Trastornos de la ATM

This guide in English

¿Qué es el trastorno de ATM?

ATM es la abreviatura de articulación temporomandibular (ya sean trastornos o condiciones). El ATM conecta la “mandíbula” (la quijada) al hueso temporal (localizada en cualquiera de los dos lados de tu cara, cerca de tus oídos). Las personas que sufren del trastorno de la ATM usualmente sienten dolor e incomodidad en la mandíbula, en los músculos que permiten que se mueva, dolores de cabeza, cuello y hombros, y algunas veces también sienten sensibilidad en los dientes.

¿Cuáles son los diferentes tipos de trastornos de la ATM?

Los expertos médicos consideran que el dolor del trastorno de la ATM se clasifica en 1 de 3 categorías.

  • El dolor que afecta los músculos que regulan el movimiento de la mandíbula. El término médico para este tipo de incomodidad es llamado dolor “miofascial”.
  • El dolor causado por una lesión o un accidente que pueda haber dislocado o movido la mandíbula o un disco de la parte superior de la columna vertebral.
  • El dolor causado por artritis o algún otro tipo de condición que cause inflamación de la ATM.

¿Qué ocasionan los trastornos de la ATM?

Los trastornos de la ATM pueden ser causados por un trauma en la mandíbula o parte superior del cuello, pero para la mayoría de los casos, la causa exacta es desconocida. Con frecuencia, el dolor relacionado al trastorno de la ATM comienza con bruxismo (apretar o rechinar los dientes) y algunas veces sin ninguna advertencia previa. Las mujeres son más propensas a tener síntomas que los hombres. Algunas personas sienten un ruido en forma de chasquidos o crujidos cuando abren demasiado la boca, pero solo sentir un sonido extraño no significa necesariamente que sufras de trastorno de la ATM.

Las personas que aprietan o rechinan sus dienten (incluso cuando están durmiendo) están en riesgo de sufrir de un trastorno de la ATM. El estrés también puede jugar un papel importante al hacer que una persona sea más propensa a experimentar síntomas del trastorno de la ATM.

¿Cuáles son los síntomas de los trastornos de la ATM?

La queja más común es dolor en la mandíbula o en la zona de la articulación y en los músculos que te permiten masticar. El dolor también se puede extender a tu cara, cabeza o cuello y en algunos casos, a tus oídos.

Otros síntomas pueden incluir:

  • Rigidez y movimiento limitado de la mandíbula
  • “Chasquidos” o “crujidos” incómodos en la zona de la articulación al abrir y cerrar la boca.
  • Sentir que tu mandíbula está bloqueada o tener dificultades para abrir completamente la mandíbula
  • Problemas para masticar

Los síntomas menos comunes incluyen:

  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Pitido en los oídos

¿Cómo puedo saber si sufro trastornos de la ATM?

Si tienes cualquiera de estos síntomas, habla con tu proveedor de salud. Tu dentista o proveedor de salud escuchará cuáles son tus síntomas y descubrirá si podrías sufrir de trastornos de la ATM o si tus síntomas son causados por otra condición médica, tal como una infección en el oído o problemas relacionados a los dientes. En algunos casos, tu proveedor puede ordenar rayos X o alguna otra prueba diagnóstica por imagen para descartar posibles causas de tus síntomas.

¿Cuál es el tratamiento para el trastorno de la ATM?

El dolor en la mandíbula o en la articulación suele ir y venir, por lo que puede ser de gran ayuda realizar técnicas de relajación cuando experimentes síntomas.

  • Evita mascar goma, comer sándwiches grandes o movimientos como bostezar o cantar con la boca demasiado abierta.
  • Aplica calor húmedo a los lados de tu cara, cerca de tus oídos. Esto ayudará a que tus músculos se relajen. Esto es especialmente útil antes de ir a la cama si sientes que puedas estar rechinando los dientes mientras duermes.
  • Come alimentos suaves como pasta o huevos en lugar de alimentos chiclosos.

Tu proveedor de salud puede sugerirte tomar medicina antiinflamatoria de venta libre como el ibuprofeno para aliviar el dolor temporalmente. Un medicamento especial llamado “relajante muscular” puede ser prescrito para dolores intensos de la ATM. Adicionalmente, tu dentista puede recomendar el uso de un aparato dental, como un protector bucal, en las noches. La mayoría del tiempo, el trastorno de la ATM se mejora con el tiempo y con los tratamientos indicados antes. Las cirugías son raramente necesitadas, a no ser que el dolor continúe por un periodo de tiempo muy largo y no se mejore con técnicas de relajación.

¿Qué más necesito saber?

Aunque no todas las personas que rechinan sus dientes experimentan estrés, puedes trabajar en formas de relajarte y ser consciente de cuándo rechinas o presionas tus dientes para que puedas intentar dejar de hacerlo.