La Hepatitis B

This guide in English Este guia em Português
female gender symbol

El virus de la Hepatitis B infecta el hígado. Existe una vacuna muy efectiva que previene la infección por este virus. La vacuna generalmente se les da a los bebés, pero es posible que algunos adolescentes, especialmente aquellos provenientes de otros países, no hayan recibido la mencionada vacuna. Consulta con tu proveedor de servicios de salud para asegurarte de que has recibido todas tus vacunas.

¿Quién contrae la Hepatitis B?

Cualquier persona puede contraer la Hepatitis B. Las personas que no han sido inmunizadas están en situación de riesgo, en especial si tienen relaciones sexuales sin protección, comparten agujas o se hacen tatuajes con alguien que no esteriliza adecuadamente su equipo.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), el índice de infecciones agudas por Hepatitis B ha disminuido en los Estados Unidos porque son más las personas que se vacunan. Sin embargo, alrededor de 257 millones de personas viven con Hepatitis B crónica en todo el mundo. Por lo tanto, es una buena idea hablar con tu proveedor de servicios de salud sobre tu estado de vacunación antes de viajar.

¿Cómo se propaga la Hepatitis B?

El virus de la Hepatitis B puede vivir en todos los fluidos corporales, pero se propaga principalmente a través del contacto con la sangre, el semen y los fluidos vaginales. La Hepatitis B se transmite con mayor frecuencia al compartir agujas y a través del contacto sexual. Las mujeres embarazadas con Hepatitis B pueden transmitir la infección a sus bebés. Estos pueden recibir un tratamiento especial y ser vacunados inmediatamente después del nacimiento para ayudar a prevenir la infección.

Puedes infectarte de las siguientes maneras:

  • Teniendo relaciones sexuales (por vía vaginal, anal u oral) con una persona infectada
  • Compartiendo afeitadoras, cepillos de dientes y alicates con alguien que esté infectado
  • Compartiendo agujas para inyectar drogas o monitores de glucosa con una persona infectada
  • Usando agujas o equipos no esterilizados para hacer tatuajes, perforaciones en las orejas o acupuntura

La Hepatitis B no se puede propagar a través de los alimentos, del agua, de la lactancia materna, de los besos o del contacto de las manos.

¿Cuáles son los síntomas de la Hepatitis B?

Las personas infectadas con Hepatitis B no siempre presentan síntomas. Pueden pasar de 6 semanas a 6 meses después de haber estado expuestas al virus de la Hepatitis B antes de que aparezcan los síntomas. La mayoría de las personas tiene síntomas aproximadamente 3 meses después de la exposición. Algunas personas directamente no tienen síntomas.

La infección con Hepatitis B puede ser a corto plazo (aguda) o a largo plazo (crónica). Aquellas personas que tienen una infección aguda a menudo “eliminan” el virus y se vuelven inmunes a futuras infecciones. Las que tienen infecciones crónicas se llaman “portadoras” y pueden continuar transmitiendo el virus a otros, incluso años después.

Los síntomas de la infección por Hepatitis B pueden incluir:

  • Cansancio / Falta de energía
  • Pérdida de apetito / Pérdida de peso
  • Fiebre
  • Coloración amarillenta de la piel u ojos (ictericia).
  • Dolores musculares o articulares
  • Dolor de estómago
  • Náuseas / Vómitos
  • Diarrea
  • Orina de color oscuro
  • Movimientos intestinales con heces de color claro
  • Hígado inflamado y sensible (diagnosticado por un proveedor de servicios de salud a través de un estudio clínico)

¿Cómo se diagnostica la Hepatitis B?

La Hepatitis B se diagnostica por medio de un análisis de sangre realizado por tu proveedor de servicios de salud.

¿Existe una cura para la Hepatitis B?

No, no existe una cura para la Hepatitis B, pero la mayoría de las personas se recupera y no presenta síntomas después de 6 meses. El tratamiento requiere descansar lo suficiente, comer una dieta saludable y evitar el consumo de alcohol. Tu proveedor de servicios de salud controlará que tu hígado esté funcionando normalmente, realizando – por medio de una muestra de sangre – una prueba de la función hepática.

Algunas personas portan el virus sin síntomas (portadores asintomáticos) y pueden contagiarlo a otros. La Hepatitis B también puede causar síntomas a largo plazo, enfermedad hepática permanente y, en algunos casos, cáncer de hígado. Hay algunos medicamentos recetados disponibles para las personas que tienen la infección a largo plazo (crónica).

¿Cómo puedo prevenir la propagación de la Hepatitis B?

Si estás infectado/a, no tengas relaciones sexuales ni compartas artículos personales (afeitadoras, cepillos de dientes, alicates) con nadie hasta que tu proveedor de servicios de salud lo autorice. Puedes tener Hepatitis B y no saberlo y, siendo así, puedes contagiar a otros. Asegúrate de informar a todas tus parejas sexuales – actuales y anteriores – que tienes Hepatitis B, dado que podrías haberles contagiado la infección antes de saber que la tenías. Sugiéreles que vean a sus proveedores de servicios de salud tan pronto como les sea posible para hacerse la prueba y verifica si ya se han vacunado. Es probable que estas personas necesiten una dosis de refuerzo de la vacuna contra la Hepatitis B y, eventualmente, podrían también requerir una dosis de medicamento (gamma globulina) si no se han vacunado en forma completa contra el virus. Una vez que tu proveedor de servicios de salud diga que ya puedes tener relaciones sexuales, asegúrate de usar condones de látex (de poliuretano para las personas alérgicas al látex) durante el sexo oral, anal o vaginal.

¿Cómo puedo evitar contraer la Hepatitis B?

Tu mejor protección contra la Hepatitis B es la vacuna. Esta se administra en 3 tomas separadas. Necesitas tenerlas a todas para que la vacuna te proteja mejor. Puedes reducir el riesgo de contraer Hepatitis B si no tienes relaciones sexuales, o si usas un condón de látex en caso de que sí las tengas. Si descubres que tu pareja tiene Hepatitis B, consulta con tu proveedor de servicios de salud inmediatamente y averigua si necesitas tratamiento.

También puedes disminuir el riesgo de contraer Hepatitis B si:

  • No compartes agujas ni jeringas.
  • No compartes instrumentos, tales como las agujas que se usan en la perforación de las orejas, los tatuajes y la depilación.
  • No compartes cepillos de dientes, pajitas o afeitadoras.
En los Estados Unidos solamente, más de 2.000 personas mueren cada año por lesiones hepáticas causadas por la Hepatitis B. La mejor forma de protegerse es vacunarse. Pregúntale a tu proveedor de servicios de salud si has sido vacunado/a.