Embarazo: Embarazo No Deseado – Sobre la Adopción

This guide in English

Adopción

La adopción es una opción para adolescentes que estén embarazadas y no estén listas o que no puedan cuidar al bebé cuando nazca. Hay muchas razones por las que una adolescente pueda decidir dar la custodia de su hijo a otra persona, como a un pariente o a una familia cariñosa que tal vez no conozca

Algunas de estas razones podrían ser que ellas:

  • Todavía están en secundaria o en la universidad
  • Tienen pocos recursos financieros
  • No están emocionalmente preparada para ser madre todavía
  • No se sienten cómodas con tener un aborto

¿Cómo funciona la adopción?

Hay diferentes maneras de hacer un plan de adopción y esta varía de estado a estado. Tu proveedor de atención médica puede ayudar proporcionando información de agencias de adopción (públicas o privadas) o el nombre de un abogado especializado en adopción. A veces las adopciones privadas (por ejemplo: hacer que un pariente se ocupe del bebé) son posibles gracias a la iglesia o a las personas de la comunidad, o se pueden hacer formalmente con un abogado. Los padres potenciales son cuidadosamente seleccionados para asegurar que el bebé sea colocado en un hogar cariñoso y seguro. En algunos casos, la madre biológica conoce a los futuros padres (adoptivos) de antemano; en algunas situaciones, la madre biológica tiene contacto continuo con el niño y la familia (adopción abierta). En otras situaciones, la madre biológica sabe poca información sobre la familia que está adoptando a su bebé, pero puede decidir no conocerla.

¿Cómo sé si la adopción es la opción correcta para mí y para el bebé?

Es importante saber y sentir que estás tomando la mejor decisión que puedas. Tómate tu tiempo y explora tus recursos y opciones. Debes sentirte cómoda con el proceso y con la información sobre los padres adoptivos tanto antes como después del nacimiento del bebé.

Aquí hay algunas preguntas en las que pensar:

  • ¿Qué tipo de padres quiero que críen a mi bebé?
  • ¿Es importante la religión, etnia o raza?
  • ¿Quiero conocer a los padres adoptivos?
  • ¿Los padres adoptivos son capaces de proporcionar un entorno emocional y financiero estable?
  • ¿Cuánto contacto quiero tener con el bebé y los padres adoptivos después?
  • ¿La agencia que he elegido me ayuda con mi atención médica, transporte y otros gastos mientras estoy embarazada?
  • ¿Tendré tiempo con mi bebé después del nacimiento? ¿Por cuánto tiempo?

He decidido hacer un plan de adopción. ¿Cómo les explico a las personas que tienen curiosidad o no están de acuerdo con mi decisión?

No le debes una explicación de tu decisión a nadie. Ser padre o madre es un compromiso de por vida y si no puedes hacerlo en este momento, dar a tu bebé en adopción es una decisión responsable y amorosa.

¿Y si cambio de opinión y decido que quiero criar al bebé?

Así como hacer un plan de adopción fue una decisión seria, también lo es cambiar de opinión. Si después de pensarlo bien y hablar con adultos de confianza en tu vida sientes que has cometido un error, quizá puedas detener el proceso de adopción. Las leyes de cada estado son diferentes, pero todos los estados requieren un periodo de espera entre el momento en que un bebé es transferido a otra familia y cuando la adopción se vuelve legal. Revisa con la agencia o el abogado que originalmente ayudó con el proceso de adopción.

¿Qué es una adopción abierta?

Una adopción abierta es aquella en la que la madre biológica (y el padre si está involucrado) tiene contacto regular con el bebé y sus padres adoptivos. Tu agencia de adopción te puede decir más sobre las ventajas y desventajas de una adopción abierta. Es una decisión personal y no hay forma correcta ni incorrecta de hacer esto.

¿Y si quiero saber sobre el niño mientras crece?

En muchos casos, las madres biológicas y los padres adoptivos (que no se encuentran en una situación de adopción abierta) se mantienen en contacto a lo largo de los años según un calendario sugerido por la agencia de adopción. Por ejemplo, te pueden mandar fotos del niño todos los años alrededor de su cumpleaños o en un día festivo. También puedes pedir a los padres adoptivos que te manden una nota cada año sobre los logros, éxitos, gustos y disgustos del niño. Como parte del proceso de adopción puedes decidir el tipo y la cantidad de contacto que deseas mantener con el niño y la familia adoptiva.

¿Y si quiero escribir una carta al niño después de que sea adoptado?

Se recomienda a las madres biológicas (y a los padres si están involucrados) que escriban una carta al niño adoptado.

Estas cartas pueden incluir:

  • Tus razones por decidir la adopción
  • Algunos detalles sobre ti mismo (gustos/disgustos, pasatiempos, talentos)
  • Algunos detalles sobre tu familia
  • Tus deseos y expectativas para el niño mientras crece

Normalmente, esta carta se sella y se entrega a los padres adoptivos o a la agencia de adopción, pero no se entrega al niño hasta que sea un adolescente o un joven adulto. Aparte de esto, la comunicación con el niño es parte del proceso de adopción. Hablarás de esto y lo resolverás con la agencia de adopción antes de que nazca el bebé.

La decisión de seguir adelante con un plan de adopción es normalmente un proceso emocional, incluso cuando una joven ha pensado en ello por mucho tiempo y está segura que no puede ser madre en este momento. Puede ser muy útil hablar con un adulto de confianza sobre tus preocupaciones y miedos. Asegúrate de cuidarte y rodearte con personas que te quieran y te apoyen para que puedas tomar la mejor decisión para ti y tu bebé.