VIH/SIDA

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

HIV, AIDSEn el pasado, el VIH/SIDA era considerada una enfermedad mortal. La investigación médica ha ayudado a los médicos a comprender el VIH y mejorar los tratamientos disponibles. El VIH/SIDA ahora puede ser tratado con medicina, sin embargo las enfermedades infecciosas crónicas siguen siendo un problema grave.

¿Qué son el VIH y el SIDA?

Las siglas VIH significan Virus de Inmunodeficiencia Humana. VIH es el virus que cuando no se trata, se convierte en SIDA o Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida. El virus ataca al sistema inmunológico del cuerpo, especialmente a las células blancas llamadas células CD-4 (también llamadas “células T”). Tú sistema inmunológico es aquel que lucha contra las infecciones para mantener a tu cuerpo saludable, las células T juegan un papel muy importante manteniendo a la persona protegida contra las infecciones. Si tu sistema inmunológico está débil, no puede proteger a tu cuerpo y es fácil de enfermarse.

¿Quién se contagia de HIV/SIDA?

Como dice el dicho: “el VIH no discrimina.” Cualquiera que practica el sexo sin protección apropiada corre el riesgo de contagiarse de VIH (teniendo relaciones sexuales sin el uso del condón) y/o compartiendo jeringas y agujas con una persona infectada está en riesgo de contagiarse del virus del VIH. También los bebés nacen con el virus si la madre está infectada. En el pasado, las personas también se infectaban a través de transfusiones sanguíneas sin estudios de control, sin embargo, hoy en día la sangre donada es analizada en busca del virus del VIH.

¿Todo aquél que tiene VIH contrae el SIDA?

No todas las personas con VIH contraen el SIDA. A pesar de ello, si el nivel de Células T en el torrente sanguíneo desciende (carga viral), el sistema inmunológico puede tornarse demasiado débil para luchar contra las infecciones y se considera que tiene SIDA. Entonces es posible enfermar de ciertos padecimientos que usualmente no afectan a otras personas. Una de estas enfermedades es el Sarcoma de Kaposi (SK), un tipo de cáncer de piel poco común. Otro es un tipo de neumonía llamado Neumonía Pneumocystis Carinii (PCP). Estas enfermedades puede tratarse en una persona cuyas Células T y carga viral regresan a sus niveles saludables con los tipos de medicamentos apropiados.

¿Cómo se propaga el VIH?

El VIH se propaga de la siguiente manera: de una persona infectada a otra por medios vaginal, oral y por sexo anal. Las madres infectadas pueden contagiar a sus bebés el virus del VIH, durante el nacimiento o al amamantarlos. El HIV también se propaga al compartir agujas y jeringas con una persona infectada.

El virus del VIH se localiza y puede transmitirse a través de cuatro tipos de fluidos corporales: semen, fluidos vaginales, sangre y leche materna. Las maneras más comunes en que estos fluidos infectados contagian el torrente sanguíneo de otra persona es por:

  • Compartir agujas
  • Manteniendo relaciones sexuales sin protección (sin condón)
  • A través de heridas abiertas e irritaciones derivadas de otras enfermedades de transmisión sexual
  • A través de la “uretra”- el tubo en el pene que transporta los fluidos fuera del cuerpo
  • Por pequeños desgarres en el interior de la vagina o el ano provocados por relaciones sexuales

El VIH no se contagia al tocar, abrazar o saludar de mano a una persona infectada. No se propaga al toser, estornudar, compartir vasos ni platos, tocar sanitarios ni manijas de puertas. Ni las mascotas ni los piquetes de insectos como los mosquitos propagan el virus. El donar sangre no contagia tampoco el VIH. Esto se debe a que cada donador utiliza una aguja nueva, por ello, nunca tendrás contacto con la sangre de otra persona.

¿Cuáles son los síntomas del VIH/SIDA?

Algunas personas muestran síntomas de alguna enfermedad en las siguientes 6 semanas posteriores a la infección con el VIH. Estos síntomas son:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Glándulas inflamadas
  • Cansancio
  • Dolor de músculos y articulaciones
  • Dolor de garganta

Debido a que estos síntomas son muy similares a los de la gripe, el VIH puede pasar sin notar. Por ello, es importante mencionarle a tu profesional de la salud si es que haber mantenido relaciones sexuales sin protección y/o haber compartido agujas. ¡Ello sería un excelente motivo para realizarse un estudio en busca del VIH!

Cuándo el VIH se convierte en SIDA, una persona puede tener cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fiebre que persiste durante más de un mes
  • Pérdida de peso
  • Cansancio extremo
  • Diarrea que persiste durante más de un mes
  • Glándulas linfáticas inflamadas
  • Confusión
  • Pérdida de equilibrio

¿Qué debo hacer si creo tener VIH o SIDA?

Si crees estar infectado de VIH o has estado expuesto a alguien que crees o sabes que es VIH positivo o si experimentas alguno de los síntomas anteriores, realízate la prueba y concerta una cita con tu proveedor de la salud de inmediato. Mientras más pronto se te realicen los análisis, más pronto podrás comenzar con tratamiento para controlar el virus (en caso de ser positivo). Al recibir tratamiento temprano puede desacelerar el progreso de la infección del VIH y puede evitar que te dé SIDA. El saber si eres VIH positivo o no te ayudará a tomar decisiones para poder protegerte a ti mismo y a los demás.

¿Cómo se diagnostica el VIH?

El VIH se diagnostica utilizando una de tres diferentes pruebas:

Prueba de sangre estándar – (las pruebas EIA o ELISA) Este tipo de prueba de sangre toma alrededor de 2 semanas para recibir los resultados. Se obtiene sangre del brazo una vez.

Western Blot – Si la prueba de sangre estándar muestra anticuerpos positivos al VIH, se realiza la prueba Western blot. Si la prueba resulta positiva, la persona tiene VIH.

Pruebas rápidas (pruebas de pinchar el dedo y orales) – Ambas pruebas tardan alrededor de 20 minutos para obterner los resultados.

  1. La prueba de sangre es un pinchazo en el dedo; se obtiene una pequeña muestra de sangre de la punta del dedo y se mezcla en una solución.
  2. Prueba oral – se obtiene una pequeña muestra de saliva de la boca de la persona utilizando un hisopo o cotonete que parece un cepillo dental.

En caso de que cualquiera de los exámenes rápidos dé positivo, se realiza la prueba Western blot para confirmar que la persona sea VIH positiva.

El Home Access Kit® – Esta prueba ha sido aprobada por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA*). Puedes adquirirla en la mayoría de las farmacias sin necesidad de receta médica. Esta también es una prueba de “pinchazo” en el dedo. Tienes que pinchar tu dedo y colocar una gota de sangre en un cartoncillo que viene con el equipo. Envías este al laboratorio y puedes obtener los resultados por teléfono entre 1 y 3 días. *Por sus siglas en inglés

¿Qué significa un resultado “negativo falso”?

Si se realiza el estudio demasiado pronto después de haber sido expuesto al virus del VIH, puede que obtengas un “negativo falso.” Esto se debe a que puede tomar 12 o más semanas desde el momento de la exposición al VIH para que la prueba dé positivo. Normalmente se recomienda que te sujetes a la prueba de nuevo a los 3 meses para asegurarte de que en verdad eres negativo. Es importante saber que un resultado de “reactivo” o “positivo” no es un diagnóstico. Sólo un doctor puede diagnosticar el VIH.

¿Qué pasa con las parejas sexuales?

Si tienes VIH, necesitarás decirlo a cualquiera con quien hayas mantenido relaciones sexuales o con quien hayas compartido agujas para que ellos también se realicen la prueba Y que reciban tratamiento lo antes posible. Si sientes que no se los puedes decir, platica con tu proveedor de la salud. Ellos podrán hacerles saber de manera confidencial, que pueden haber estado expuestos.

¿Cómo se trata el VIH/SIDA?

Hasta ahora no existe cura contra la infección del VIH o SIDA. Es una enfermedad crónica y el virus permanece de por vida en tu cuerpo. El virus ha sido tratado con una combinación de tres medicamentos diferentes los cuáles trabajan en conjunto para mantener el virus estable y que el sistema inmunológico permanezca en buen estado. La gente con VIH debe tomar medicinas en horarios específicos y nunca dejar de tomar las dosis. Es de extrema importancia seguir el plan de tratamiento especificado por el médico al pié de la letra. Tu proveedor de la salud también puede recomendar que mantengas una dieta saludable, hagas ejercicio y mantengas el nivel de tensión al mínimo en tu vida.

¿Cómo puedo protegerme contra el VIH?

  • La mejor manera de evitar el contagio del VIH es el no sostener relaciones sexuales ni compartir agujas. Si decides tener relaciones sexuales, siempre deberás practicar el sexo seguro.
  • Limita el número de compañeros(as) sexuales. Si tú y tu pareja son sexualmente activos, pueden estar seguros realizándose los estudios y tomar tratamiento para otras enfermedades de transmisión sexual (de ser necesario).
  • Asegúrate de siempre utilizar el condón de manera correcta cada vez que sostengas relaciones sexuales vaginales, anales u orales. El uso de condones y barreras de látex durante la relación sexual disminuye el riesgo de contagio de VIH.
  • Usa agujas estériles si planeas hacerte un tatuaje o alguna perforación (piercing) o si usas drogas intravenosas. Esto en verdad disminuye el riesgo de contagio de VIH. No te realices perforaciones en la piel a menos que estés seguro de que hayan sido bien esterilizados.
  • No compartas objetos personales como rastrillos ni cepillos de dientes. Estos objetos pueden tener rastros de sangre que pueden contener el virus (si la sangre es de alguien que sea VIH+).
  • ¡Realízate la prueba! Puedes asegurarte de que tú y tu pareja se realicen la prueba del VIH antes de tener relaciones sexuales.
Muchos consultorios médicos, hospitales y clínicas ofrecen la prueba de VIH muy baratos o gratuitos. Si la prueba es positiva, lo más seguro es que te sentirás asustada. Platica con tu profesional de la salud y consejero VIH lo más pronto posible para que puedas hablar de tu tratamiento. Un tratamiento temprano generalmente mejora las esperanzas de una persona vivir una vida saludable. Existen también entornos seguros como grupos de apoyo que te ayudarán a manejar estos sentimientos y recursos para responder a tus dudas.