El Alcohol

This guide in English

beerHay imágenes de personas bebiendo alcohol en todos lados: en televisión, en las películas, en anuncios publicitarios, en revistas y en redes sociales. Sin embargo, es importante recordar que el alcohol es una droga que puede causar serios problemas de salud. Conoce las consecuencias del alcohol para lograr a mantenerte sana.

¿Qué es el alcohol?

El término científico para el alcohol consumido por las personas es “alcohol etílico” o “etanol”. El alcohol es elaborado mediante un proceso llamado fermentación y es encontrado en la cerveza, las bebidas espirituosas y el vino. También existen otros tipos de alcohol, muchos de los cuales pueden conducir a enfermedades graves o incluso la muerte. Estos se encuentran en productos de limpieza, alcohol isopropílico, algunos medicamentos, anticongelantes o en combustible y NO son consumibles.

¿Cuánto alcohol hay en un trago?

Depende de la bebida. Se podría pensar que porque una copa para shots es pequeña contiene menos alcohol que en una botella de cerveza, pero no es cierto. De hecho, una copa para shots puede contener la misma cantidad de alcohol que en una botella de cerveza o una copa de vino. Se considera que un trago normal contiene 0.6 onzas de alcohol puro.

La misma cantidad de alcohol se puede encontrar en:

  • 12 onzas de cerveza
  • 5 onzas de vino
  • 8 onzas de licor de malta
  • 5 onzas (un shot) de alcohol destilado o bebida espirituosa con 40 grados de alcohol

¿Por qué las personas beben alcohol?

Las personas han estado bebiendo alcohol por miles de años. Beber se ha vuelto una parte importante de muchas culturas y festividades religiosas, y algunas personas disfrutan su sabor o la forma en que los hacen sentir.

De cualquier manera, hay veces en que las personas beben alcohol por motivos incorrectos.

Algunos de estos motivos incluyen:

  • Porque “todos los demás lo están haciendo”
  • Ser presionado por amigos, compañeros de clase o hermanos mayores
  • Evitar lidiar con los sentimientos de soledad, ansiedad o depresión
  • Sentirse más social o extrovertido en las fiestas

¿Qué le sucede al cuerpo cuando bebes?

Cuando bebes, el alcohol entra al torrente sanguíneo a través de tu estómago e intestino delgado. A partir de ahí viaja al cerebro y debido a que es un depresor, ralentiza las funciones de tu cuerpo.

Beber alcohol:

  • Reduce tu tiempo de reacción
  • Te vuelve menos coordinada
  • Dificulta tu visión
  • Hace más difícil pensar claramente y tomar buenas decisiones

“Embriagarse” (o intoxicarse) es la reacción de tu cuerpo a beber demasiado alcohol. Esto sucede cuando alguien bebe en exceso.

Adicionalmente, cuando te embriagas:

  • Tu función cerebral es afectada
  • Tus vasos sanguíneos se dilatan; esto significa que te sientes más caliente cuando de hecho tu cuerpo está perdiendo calor
  • El riesgo de tener un accidente de auto, una pelea física o sufrir una lesión aumenta considerablemente

¿Qué es beber en exceso?

Beber en exceso es cuando alguien bebe mucho alcohol en un corto periodo de tiempo. De acuerdo con el Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y Alcoholismo, el beber en exceso ocurre cuando un chico tomas más de 5 tragos (o una chica toma más de 4) en alrededor de 2 horas. Beber en exceso es extremadamente peligroso y puede conducir a envenenamiento por alcohol.

¿Qué es envenenamiento por alcohol?

El envenenamiento por alcohol es una de las consecuencias más peligrosas de beber en exceso. El alcohol es procesado por tu hígado y toma aproximadamente una hora procesar una bebida. Así que, si tomas más de un trago en una hora, le estarás dando a tu hígado más de lo que puede manejar. Aunque tu cuerpo absorbe el alcohol bastante rápido, le toma más tiempo sacarla de tu sistema. Si has bebido en exceso, tu cuerpo estará procesando más alcohol del que puede manejar y gracias a ello puedes enfermarte gravemente.

Los síntomas del envenenamiento por alcohol incluyen:

  • Confusión
  • Vómitos
  • Convulsiones
  • Respirar lenta
  • Piel azul o muy pálida
  • Temperatura corporal baja
  • Desmayarse (y no poder despertarte)

Si alguien que conoces tiene cualquiera de estos síntomas, necesita asistencia médica inmediata. Llama al 911 rápidamente y recuerda jamás dejar sola a una persona inconsciente.

Si bebes en exceso, te intoxicarás tanto que ni siquiera notarás estos síntomas por ti misma. Esta es solo una de las razones por las que beber en exceso es tan peligroso.

El alcohol y tu cerebro

Los científicos solían pensar que el cerebro de las personas se desarrollaba completamente a los 10 años de edad, pero actualmente existe evidencia que muestra que el cerebro no se desarrolla completamente hasta los 20 o 30 años. Esto significa que como adolescente tu cerebro aún se está desarrollando y el alcohol puede afectar ese desarrollo.

La última parte del cerebro que se desarrolla es llamada lóbulo frontal, el cual afecta tanto el juicio como el control de impulsos. Como adolescente, tu cerebro es lo suficientemente sofisticado como para permitirte aprender un montón de nuevas cosas y retenerlas con una memoria aguda. Aun así, es más probable que tomes decisiones arriesgadas. Así que incluso cuando eres inteligente y piensas claramente, es más difícil reconocer qué sucederá como consecuencia a tus acciones.

Por ejemplo:

Tus amigos están bebiendo en una fiesta. Te ofrecen una cerveza y en el momento te parece una buena idea, muchas personas están bebiendo y divirtiéndose. Así que bebes con ellos sin siquiera considerar las consecuencias.

Aquí es donde tu juicio y tu control de impulsos entra en juego. Puedes beber antes de pensar qué es lo que sucederá luego. ¿Cómo llegarás a casa? ¿Hay un conductor designado? ¿Qué pasa si alguien bebe demasiado y se enferma?

Adicción: En la adolescencia estás reteniendo nueva información y aprendiendo nuevos comportamientos. Lo interesante es que, en tu cerebro, el proceso de aprendizaje general es en realidad el mismo proceso para desarrollar una adicción. Así que, aunque pienses que solo estás tomando un par de tragos de vez en cuando, estás exponiendo tu cerebro al proceso de aprendizaje de beber alcohol, lo cual puede llevar a una adicción.

Función cerebral alterada: El alcohol no mata células cerebrales, pero sí interrumpe las conexiones entre las neuronas, así como la parte del cerebro involucrada en la coordinación motora.

Debido a que el alcohol tiene graves efectos en tu cuerpo y tu cerebro, NUNCA debes conducir un auto después de beber. Ni siquiera cuando tomaste un solo trago. De acuerdo al Centro para Control de Enfermedades y el Departamento de Transporte de los Estados Unidos, el alcohol es un factor en aproximadamente 47% de todas las muertes por choques automovilísticos. NUNCA debes subir a un auto con alguien que ha estado bebiendo.

¿Qué le sucede al resto de mi cuerpo?

Beber en exceso tiene efectos en tu cuerpo tanto a corto como a largo plazo. Los riesgos a corto plazo de consumir bebidas alcohólicas están más relacionados a un juicio alterado e incluye lesiones como choques automovilísticos y caídas, violencia, agresión sexual o comportamiento sexual de riesgo.

Adicionalmente, el uso prolongado del alcohol puede llevar a enfermedades crónicas como:

  • Presión arterial alta
  • Enfermedades cardíacas
  • Enfermedades del hígado, incluyendo cáncer
  • Cáncer de mama, boca, garganta, esófago, hígado o colon
  • Depresión y ansiedad
  • Dependencia al alcohol o alcoholismo (vea abajo para más detalles)

Bebidas alcohólicas con cafeína

Las bebidas energéticas son bebidas que contienen cafeína, estimulantes y azúcar. Cuando una bebida energética se combina con alcohol, es llamada una bebida alcohólica con cafeína.

¿Por qué las bebidas alcohólicas con cafeína son peligrosas?

Estas bebidas son peligrosas porque la cafeína en la bebida puede enmascarar los efectos depresivos del alcohol en tu cuerpo. El alcohol ralentiza tu sistema, pero la cafeína lo acelera, así que te permite beber más de lo usual sin sentirte cansada o somnolienta y puedes terminar consumiendo más alcohol de lo que normalmente harías.

De acuerdo a el CDC:

  • Las personas que consumen alcohol combinado con bebidas energéticas son 3 veces más propensas a beber en exceso que los que no lo hacen.
  • Las personas que consumen alcohol con bebidas energéticas son cerca del doble más propensas a tener relaciones sexuales cuando normalmente no lo harían y subir al auto de alguien que esté bajo la influencia del alcohol.

Los datos acerca de las bebidas alcohólicas con cafeína son bastante escalofriantes. Si eres lo suficientemente mayor para beber, sé responsable y mantén el alcohol y las bebidas energéticas separadas.

Problemas legales

Incluso aunque beber pueda lucir genial y divertido, tener problemas legales debido a ello es todo lo contrario. En EE.UU. es ilegal comprar o consumir alcohol antes de los 21 años de edad. Las penas varían de estado a estado, así que si te atrapan puedes meterte en serios problemas legales.

Lo mismo aplica a conducir ebrio. Conducir bajo la influencia del alcohol o conducir intoxicado.

Algunas posibles consecuencias de ser condenado por conducir ebrio incluyen:

  • Antecedentes criminales
  • Tiempo en prisión
  • Tener tu licencia de conducir restringida, suspendida o restringida
  • Tener tu auto confiscado por el Estado
  • Tarifas más altas en tu seguro de auto
  • Pagar una multa

Aparte de estas consecuencias, conducir bajo la influencia del alcohol te pone a ti, tus pasajeros, los transeúntes y a otros conductores en grave riesgo. No vale la pena salir herido o incluso morir o matar a otros en un accidente de auto por haber estado bebiendo.

Abuso del alcohol/Dependencia al alcohol

El abuso del alcohol ocurre cuando su consumo afecta negativamente tu salud, comportamiento, relaciones y tu habilidad para trabajar y realizar tus actividades diarias.

Los síntomas del abuso del alcohol incluyen:

  • No ser capaz de cumplir con las responsabilidades de la escuela, casa o trabajo
  • Beber continuamente incluso cuando esto causa problemas en tus relaciones (con tus padres/tutores, hermanos, amigos, etc.)
  • Problemas legales debido al alcohol
  • Beber en situaciones riesgosas (como conducir u operar maquinaria pesada)

La dependencia al alcohol (también llamado alcoholismo o adicción al alcohol) es una enfermedad crónica y es diferente al abuso del alcohol.

Los síntomas de la dependencia al alcohol incluyen:

  • Gran deseo de tomar alcohol
  • No ser capaz de limitar o detener la bebida
  • Consumir alcohol incluso cuando causa problemas con tu salud física o emocional

Si no estás segura de tener un problema con el alcohol pregúntate lo siguiente:

  • ¿Piensas constantemente en beber?
  • ¿Sientes que necesitas beber para divertirte?
  • ¿Bebes sola?
  • ¿Vas a fiestas o eventos sociales porque sabes específicamente que va a haber alcohol?
  • ¿Qué tan seguido olvidas todo lo que sucedió (pierdes la conciencia) después de beber?
  • ¿Al beber te has metido en una pelea, herido a ti misma o hecho algo de lo que te arrepientes?
  • ¿Te has metido en problemas con la policía mientras bebes?
  • ¿Has conducido un auto mientras bebes?
  • ¿Tus amigos han comentado alguna vez sobre tus hábitos de bebida?
  • ¿Alguna vez faltaste a la escuela o el trabajo porque tenías resaca?

Si respondiste “sí” a una o más preguntas, es probable que tengas un problema con la bebida, y deberías hablar con tu HCP, padre/tutor u otro adulto en que confíes para conseguir ayuda.

¿Dónde puedo conseguir ayuda si tengo un problema con la bebida?

Si el consumo del alcohol está afectando tu vida en una forma negativa o si sientes que no puedes vivir sin el, hay varios lugares a los que puedas ir para conseguir ayuda y apoyo:

  • Un adulto en que confíes, como un padre o un tutor
  • Tu proveedor de salud
  • Un terapeuta (como un psiquiatra, psicólogo o trabajador social)
  • Alcohólicos Anónimos (AA): Un grupo de personas que se reúnen para ayudarse mutuamente a resolver sus problemas con el alcohol y lograr la sobriedad.
  • ¡Consigue tratamiento! Visita a https://www.samhsa.gov/find-treatment

También puedes llamar a:

Si necesitas ayuda con un problema de bebida, hay muchos servicios disponibles que pueden proveerte ayuda. No tengas miedo en contactar alguien en quien confíes, llamar una línea de atención o unirte a un grupo de apoyo.