ejercicio regular) pudieron perder peso y bajar el azúcar en sangre en ayunas. Tomar metformina y mantener un peso saludable también mejora los niveles de colesterol. La metformina no está aprobada por la Administración de Alimentos y Fármacos (conocida en   inglés como la FDA o Food and Drug Administration) para el tratamiento del SOPQ, pero se prescribe para este desequilibrio, especialmente cuando existe una alteración de la intolerancia a la glucosa.

¿Cómo debo tomar la metformina?

La metformina viene en forma de píldoras o en forma líquida. Por lo general, se toma 2 o 3 veces al día con las comidas (generalmente desayuno y cena). Tu proveedor de servicios de salud te dirá que comiences con una dosis muy baja y que aumentes lentamente la cantidad de este medicamento a lo largo de unos pocos meses. Tu proveedor puede recetarte metformina de acción prolongada (liberación prolongada XR), la cual se toma una vez por día. Es importante que tomes este medicamento exactamente como lo indique tu proveedor de servicios de salud. No partas, mastiques ni tritures las pastillas. Asegúrate de tragar la(s) píldora(s) entera(s).

¿Cómo almaceno la metformina?

Mantén tu metformina bien cerrada, en su envase original. No quites la etiqueta del frasco. Almacénalo a temperatura ambiente, lejos de las temperaturas altas y de cualquier lugar que sea húmedo. No almacenes metformina en el baño. Asegúrate de mantener tu medicamento fuera del alcance de los niños pequeños.

¿Hay alguna razón para no tomar metformina?

Las personas con problemas renales o hepáticos no deben tomar metformina. Tu proveedor de servicios de salud te hará un examen de laboratorio para asegurarse de que no tengas problemas de sangre, riñones o hígado antes de comenzar el tratamiento con metformina, y luego te lo hará repetir generalmente una vez al año después del chequeo inicial. Si te enfermas y vomitas o tienes diarrea, llama a tu proveedor de servicios de salud y suspende tu metformina hasta que te sientas completamente bien. Es muy importante que evites la deshidratación (esto es, que la cantidad de agua en tu organismo no sea suficiente) mientras tomas metformina y tampoco debes beber alcohol en exceso mientras tomas esta medicación. Además, si vas a someterte a una cirugía o a algún procedimiento médico o dental que no te permita comer o beber nada, habla con tu proveedor de servicios de salud sobre la suspensión de la metformina durante 48 horas antes de la práctica. Si tienes programada una radiografía que incluye un “material de contraste” (un tinte que ayuda al radiólogo a ver mejor las imágenes), debes hablar con tu proveedor acerca de suspender tu metformina hasta 48 horas antes y después de la prueba. Deshidratarse, tener problemas renales o una infección grave puede causar una dolencia rara llamada “acidosis láctica”, por lo que es importante hablar con tu proveedor de servicios de salud sobre cualquiera de estos problemas.

¿Tiene la metformina algún efecto secundario?

En general, para las personas jóvenes y sanas, la metformina no tiene muchos efectos secundarios. Alrededor de un tercio de las personas que toman metformina tienen malestares digestivos, como náuseas, diarrea, gases y pérdida de apetito. Algunas personas se quejan de sentir un sabor metálico. Si los efectos secundarios son un problema para ti, es importante que hables con tu proveedor de servicios de salud. Es posible que puedas reducir tu dosis por algunos días y luego volver a aumentarla lentamente hasta volver a alcanzar tu dosis regular.

¿Qué sucede si olvido una dosis de mi metformina?

Cuando empieces a tomar metformina, es una buena idea preguntarle a tu proveedor de servicios de salud qué hacer si omites una dosis. Anota la respuesta que te den, de modo que tengas un plan a seguir si te sucede. En general, es probable que te digan que NO tomes las píldoras que olvidaste, especialmente si la hora de tu próxima dosis está cerca. Nunca dupliques las píldoras para compensar la dosis olvidada.

¿Puedo quedar embarazada mientras tomo metformina?

Sí. Si estás sexualmente activa y no estás tomando píldoras anticonceptivas orales ni estás utilizando otro método anticonceptivo, es posible que tengas ciclos menstruales y ovules (es decir, que liberes un óvulo). Si tu óvulo es fertilizado (es decir, si el esperma de un hombre se une con el óvulo de una mujer), podrías quedar embarazada. Las mujeres con SOPQ tienen más probabilidades de quedar embarazadas mientras toman metformina. Debes hablar con tu proveedor de servicios de salud sobre un método anticonceptivo que sea adecuado para ti.

Cosas importantes para recordar al tomar metformina:

  • Si te recetaron metformina para el SOPQ, asegúrate de informar a tu proveedor de servicios de salud y a tu farmacéutico acerca de todos los medicamentos recetados y/o de venta libre que estés tomando.
  • Si te vas a someter a una cirugía, incluida una cirugía dental, hazle saber a tu proveedor o dentista que estás tomando metformina para el SOPQ. Pregunta con cuánta anticipación (es decir, cuánto tiempo antes de la práctica) debes dejar de tomar esta medicación.
  • La metformina puede disminuir la capacidad de tu cuerpo para absorber ciertas vitaminas (B12 y ácido fólico), por lo que es una buena idea tomar un multivitamínico (con vitaminas del grupo B).
  • El alcohol puede ser peligroso mientras tomas metformina. Es más probable que te deshidrates o desarrolles problemas hepáticos. Si habitualmente tomas entre 3 y 4 tragos a la vez, la metformina no es una buena opción de tratamiento para tu SOPQ. Pregúntale a tu proveedor de atención médica sobre otras opciones de tratamiento o disminuye tu consumo de alcohol.
  • Si estás sexualmente activa, asegúrate de hablar con tu proveedor acerca de tomar la píldora anticonceptiva oral o de usar otro método anticonceptivo confiable.
  • Consulta a un especialista en nutrición sobre la planificación de comidas y refrigerios que sean compatibles con el SOPQ.
  • Trata de hacer actividad física unos 60 minutos todos los días.
  • Asiste a todas tus citas médicas y asegúrate de realizar cualquier prueba de laboratorio que tu proveedor te pueda ordenar.
Habla con tu proveedor de servicios de salud sobre las ventajas y desventajas de tomar metformina. Elegir alimentos que tengan un índice glucémico bajo (más bajo en azúcar y más alto en fibra y proteínas) y hacer ejercicio al menos 60 minutos todos los días también te ayudará a controlar tu SOPQ