Vacuna Antipertussis: una Guía para los Padres

This guide in English

Hace muchos años se evidenció que muchos adolescentes contraían “tos ferina”, también conocida como coqueluche o tos convulsiva. A pesar de que los niños pequeños reciben la vacuna, la eficiencia va disminuyendo. Es por este motivo que muchos estudiantes adolescentes han tenido esta enfermedad. Debido al aumento en el número de casos, a los adolescentes se les aplica el refuerzo que contiene los toxoides tetánico y diftérico (Tdap) a los 11-12 años.

¿Qué es la tos ferina y cómo se contrae?

La pertussis es una infección que causa tos intensa y es producida por la bacteria B. pertussis. Se le denomina “tos ferina” porque produce un sonido parecido a un chillido cuando el aire frío entra a los pulmones de la persona infectada. Generalmente comienza con síntomas del resfriado común: moqueo nasal, fiebre baja y una tos que, después de 1-2 semanas, va empeorando y dura muchas semanas. A veces la tos es tan fuerte que puede causar vómitos. Una persona contrae tos ferina si está en contacto estrecho con otra que tenga esta enfermedad. Cuando una persona infectada estornuda o tose, unas gotitas diminutas de bacterias (que no pueden verse) salen al aire, y las personas que están cerca pueden aspirar las bacterias pertussis, y estas bacterias pueden llegar a causar la tos ferina.

¿Quién corre riesgo de contraer tos ferina?

Cualquier persona puede contraer tos ferina. Los bebés corren mayor riesgo porque no están completamente protegidos de la infección hasta que hayan recibido todas las vacunas contra la tos ferina. Una persona de 15 a 18 meses de edad debería haber recibido cuatro dosis de la vacuna antipertussis, y recibir la quinta justo antes de empezar la escuela. Los adolescentes y adultos también corren riesgo porque la inmunidad que dan estas primeras vacunas disminuye con el tiempo. Cualquier persona que viva o pase tiempo con otras en lugares cerrados, como los dormitorios o los salones de clase, corre riesgo de contraer tos ferina porque esta infección se propaga muy fácilmente de persona a persona.

¿Cuántas personas contraen tos ferina al año?

A comienzos de la década de 1940, antes de que la vacuna estuviera disponible, aproximadamente 200,000 personas contraían tos ferina al año en los Estados Unidos. Como puede imaginarse, después de que empezó a recibir la vacuna, se enfermaron menos personas. Sin embargo, desde entonces el número de adolescentes y adultos que contraen tos ferina ha aumentado. Es muy probable que esto se deba a que el efecto de la vacunación inicial disminuye con el tiempo. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), en 2012 se reportaron alrededor de 16 millones de casos en el mundo, más de 48,000 de los cuales fueron reportados tan sólo en los Estados Unidos. Investigadores creen que hay más casos no diagnosticados y no tratados.

¿Cómo puedo proteger a mi hijo/a adolescente de la tos ferina?

Según el CDC, una de las mejores maneras de ayudar a proteger a su hijo(a) adolescente de la tos ferina es dándole la nueva vacuna Tdap (Tétanos, difteria, pertussis acelular). En el año 2005, la FDA aprobó la vacuna Tdap, la cual fue creada para adolescentes y adultos con el fin de prevenir tres infecciones bacterianas diferentes: tétanos, difteria, y tos ferina. La Tdap es un refuerzo, es decir, que ayuda a que el sistema inmunológico de los adolescentes combata la infección sólo si ya han recibido el primer grupo de vacunas antipertussis, llamado DTaP (Difteria, Tétanos, Pertussis acelular), cuando eran más jóvenes.

¿Qué es la vacuna DTaP?

La DTaP es la vacuna antipertussis que su hijo/a adolescente debería haber recibido en la infancia. A diferencia del refuerzo Tdap, la DTaP es más fuerte y se administra en 5 inyecciones a los 2, 4, 6, 15-18 meses de edad, y antes de empezar la escuela (a los 4-6 años). Es necesario recibir las vacunas DTaP en la infancia para ayudar a que el organismo produzca los anticuerpos que combaten la tos ferina. Los anticuerpos son sustancias pequeñas que el sistema inmunológico produce para combatir infecciones.

¿Cómo actúa la vacuna?

La vacuna DTaP está compuesta por bacterias pertussis inactivas. “Inactiva” significa que la parte de la bacteria que está en la vacuna no es capaz de producir una infección. Al darse la vacuna, las bacterias inactivas se inyectan en el cuerpo, generalmente en el brazo. El organismo reconoce a las bacterias como extrañas y empieza a producir anticuerpos para combatir a las bacterias inactivas. Estos anticuerpos pueden ayudar a proteger al cuerpo de la infección si en el futuro una persona entra en contacto con alguien que tenga tos ferina.

¿A qué edad debería mi hijo/a adolescente recibir la vacuna de refuerzo Tdap?

Se recomienda que el prestador de servicios médicos le administre la vacuna Tdap a los 11-12 años. Sin embargo, puede recibir la vacuna en cualquier momento entre los 11 y 18 años.

¿Cuántas inyecciones Tdap necesita mi hijo/a adolescente?

Su hijo/a adolescente sólo necesitará un único refuerzo si ya ha recibido el primer grupo de vacunas DTaP en la infancia. El prestador de servicios médicos debe asegurarse de que su hijo/a adolescente ha recibido las primeras cinco vacunaciones DTaP antes de administrarle la vacuna de refuerzo Tdap. En caso de que su hija quede embarazada, tendrá que recibir la vacuna Tdap para que los anticuerpos pasados al bebé lo/la protejan por meses después del parto.

¿Durante cuánto tiempo estará protegido de la tos ferina mi hijo/a adolescente después de recibir la vacuna Tdap?

No se sabe exactamente durante cuánto tiempo la vacuna de refuerzo Tdap protegerá a su hijo/a adolescente de la tos ferina. Aunque la vacuna no previene la tos ferina en un 100 %, reduce en gran medida la probabilidad de contraerla.

Si mi hijo/a adolescente recibe la vacuna y después tiene contacto con alguien que tenga tos ferina, ¿tiene que hacer algo?

Sí, se recomienda que toda persona que tenga contacto estrecho con una persona infectada llame a su prestador de servicios médicos. El prestador de servicios médicos de su hijo/a adolescente puede recetarle un antibiótico que ayudará a reducir la propagación de la tos ferina a otras personas, especialmente a los niños pequeños, aunque existe una menor probabilidad de contraer tos ferina después de recibir la vacuna Tdap.

¿Produce efectos secundarios?

Después de recibir la vacuna antipertussis su hijo/a adolescente puede tener:

  • Inflamación en el sitio de la inyección
  • Dolor en el brazo donde se dio la inyección
  • Fiebre baja
  • Cansancio

Los efectos secundarios no son frecuentes, pero si usted piensa que su adolescente puede experimentarlos, hable con su prestador de servicios médicos o llame al 1-800-822-7967, o visite al vaers.hhs.gov

¿Hay algún motivo por el que mi hijo/a adolescente deba esperar o no recibir la vacuna Tdap?

La mayoría de los adolescentes puede recibir la vacuna Tdap sin problemas. Sin embargo, puede haber una razón por la que su hijo/a adolescente deba esperar o no la aplicación de la vacuna. Lea y conteste las siguientes preguntas. Si contesta “sí” a alguna de ellas, asegúrese de preguntarle a su prestador de servicios médicos si es conveniente que su adolescente reciba la vacuna Tdap:

  • ¿Ha tenido alguna vez su adolescente una reacción alérgica grave, como anafilaxia, cuando se le aplicó una vacuna?
  • ¿Ha tenido alguna vez su adolescente convulsiones prolongadas u otra afección neurológica grave después de recibir una vacuna con  pertussis?
  • ¿Tiene su adolescente alguna enfermedad o está tomando algún medicamento que suprima su sistema inmunológico? Si es así, tal vez la vacuna no le brinde tanta protección.
  • ¿Ha recibido su adolescente el refuerzo Td (Tétanos difteria) recientemente? Si es así, para reducir la probabilidad de que le duela el brazo debido a la inyección, es mejor esperar que pasen al menos 2 años después de haber recibido el último refuerzo Td antes de recibir el refuerzo Tdap.
  • ¿Está embarazada su hija adolescente? Las adolescentes embarazadas deben recibir la vacuna justo después del parto para protegerse a sí mismas y a sus bebés.

¿Hay algo que deba preguntarle al prestador de servicios médicos de mi hijo/a adolescente antes de que reciba la vacuna?

Sí. Es conveniente que le haga las siguientes preguntas al prestador de servicios médicos de su hijo/a adolescente, así podrá conocer su historia de vacunación.

  1. ¿Ha recibido mi adolescente el primer grupo de vacunas DTaP en la infancia?
  2. ¿Hay alguna razón médica por la que mi adolescente no deba recibir la vacuna?
  3. Si mi adolescente no se siente bien después de recibir la vacuna, ¿cuándo debería llamar al médico?
  4. ¿Qué pasa si mi adolescente tiene contacto con alguien que tenga tos ferina?