Bronceado en Interiores (Bronceado Artificial)

This guide in English
girl in tanning booth

Probablemente sepas que la exposición excesiva al sol puede ser dañina para tu piel y puede provocar la formación de arrugas y cáncer a la piel; ¿pero qué hay del bronceado artificial en un solárium? Piensas que porque no estás recibiendo una exposición directa del sol es más segura, ¿no es así? ¡Falso! No sólo el uso del solárium no es seguro sino que además los efectos pueden ser peores que exponerse al sol directamente sin crema protectora. La Organización Mundial de la Salud ha  clasificado aparatos de bronceado como algo carcinogénico (es decir, que puede causar cáncer en los seres humanos). Dañinos rayos UV también pueden causar arrugas, manchas de edad y envejecimiento prematuro.

¿Por qué es malo el bronceado en interiores?

El bronceado en interiores incluyen todas formas de luz artificial. Las camas bronceadoras de un solárium emiten rayos ultravioletas los cuales penetran muchas capas de la piel. Estos rayos pueden producir daños severos, como arrugas, daño ocular y, con el paso del tiempo, puede llevar al cáncer de la piel. Rayos UV de aparatos de broncearse se clasifican por el Centro Internacional de Investigaciones Sobre el Cáncer (CIIC) como un carcinógeno del “grupo uno” — el mismo grupo como el tabaco. Un carcinógeno es algo que causa el cáncer. Las luces especiales utilizadas en los centros de bronceado emiten hasta 12 veces más la cantidad de rayos UV que el sol; ¡te expone a mucho más en menos tiempo!

Tome este cuestionario de verdadero/falso para probar tu conocimiento del bronceado en interiores

FALSO. Desafortunadamente, aunque sólo sea una vez, broncearse no es seguro para la piel. El “bronceado” que cumples es en realidad la reacción de tu cuerpo a la radiación UV. Esto quiere decir que tu piel cambia de color porque tu cuerpo está intentando protegerse de estos rayos dañinos.

CIERTO. Aunque una persona tenga la piel oscura, no significa que los rayos UV no penetren la piel–sólo que puede pasar más tiempo hasta que se noten los efectos del daño (como arrugas). Sólo porque el daño aparezca más lentamente que en la piel más clara no significa que no exista. Todos, sin importar el color de la piel, están en riesgo.

FALSO. Puede parecer que un bronceado mejore el acné, pero no es así. De hecho, puede empeorarlo.

CIERTO. La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, por sus siglas en inglés) ha aprobado el uso de dihidroxiacetona (DHA), un químico utilizado en la mayoría de los bronceadores sin sol y lociones autobronceadores, y también el líquido utilizado en los aerosoles. Es seguro de usar en la piel pero no de consumir. Debes cubrirte la boca, la nariz y llagas/heridas abiertas cuando se aplica.

CIERTO. Según un estudio reciente, en los Estados Unidos hay unas 400,000 personas con cáncer de piel provocado por el bronceado en interiores.

CIERTO. Esta afirmación se basa en la investigación y es refrendada por el Centro Internacional de Investigaciones Sobre el Cáncer (CIIC). Este grupo también dice que los menores y adultos jóvenes no se deberían permitir usar los aparatos de bronceado.

¿Qué hay de los productos bronceadores sin sol?

A diferencia de las camas o cabinas de bronceado, los lociones autobronceadores o bronceadoras no le dañan la piel. Los productos de bronceado sin sol vienen en una variedad de formas, tales como: lociones, aerosoles (sprays), geles y toallitas. Usar estos productos es generalmente más barato que el bronceado en interiores, y el color/bronceado dura ~3-5 días. Busca el sello de la Fundación del Cáncer de la Piel. Los productos con este sello se han examinado y cumplen con los criterios específicos de seguridad y eficacia.

¿Hay otra manera de broncearse aparte de la luz UV y los autobronceadores?

El bronceado en spray/por rociado (Spray tan): Los productos de bronceado en aerosol o bronceado sin sol le dan a tu piel un color bronceado por usar una sustancia química conocida como dihidroxiacetona (DHA). El DHA está aprobado por la FDA sólo para uso EXTERNO. DHA interactúa con las células muertas superficiales en la primera capa de tu piel (la epidermis) y oscurece el color de tu piel, dándote un bronceado falso. Típicamente, este “bronceado” dura 5-7 días. Es importante recordar que la mayoría de los bronceadores sin sol no contiene SPF, así que tendrás que aplicar protector solar antes de salir.

Al usar un bronceador en un salón, ya sea mecánica o manual, asegúrate de proteger los ojos, la nariz, la boca y los oídos. Si el salón no ofrece protección en forma de gafas, tapones para los oídos, etc., busca otro salón. Aunque se consideran seguros los químicos para uso externo, DHA puede ser peligroso si se inhala o se consume.

Píldoras de bronceado: Unas tiendas venden píldoras que promueven un bronceado sin sol. Estas píldoras NO han sido aprobadas por la FDA, lo que significa que no se han examinado ni aprobado según los estándares del gobierno de los Estados Unidos. Estas píldoras contienen una sustancia química conocida como cantaxantina, la que puede volver la piel de color desde anaranjado a negro. La cantaxantina puede provocar reacciones alérgicas, problemas graves en el ojo, náuseas, calambres, diarrea, verdugones graves que pican y también puede dañar el hígado.

Si decides que es necesario obtener un bronceado con la luz UV (aunque ahora sabes que lleva riesgos graves), siga estas precauciones de seguridad:

  • Comprueba que el personal sabe cómo ajustar el temporizador del aparato bronceador según los tiempos de exposición recomendados por el fabricante, que conoce los diferentes tipos de piel y cómo proteger los ojos de la luz UV.
  • Antes de broncearte, asegúrate de que la cama/cabina tenga un interruptor de seguridad, y que sepas dónde está.
  • Siempre usa gafas protectoras que te queden bien. Asegúrate de que no estén rajadas.
  • Limpia la cama con un desinfectante seguro antes y después de usarla–el personal debe proporcionar el desinfectante y toallas de papel.
  • No compres el pase/paquete “sin límites”, aunque parezca un buen negocio. Hay que limitar el número de veces que te bronceas. Recuerda, lleva 48 horas para que un bronceado aparezca.
  • Haz una lista de cualquier medicamento que estés tomando, y pregúntale a tu proveedor de la salud si está bien ir a un salón de bronceado. Algunos medicamentos causan sensibilidad a la luz UV. Por ejemplo: Accutane (para el acné) y antibióticos con doxiciclina harán que tu piel sea más sensible a los rayos UV, y como resultado, que la piel se queme más rápido.
Aunque puede que te guste cómo se ve tu piel con un color más oscuro, ¡la conclusión es que el bronceado en interiores simplemente no vale la pena los riesgos! Sé inteligente, cuídate, ¡y enorgullécete del color natural de tu piel con la que naciste! Si es absolutamente necesario broncearte, usa un loción bronceador sin sol y con SPF.