TDAH

This guide in English
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

girl looking upTDAH es la abreviatura para Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad.

Existen tres tipos de TDHA:

  • El tipo Inatento causa que las personas tengan dificultad para prestar atención o concentrarse.
  • El tipo Hiperactivo/Impulsivo causa que las personas se sientan inquietas y que hagan cosas sin pensar.
  • El tipo Combinado es el más común. Ocasiona problemas con atención, hiperactividad e impulsividad.

¿Quiénes tienen TDAH?

El TDAH es muy común. Estudios han demostrado que entre el 3-7% de todos los niños en edad escolar tiene TDAH. En general se diagnostica durante la niñez, pero muchas veces puede desarrollarse sin ser percibido hasta los doce años o durante la adultez. Los niños son más propensos a ser diagnosticados con TDAH que las niñas.

El TDAH es hereditario. Es muy común que una persona que tiene TDHA también tenga un padre con TDAH, a pesar que este nunca haya sido diagnosticado.

Recuerda que las personas que tienen TDAH son igual de inteligente al resto de las personas. Incluso, algunas personas sostienen que Albert Einstein tenía TDAH.

¿Cuáles son los síntomas que presenta un problema de atención?

Una persona que presenta un problema de atención podría tener los siguientes síntomas:

  • Distraerse fácilmente durante una conversación o mientras hace algo
  • Cometer errores sin darse cuenta
  • Tener dificultades para terminar alguna tarea escolar u otros deberes
  • Ser denominada con “perezosa” o “descortés” porque no finaliza o aplaza tareas importantes
  • Estar en las nubes cuando se supone que debería poner atención (durante por ejemplo, una clase)
  • Tener problemas para seguir instrucciones
  • Ser olvidadiza
  • Perder las cosas fácilmente

¿Cuáles son los síntomas de hiperactividad?

Una persona con hiperactividad podría:

  • Estar intranquila y sentirse inquieta constantemente
  • Tener problemas para esperar su turno
  • Verse involucrada en situaciones difíciles o malas por que no piensa lo suficiente antes de hacer las cosas
  • Involucrarse en comportamientos riesgosos como manejar a mucha velocidad, abuso de drogas o alcohol o tener sexo sin protección sin pensar en las consecuencias
  • Tener problemas para socializar con las personas porque es incapaz de finalizar las cosas que se le pide o porque es impaciente
  • Frustrarse fácilmente

¿Qué debo hacer si pienso que tengo TDAH?

Habla con tus padres o con tu proveedor de la salud. Tu proveedor de la salud (o profesional calificado en enfermedades mentales) les preguntará a tus padres y quizás a tus profesores sobre cómo actúas y cómo te desempeñas en la escuela y en casa. El/Ella te preguntará cómo eras cuando estabas pequeña porque los síntomas y señales de la TDAH en general se presentan a temprana edad. Te pedirá que realices algunos exámenes los cuales demostrarán si es que tienes problemas de atención o de hiperactividad. Este proceso se llama examen neurosicológico.

Algunas veces las personas pueden tener problemas de atención /hiperactividad/ impulsividad porque se sienten deprimidos o ansiosos y no porque puedan tener TDAH. Por ello, es importante hablar con tu proveedor de la salud sobre tus síntomas para que el o ella pueda determinar la mejor manera de ayudarte.

¿Cuál es el tratamiento para TDAH?

Las dos formas más comunes de tratamiento para el TDAH son medicamentos y terapia de comportamiento.

¿Qué medicamentos puedo tomar para aliviar el TDAH?

Muchas personas toman medicamentos para aliviar los síntomas del TDAH. Las recetas más comunes para tratar el TDAH son conocidas como estimulantes.

Ejemplos de estos estimulantes son:

  • Adderall®
  • Concerta®
  • Focalin®
  • Ritalin®

Un medicamento no estimulante como Strattera® podría ser recetado.

Dependiendo de qué tipo de medicamento considera tu proveedor de la salud es mejor para ti, lo tomarás una o varias veces por semana. Algunos adolescentes sólo necesitan tomar su medicamento para aliviar el TDAH durante los días de colegio o cuando necesitan hacer su tarea. Pero, el TDAH afecta a todos los partes de la vida (no solo la escuela), y por eso, es común necesitar los medicamentos todos los días. Por ejemplo, no quieres faltar atención mientras estas manejando un coche en los fines de semana.

¿Los medicamentos para aliviar el TDAH tienen algún efecto secundario?

Las medicinas que se prescriben para aliviar el TDAH pueden causar algunos efectos secundarios como disminuir el apetito, pérdida de peso, problemas para dormir, dolor de estómago e irritabilidad. Estos efectos secundarios desaparecen después del primer mes, pero es importante decirle a tu proveedor de salud si es que estos síntomas persisten. El o ella podrán cambiar el medicamento para evitar estos efectos.

¿Existe alguna otra cosa que puedo hacer para aliviar mi TDAH, además de usar el medicamento?

Algunos adolescentes usan estrategias de comportamiento con o sin medicamento para aliviar los síntomas del TDAH.

A continuación te presentamos algunos ejemplos:

  • Mantener un calendario u horario para que te ayude a recordar cosas importantes
  • Codifica tus cuadernos del colegio mediante colores o encuentra otra forma de mantenerte organizada, como por ejemplo crear una lista de las cosas que tienes que hacer
  • Practica formas que te ayuden a pensar y esperar antes de realizar cualquier cosa
  • Propónert metas pequeñas que puedas realizar
  • Recuérdate a ti misma de mantenerte firme en la realización de tus tareas y en el logro de tus metas
Si piensas que puedes tener TDAH, consulta con tu proveedor de la salud. El TDAH puede ser difícil pero con un tratamiento adecuado puedes ser capaz de superar la mayoría de tus síntomas o tal vez todos. Consultar con tus consejeros de salud mental también es importante pues ellos te aconsejaran sobre cómo aprender estrategias que te ayudarán en la escuela y socialmente. Recuerda NUNCA te auto medicines o compartas tus medicamentos para TDAH. Esta es una condición médica que necesita ser diagnosticada y tratada por un proveedor de la salud.