Violencia en el Noviazgo: ¿Cómo Buscar Ayuda?

This guide in English

La violencia en el noviazgo es frecuente entre los adolescentes y adultos jóvenes, por eso es probable que tú o alguien que conoces pueda ser afectado por ello. Saber qué es la violencia en el noviazgo  y cómo reconocer los signos de una relación dañina puede ser el primer paso para buscar ayuda. Ya sea que busques ayuda para ti o para un amigo, quieras aprender más sobre la violencia en el noviazgo, o pienses que actúas de manera abusiva en tu relación, existen muchos recursos a tu disposición.

Nuestro objetivo es mantenerte seguro/a. Asegúrate de estar en un lugar seguro antes de acceder cualquier recurso. Si crees que estás en peligro o necesitas ayuda inmediata, llama a la policía.

Creo que estoy en una relación dañina o no saludable. ¿Qué hago?

Recuerda que el abuso nunca es tu culpa. Cuando estés listo para recibir ayuda, habrá muchas opciones a tu disposición. Es genial si tienes un amigo o un familiar con quien hablar porque tener un sistema de apoyo es importante. Sin embargo, aunque te aman y se preocupan por ti, es posible que no sepan qué hacer si estás en una relación no saludable o dañina. También alentamos a que hables con otros adultos de confianza (maestros, entrenadores, consejeros y prestadores de servicios médicos) ya que a menudo están capacitados para ayudarte a manejar la violencia en el noviazgo. Sin embargo, estas personas pueden no estar siempre disponibles (por ejemplo, durante las noches, fines de semana o vacaciones), puede ser difícil encontrar transporte, o puedes sentirte más cómoda hablando de manera confidencial con alguien que no conoces.

Por eso queremos darte la opción de hablar con “compañeros de apoyo” capacitados, es decir, personas de tu edad que tienen conocimiento sobre la violencia en el noviazgo, que están disponibles 24 horas al día, 7 días a la semana para escucharte, contestar tus preguntas, e informarte de recursos en tu zona. Todas las conversaciones son confidenciales.

Para comenzar:

Llama:

  • Línea nacional contra la violencia doméstica: 1−800−799−7233​​
  • Personas LGBTQ también pueden llamar:
    • Trans lifeline: 1-877-565-8860
    • The Network/La Red: 617-742-4911 (voz) | 800-832-1901 (Número gratuito)

Sitios web

Quiero pedir ayuda. ¿Qué digo?

Entendemos que puede ser difícil, y a veces incluso incómodo, hablar sobre tu relación con alguien que no conoces.

Para iniciar la conversación, sugerimos que hagas estas preguntas:

  • Creo que podría estar en una relación no saludable o dañina. ¿Cómo sé?
  • Mi pareja [ejemplo de tipo de conducta]. ¿Eso está bien?
  • Tengo miedo de mi pareja. ¿Cómo me protejo?
  • ¿Cómo salgo de una relación dañina?

¿Y si no es seguro para mí pedir ayuda?

Dependiendo de tu situación, sería más seguro usar algunos recursos en lugar de otros. Haz lo que consideres apropiado.

Te damos algunos consejos para contactar con servicios de apoyo:

  • Tras usar el recurso, borra los mensajes de texto, el historial de llamadas, y el historial de navegación web.
  • Pide usar el teléfono, la computadora, o la tableta de alguien de tu confianza para acceder a los recursos.
  • Cómprate un teléfono “secreto” y guárdalo en un sitio seguro donde puedas accederlo por si necesitas ayuda.
  • Usa teléfonos en la comunidad para llamar a una línea directa. Los teléfonos suelen estar disponibles en centros comunitarios o bibliotecas públicas.

Si crees que estás en peligro o necesitas ayuda inmediata, llama a la policía.

¿Cómo me protejo?

Cada situación es única, así que recomendamos que crees tu propio plan de seguridad. Tu plan de seguridad sirve para ayudarte a saber qué hacer si estás en peligro. Piensa en crear tu plan de seguridad con alguien en quien confías o con un compañero de apoyo. Visita este sitio web para obtener más información sobre hacer un plan de seguridad.

¿Por qué hay personas que no salen de sus relaciones dañinas?

Puede ser difícil terminar una relación, incluso una relación no saludable. Si estás en una relación dañina, puede haber muchos beneficios al irte, como una mejor salud emocional, salud física y relaciones con otras personas. Sobre todo, mereces estar en una relación con una pareja que te respete.

Muchas personas temen lo que pueda hacer su pareja si terminan la relación y, en algunos casos, puede que no sea seguro salir de la relación.

Si estás considerando dejar una relación dañina, habla con alguien de tu confianza, haz un plan para mantenerte a salvo y pide ayuda. Si conoces a alguien en una relación dañina, es importante entender por qué no puede dejar la relación y apoyarlo, incluso si decide quedarse con su pareja.

Algunas razones por las que puede ser difícil salir de una relación dañina:

  • Puede que la persona aún ame a su pareja, por lo cual le cuesta dejar estos sentimientos atrás.
  • La persona puede creer que podrá cambiar las conductas de su pareja o que nunca volverá a suceder.
  • La víctima también puede sentir que el abuso es su culpa o no reconocer los comportamientos como abusivos.
  • Una persona puede depender de su pareja para obtener dinero, un lugar para vivir o ayuda con una discapacidad.
  • El miedo puede jugar un papel importante en permanecer en una relación abusiva. Una pareja abusiva puede amenazar con revelar información (orientación sexual, estado migratorio, foto íntima) o lastimar a su pareja si termina la relación.

Mi amigo/a está en una relación dañina. ¿Qué hago?

Puede ser muy difícil ver a alguien que te importa en una relación dañina. Recuerda que el abuso nunca es su culpa y es la única persona que puede decidir dejar la relación.

Así puedes ayudar a tu amigo/a:

  • Dile a tu amigo/a que estás preocupado/a. Aunque no le note, va a agradecer que estás para él/ella.
  • Apoya, escucha, y recúerdale a tu amigo/a que la culpa nunca es suya.
  • Anima a tu amigo/a a hablar con un adulto de confianza y a acceder a recursos.
  • Crea un plan de seguridad con tu amigo/a.
  • Evita afrontar al abusador. Es improbable que hagas que el abusador cambie sus comportamientos, lo cual puede empeorar la situación.
  • Cuídate. Es normal sentirte agobiado/a cuando alguien que te importa está teniendo problemas. Deberías hablar con adultos de tu confianza (padres, maestros, entrenadores, consejeros), tu prestador de servicios médicos, o un compañero de apoyo sobre tus sentimientos y sobre cómo ayudar a tu amigo/a.

También puedes encontrarte en una situación en la que observes que un amigo se está comportando de manera violenta con su pareja. Puede ser difícil admitir que tu amigo es abusivo, pero ignorar estos comportamientos es lo mismo que alentarlos. Ayuda a tu amigo a reconocer que sus conductas son malas y anímalo a buscar ayuda profesional. No culpes a la pareja por el abuso ni trates de justificar el comportamiento de tu amigo. Educa a tu amigo sobre las relaciones saludables y da un buen ejemplo en tus propias relaciones. Si tienes preguntas sobre cómo ayudar a un amigo que se comporta de manera abusiva, debes hablar con un adulto de confianza, un prestador de servicios médicos o un compañero de apoyo (ver los recursos arriba).

He sido abusivo/a en mi relación. ¿Qué hago?

Reconocer que tus conductas son dañinas es el primer paso para cambiarlas. Es importante que sepas que eres capaz de controlar tus conductas. Para dejar de ser abusivo/a, es importante que un profesional te ayude. Hay que hablar con un profesional de atención médica o con un compañero de apoyo sobre cómo acceder a los recursos (ver los recursos más arriba). Aunque te sientas incómodo hablando de tus conductas con otra persona, ten en cuenta que esos individuos están capacitados para ayudarte y estarán para apoyarte. Si estás dispuesto/a a cambiar tus conductas y recibir ayuda, podrás tener relaciones saludables en el futuro.

Sobre todo, deberías respetar la decisión de tu pareja de terminar la relación o de pedir ayuda de la policía o sistema legal. Aunque estés trabajando en cambiar tu comportamiento, tu pareja siempre tiene el derecho a estar salva.