Lidiar con una Pérdida

This guide in English

depressed girlLa pérdida de un ser querido es una parte de la vida que se vuelve más común cuando se pasa de la niñez a la adolescencia y adultez. Perder a alguien o algo importante para ti nunca es fácil, pero puede ayudar saber qué es una pérdida, cómo puede afectarte y cómo lidiar con ella de manera saludable y sanadora.

¿Qué es una pérdida?

Hay diferentes tipos de pérdidas que afectan a las personas. La muerte es el primer tipo de pérdida en la que uno puede pensar. Sin embargo, una pérdida frecuentemente se experimenta cuando se terminan relaciones de otras maneras, como divorcios, mudanzas o enfermedades. De hecho, cualquier cambio puede generar sentimientos de pérdida; un hermano o hermana que se va a la universidad, un padre que pierde el trabajo, un abuelo/a que se muda a un hogar de ancianos, o un evento mundial que atenta contra tu sentimiento de seguridad. Mucha gente joven experimenta su primera pérdida cuando muere una mascota. Durante la adolescencia, tus amistades y relaciones se vuelven cada vez más importantes, y las rupturas y los cambios de amistades pueden sentirse como pérdidas también.

¿Cómo se siente una pérdida?

La manera en que una persona reacciona a una pérdida depende de muchas cosas y cada uno puede sentirlo diferente. ¿Qué tan cercana era la relación? ¿La pérdida era esperada o fue súbita? Si la pérdida tiene que ver con una muerte, ¿fue la muerta causada por una enfermedad, por un accidente o por un acto de violencia? ¿Cómo afecta esta pérdida a tu vida diaria o a tus planes a futuro? Si ya has experimentado una pérdida, cada nueva pérdida puede volver a traer sentimientos y recuerdos dolorosos.

Es normal que tu reacción a una pérdida cambie con el tiempo. Una parte importante del proceso de sanación es sentir y aceptar las emociones que aparecen como resultado de la pérdida. Al principio podrías sentirte adormecido. También podrías experimentar negación, que se refiere a sentir que la pérdida no ha pasado en realidad. Una vez que has aceptado que la pérdida es real, es común experimentar muchos tipos de sentimientos muy fuertes como, enojo y tristeza intensa. También es frecuente el sentimiento de culpa en respuesta a una pérdida, como si tu pudieras haber hecho algo para prevenirla, o si debieras haber sido más cariñoso y considerado antes de que la pérdida pasara. Todos estos sentimientos son normales.

Puede llevar tiempo, pero eventualmente llegarás a aceptar la pérdida. Con el tiempo, tus sentimientos se volverán menos intensos. Nada, ni siquiera el tiempo cambiarán el hecho de haber sufrido una pérdida, pero podrás volver a tu rutina diaria. Nadie podrá decir con exactitud cuánto tiempo tomará, pero date tiempo, y comenzarás a sentirte mejor cada día.

¿Hay alguna manera de evitar sentimientos dolorosos?

Los sentimientos dolorosos siempre son parte de una pérdida, pero algunas cosas pueden ayudarte a sobrellevar la experiencia. Lo más importante que tienes que recordar es cuidar de tu salud comiendo, descansando y evitando drogas y alcohol. En lo posible, trata de no tomar decisiones importantes hasta que te sientas mejor, ya que probablemente no estés pensando con tanta claridad. También suele ayudar expresar tus sentimientos mediante conversaciones, escritura, música, arte u otras formas de expresión. Asimismo, es útil mantener tus rutinas diarias habituales. Es importante que seas paciente contigo. Aunque sea imposible predecir con exactitud como responderás a una pérdida y cuánto tiempo durarán esos sentimientos, la mayoría de las veces, la gente es capaz de adaptarse a una pérdida y eventualmente continuar con su vida.

¿Cómo puedo ayudar a alguien a sobrellevar una pérdida?

Aunque no parezca mucho, “estar allí” es lo más importante que puedes hacer para ayudar a alguien a lidiar con una pérdida. Puede ser incómodo estar con una persona que está pasando por algo tan duro. Puedes sentirte inútil porque no puedes hacer nada para aliviar el dolor. Sin embargo, escuchar los sentimientos de la otra persona, compartir recuerdos, y ayudar con actividades diarias como preparar comidas y hacer mandados puede resultar de mucha ayuda. A veces es útil ir a terapia o asistir a grupos de apoyo para gente que está pasando por pérdidas similares. La presencia de amigos para alguien que ha sufrido una pérdida es un aviso importante de que la pérdida es sólo una parte de la vida, y de que uno no está solo/a.

¿Qué pasa si no empiezo a sentirme mejor?

Es importante buscar ayuda profesional si sientes que no puedes lidiar con una pérdida.

Si tú o un amigo experimentan algo de lo siguiente, es momento de buscar ayuda profesional:

  • Pasar mucho tiempo solo/a, en vez de estar con amigos o familia.
  • Experimentar cambios en hábitos de comida o sueño, o falta de interés en actividades normales diarias.
  • Usar drogas o alcohol para adormecer los sentimientos.
  • Hacer cosas arriesgadas que normalmente no haría/s.
  • Sentir que quiere/s lastimarse/te.

Cualquiera que sienta que no puede solo/a con el dolor de una perdida, debería pensar en hablar con un profesional como, un consejero escolar, psicólogo, trabajador/a social o un clérigo. Estas personas pueden ser de ayuda si sientes que es difícil superar una pérdida.

Lo más importante que debes recordar sobre lidiar con una pérdida es:

  • Ser paciente contigo mismo.
  • Encontrar formas sanas de sacar afuera tus sentimientos.
  • Dejar que la gente cercana a ti ofrezca su apoyo.
  • Consultar con un profesional si sientes que necesitas ayuda para superar tu pérdida.