Lidiando con padres con problemas con el alcohol

Esta guía en Español

La mayoría de los adultos beben de forma social con sus amigos o disfrutan una botella de vino con la cena, pero beber con moderación es distinto a sufrir de alcoholismo. Si estás consciente de que alguno de tus padres tiene un problema con el alcohol, no estás sola. De acuerdo con la Administración de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA), más de 1 de cada 10 niños en los Estados Unidos vive con un padre que sufre de problemas con el alcohol. Hay otros que comprenden tus preocupaciones y hay formas de obtener ayuda.

¿Cómo sé si alguno de mis padres tiene Trastorno por Consumo de Alcohol?

Adicción 
Lo primero y más importante que debes comprender es que el alcoholismo es una adicción. Una adicción sucede dentro del cerebro de una persona, en el que un cambio en la química cerebral provoca que una persona busque algo compulsivamente a pesar de las consecuencias negativas. Esto significa que a pesar de que la decisión inicial de comenzar a beber de una persona fuera algo de su elección, el acto continuo de beber es usualmente algo de lo que tienen un control limitado debido a la forma en que ha cambiado el cerebro. Las personas pueden volverse adictas a un montón de cosas. La siguiente información es acerca de la adicción al alcohol. Las personas que tienen una adicción comúnmente tienen los siguientes síntomas:

  • Dependencia física: La necesidad que tiene el cuerpo por el alcohol para poder funcionar.
  • Abstinencia: Problemas médicos como resultado de no beber alcohol.
  • Tolerancia: La necesidad de beber más alcohol para poder obtener el mismo efecto.

Los investigadores que han estudiado la adicción la ven como una enfermedad de por vida, similar a otras enfermedades médicas crónicas. Como tal, es posible que alguien con una adicción recaiga (vuelva a la bebida) después de un periodo de sobriedad (abstinencia o no beber).

Síntomas comunes del Trastorno por consumo de alcohol
Si respondes “sí” a cualquiera de las siguientes preguntas, es probable que tus padres sufran de Trastorno por consumo de alcohol:

  • ¿Son incapaces de limitar la cantidad de alcohol que beben?
  • ¿A veces no recuerdan conversaciones pasadas o cosas que han hecho mientras bebían? (Esto puede denominarse “laguna mental”)
  • ¿Alguna vez guardan el alcohol en lugares extraños de la casa, en el trabajo, en el auto o intentan ocultar sus hábitos de bebida?
  • ¿Se vuelven irritables o físicamente enfermos (como nauseabundos, sudorosos o temblorosos) cuando no tienen alcohol cerca?
  • ¿Han tenido problemas legales o problemas con sus relaciones, trabajos o dinero debido a la bebida?
  • ¿Tus padres pasan mucho tiempo consiguiendo alcohol, bebiéndolo y recuperándose de sus efectos?
  • ¿Han conducido un auto mientras conducen o han recibido un DWI (conducir en estado de ebriedad) o un DUI (conducir bajo la influencia)?
  • ¿Alguna vez necesitan beber para “poder iniciar” la mañana?
  • ¿Se molestan cuando los demás le preguntan acerca de su bebida?

Lo que puedes estar sintiendo:

Vivir con un padre que sufre de Trastorno por consumo de alcohol es usualmente estresante. Aunque las personas pueden tener muchas reacciones distintas, puede ser útil saber que otros en situaciones similares usualmente piensan o sienten lo siguiente:

  • Ira: Algunos se sienten molestos con el hecho de que esto les está pasando a ellos o se sienten molestos con sus padres por tener este trastorno.
  • Preocupación: Algunos se sienten preocupados por la salud de sus padres. Si alguna vez te sientes preocupada por tu propia seguridad, busca un adulto de confianza en tu vida, como otro miembro familiar, un profesor o un consejero académico y habla con tu proveedor de salud.
  • Tristeza: Algunos se sienten tristes por perder la relación con sus padres o por la falta de una figura parental.
  • Miedo: Algunos sienten miedo de lo que pueda pasar en el futuro si sus padres no consiguen ayuda.
  • Vergüenza: Algunos se sienten avergonzados y puede que quieran ocultar la situación a sus amigos, familiares, profesores, etc.
  • Culpa: Algunos sienten que son culpables, pero recuerda que esto nunca es tu culpa.
  • Desamparado: Algunos sienten pérdida de control e impotencia sobre qué hacer. Esta es una reacción normal, pero recuerda que existe ayuda.

¿Cómo puedo ayudar a mis padres?

El tratamiento para el Trastorno por consumo de alcohol es un proceso largo que involucra muchos pasos. No es algo que recaiga sobre los hombros de una sola persona y por eso nunca debes sentir que debes ayudar a tus padres por ti misma. Habla con otros adultos de confianza en tu vida y con tu proveedor de salud. Estas personas pueden ayudarte a ti y a tus padres a obtener la ayuda que ambos necesitan.

¿Cómo puedo ayudarme a mí misma?

Los primeros pasos para obtener ayuda es hablar. Comparte tanto como te sientas cómoda con alguien en quien confíes, así no tienes que lidiar con la situación por ti sola. También hay grupos de apoyo para personas en situaciones similares a los que puedes asistir. Un buen recurso es Rincón para adolescentes (Alateen), una reunión para adolescentes afectados por la bebida de alguien más. También hay “reuniones de chat” que se realizan en línea, así como otros recursos.,

¿Si uno de mis padres tiene un trastorno por consumo de alcohol yo también lo tendré?

Tener un historial familiar de trastorno por consumo de sustancias puede ser un factor de riesgo en cuanto a desarrollar problemas con el alcohol. Aun así, la mayoría de los hijos de padres con trastorno por consumo de alcohol no lo desarrollan. De hecho, hay muchas personas con trastorno por consumo de alcohol que no tienen un padre con una adicción. Si estás consciente de que tu padre sufre de trastorno por consumo de alcohol, debes saber que hay un riesgo muy alto tanto de sufrir de la misma enfermedad como de adicción a otras drogas.