Información sobre comida rápida

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

fast foodSe considera comida rápida toda clase de comida preparada de manera rápida, cómoda y por lo general barata. Puedes comprar comida rápida en casi todos los lugares donde vendan comidas y meriendas. Las máquinas dispensadoras, los restaurantes con autoservicio y las tiendas de autoservicio que funcionan las 24 horas, son probablemente los lugares más comunes donde puedes comprar comida rápida. La comida rápida es tan popular porque por menos de $5.00 puedes comprar una comida completa. La comida rápida no es costosa ya que, por lo general se prepara con ingredientes baratos como carne rica en grasa, granos refinados, y se le agrega azúcar y grasas en vez de comida nutritiva como carnes magras, frutas frescas y vegetales.

¿Es mala la comida rápida?

No existe comida “mala”. Toda clase de comida pueden incluirse con un plan de comida saludable. Es verdad que la comida rápida por lo general es rica en grasas, calorías, colesterol, y sodio, sin embargo si la comes de vez en cuando no te causará problemas. Pero, si comes mucha comida rápida durante un largo período de tiempo te puede producir problemas de salud como presión arterial alta, enfermedades del corazón y obesidad.

¿Hay comidas rápidas más saludables que otras?

Algunas de las cadenas de restaurantes que ofrecen comida rápida están reformando sus menús para responder a las demandas de los consumidores o clientes. Por ejemplo, algunas de las cadenas ya no sirven comida que contiene “trans fat” (grasa hidrogenada), y otras han renovado e incorporado en sus menús frutas y verduras. Si comes comida rápida más de una vez por semana trata de tomar decisiones saludables. A continuación te presentamos algunos consejos:

  • Escoge comidas que sean asadas en vez de fritas como sándwich de pollo a la parrilla en vez de pollo frito o “nuggets” de pollo fritos.
  • Escoge sopas que no sean preparadas con crema de leche (por ejemplo: si el nombre de la sopa incluye la palabra “crema” como en: “Crema de Tomate”, evita pedirla).
  • Agrégale aliños a las ensalada bajos en grasa en vez de usar los que contienen mucha grasa.
  • Come ensalada o sopa en vez de papas fritas.
  • Utiliza mostaza o ketchup en vez de mayonesa.
  • Pide entrantes pequeños. Por ejemplo: en vez de pedir un sándwich grande, pide uno pequeño con una ensalada o fruta como plato acompañante.
  • Si pides una guarnición o plato complementario, pide una porción pequeña o una porción para niños. Una porción grande de papas fritas contiene aproximadamente 500 calorías y 25 gramos de grasa, mientras que una porción pequeña contiene aproximadamente 60% menos grasa y calorías (230 calorías y 11 gramos de grasa).
  • Cuando pidas un sándwich, escoge carnes magras (baja en grasas) como pavo o pollo a la parrilla en vez de productos fritos como hamburguesas, bistec o sándwiches de queso.
  • Escoge agua, leche descremada o sodas dietéticas en vez de las sodas regulares, bebidas de frutas, batidas o leche entera.
  • Cuando pidas una pizza agrégale vegetales en vez de carne y escoge una corteza o base de la pizza delgada en vez de una con bordes gruesos.
  • Si hay verduras y frutas disponibles, trata de agregarlos en tus comidas. Por ejemplo, ponle lechuga y tomate a tus sándwichs o hamburguesas.

¿Dónde puedo encontrar información nutricional sobre comida rápida?

La mayoría de restaurantes y cadenas de comida rápida publican su información nutricional en el internet. Utiliza un buscador para encontrar las páginas web de las compañías. Por lo general, en la página principal se dispone de un enlace hacia la sección sobre nutrición en donde encontrarás información al respecto incluyendo grasas, colesterol, sodio, proteínas, calorías y más. Revisa esta información, te ayudará a tomar decisiones saludables cada vez que comas fuera de casa.

Recuerda: Trata de equilibrar comida rápida con otras comidas nutritivas durante el día y toma decisiones saludables cada vez que te sea posible. Existen muchas opciones fáciles, ricas y al alcance de la mano para elegir una comida saludable que puede comerse al paso.