Información sobre comida rápida

This guide in English
fast food

La comida rápida se refiere a la comida que se puede preparar y servir rápidamente. Puede proceder de muchos lugares: restaurantes, servicio de mostrador, comida para llevar, auto-servicio y entrega a domicilio. La comida rápida es popular porque la comida es barata, conveniente y sabe bien. Sin embargo, la comida rápida a menudo se elabora con ingredientes más baratos, como carne con alto contenido de grasa, granos refinados, azúcar y grasas añadidas, en lugar de ingredientes nutritivos como proteínas magras, granos integrales, frutas frescas y verduras. La comida rápida también es rica en sodio (también conocida como sal), que se usa como conservante y hace que la comida sea más sabrosa y satisfactoria.

¿Es mala la comida rápida?

No existe un alimento “malo”, pero hay algunos alimentos que debes tratar de no consumir regularmente. Debido a que la comida rápida es alta en sodio, grasas saturadas, grasas trans y colesterol, no es algo que deba comer con frecuencia. Comer demasiado durante un largo período de tiempo puede provocar problemas como presión arterial alta, enfermedades cardíacas y aumento de peso no deseado. Dado que comer muchas grasas trans puede causar ciertos problemas de salud cardíaca, la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) ha exigido que las grasas trans artificiales de los aceites parcialmente hidrogenados se eliminen de los alimentos vendidos en los restaurantes para 2020

Las personas a menudo también beben refrescos cuando comen comida rápida que añade calorías “vacías” (calorías que no te hacen sentirte lleno, ni proporcionan nutrientes además del azúcar) a la comida. Es útil recordar que, con la comida rápida, la moderación es importante.

¿Alguna comida rápida es mas saludable que otras?

Muchas cadenas de comida rápida han actualizado sus menús para incluir opciones más saludables. Por ejemplo, muchos tienen elementos de menú que contienen frutas y verduras. Algunos menús incluso tienen elementos especiales etiquetados como “ligeros” o “menos de 500 calorías” para ayudar a los consumidores a identificar fácilmente los elementos más ligeros del menú. Si bien las opciones de menú bajas en calorías no son necesariamente “más saludables”, los recuentos de calorías pueden ser útiles para decidir entre algunas opciones de comida. Si está comiendo comida rápida más de una vez por semana, intente elegir entre algunas de las opciones más saludables del menú. También puedes consultar la información nutricional en el sitio web del restaurante si tienes curiosidad.

Aquí hay algunos consejos:

Sea ligero con los ingredientes:  los ingredientes adicionales generalmente significan más sodio o grasas no saludables.

Para aligerar su comida sin quitarle sabor:

  • No exagere el aderezo para ensaladas. Elija aderezos a base de aceite como vinagreta italiana o balsámica en lugar de aderezos cremosos para ensaladas como queso azul y ranch que tienen un alto contenido en grasas saturadas. Pida el aderezo aparte para que puedas controlar la cantidad que echas.
  • Utilice (o pida) mostaza o ketchup en lugar de mayonesa o “salsa especial”.
  • Cuando pida pizza, agrega verdura en lugar de carne y pida la masa fina en vez de masa pan (gruesa).
  • Añada a sus sándwiches verduras como cebollas, lechugas y tomates en lugar de tocino o queso extra.
  • No agrega más sal a su comida del salero. La sal es uno de los principales contribuyentes de la hipertensión arterial y las enfermedades cardíacas, y la comida rápida ya suele estar cargada de ella.

Sepa cómo se prepara su comida: la forma en que se prepara una comida dice mucho sobre lo saludable que es.

En general, siga estas normas:

  • Elija alimentos asados, al vapor o a la parrilla en lugar de fritos. Por ejemplo, elija un sándwich de pollo a la parrilla en lugar de pollo frito o nuggets de pollo y elija verduras al vapor o fruta fresca en lugar de patatas fritas.
  • Elija sopas que no sean a base de crema. Por ejemplo, si el nombre de la sopa incluye la palabra crema o sopa, como “Sopa cremosa de queso con brócoli”, elija otra cosa como una sopa a base de caldo como minestrone o fideos de pollo.
  • Los platos etiquetados como fritura (deep-fried), frito en sartén (pan-fried), bañado en aceite o mantequilla, empanando, cremoso, crujiente, gratinado, alfredo o en salsa de crema suelen tener un alto contenido de calorías, grasas no saludables y sal.
  • Cuando pida un sub o sándwich, seleccione carnes magras como pavo o pollo a la parrilla en lugar de hamburguesas, filetes o sándwiches de queso. Pregunta si tienen pan integral o wrap.
  • Pida las salsas o aderezos que vienen aparte con las comidas y use solo una pequeña cantidad.

Practique el control de la porción: Las porciones de comida hoy en los restaurantes son casi el doble del tamaño que tenían hace 30 años. Por eso, terminamos comiendo mucha más comida de la que necesitamos.

Intenta seguir estos consejos

  • Pida porciones de entree más pequeñas. Por ejemplo, en lugar de un sándwich sub grande, pruebe un sándwich sub pequeño con una ensalada y aderezo bajo en grasa o una pieza de fruta.
  • Si te dan como acompañante, patatas fritas, pida una porción pequeña o el tamaño infantil. Nunca el tamaño extra grande; Estas opciones contienen una cantidad aún mayor de calorías, sal y grasa.
  • No caigas en la trampa de las ofertas. Muchos restaurantes de comida rápida anuncian ofertas para porciones más grandes de comida. Estos alimentos pueden venir en lo que se llama una “value box”, un pack combinado, o simplemente ser una porción más grande por un precio barato. Si quiere la oferta, come solo la mitad y guarde el resto para más tarde, o compártelo con un amigo.
  • Recuerde, no es bueno obtener demasiado de algo tan bueno. Incluso si un restaurante de comida rápida usa ingredientes saludables, por lo general dan mucha más comida de la que su cuerpo necesita de una comida. Comer más de lo que necesita el cuerpo de cualquier tipo de alimento puede llevar a un aumento de peso. Observe sus porciones, incluso cuando está comiendo comida rápida más saludable, como ensaladas, sándwiches y sopas.
  • Guarde la mitad de su comida en una caja para llevar para ahorrar para otra comida ya que muchas comidas servidas en restaurantes son el doble o el triple del tamaño de la porción recomendada. Dejarlo a un lado puede evitar que comas tu comida cuando ya estás lleno.

Haga el intercambio: Busque opciones de guarnición más saludables para sus comidas.

  • Coma una ensalada, verduras al vapor, fruta o sopa en lugar de patatas fritas.
  • Elija agua, leche desnatada o refrescos light en lugar de refrescos, bebidas de frutas o batidos, que pueden ser una gran fuente de calorías y azúcar.
  • En lugar de una rebanada de pastel o galleta para el postre, pruebe con fruta y yogur.

 

Elija Esto, No eso

Aquí hay algunos consejos específicos para tomar decisiones más saludables a pedir comida rápida:

  • Restaurante de hamburguesas: elija un sándwich de pollo a la parrilla (no pida mayonesa) con una ensalada y aderezo ligero o rebanadas de manzana.
  • Restaurante de sub sándwich: elija un pequeño sub de pan pita integral (es decir, seis pulgadas) con proteína magra (pollo a la parrilla, pavo), muchas verduras y un aderezo ligero o aceite, o humus
  • Restaurante mexicano: Elija un burrito sin arroz (o un tazón con arroz integral y sin tortilla), con muchas verduras y con proteína magra (frijoles o pollo) o elija tacos con proteína magra (pescado, pollo o frijoles) y abundantes verduras. Para un aderezo, elija guacamole en lugar de crema agria.
  • Disfruta de tu comida: Siéntate mientras comes. La comida rápida se conoce como una comida para llevar. Muchas personas comen en sus automóviles o mientras realizan otra actividad. Si está distraído, es posible que no preste atención a la cantidad de alimentos que está comiendo, y puede comer mucho más de lo que necesita. Siéntese en el restaurante que visita y preste atención a su comida. Si no puede sentarse, coma un poco y guarde el resto para más tarde. De esa manera no se morirá de hambre una vez que tenga la oportunidad de sentarse y terminar su comida, y será menos probable que coma en exceso.

 

¿Dónde puedo encontrar información nutricional sobre la comida rápida?

La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) tiene requisitos de etiquetado para todos los restaurantes de comida rápida. Se requiere que los restaurantes con veinte o más ubicaciones publiquen el contenido calórico de los alimentos en el menú. Puede usar estas cantidades de calorías como guía para ver cuánto come en una comida. Recuerde que el hecho de que algo tenga menos calorías que otro elemento no significa necesariamente que sea “más saludable”. Por ejemplo, las patatas fritas pueden ser más bajas en calorías que un sándwich de pollo a la parrilla, pero sería mejor elegir el sándwich porque es más bajo en grasa y tiene más proteínas.

La mayoría de las cadenas de comida rápida y restaurantes también ofrecen información nutricional en sus paginas web. Use un pagina de búsqueda para encontrar la página web de la empresa. Por lo general, hay un enlace a la sección de nutrición en la página de inicio donde encontrará información nutricional, que incluye grasas, colesterol, sodio, proteínas, calorías y más para cada producto. Muchos de estos menús ahora también son interactivos, por lo que puede obtener una vista previa de su plato y modificarlo para que sea más nutritivo. Eche un vistazo a esta información para ayudarlo a tomar decisiones más saludables al comer fuera.

Si no tiene tiempo o acceso a un ordenador, muchos restaurantes ofrecen folletos de nutrición en el restaurante o tienen una forma de señalar opciones más saludables en sus menús.

Recuerde equilibrar la comida rápida con alimentos nutritivos durante todo el día y tomar decisiones más saludables siempre que sea posible. Hay muchas opciones de alimentos saludables que están fácilmente disponibles, son sabrosas y no cuestan mucho y se pueden comer sobre la marcha. Si te gusta la comida rápida, intente limitarla a una vez por semana y elija opciones saludables.