MRKH: Instrucciones para el Uso de Dilatadores Vaginales

This guide in English
MRKH butterfly

Si está leyendo esta guía, es probable que su ginecólogo le haya recomendado dilatadores vaginales para ayudarla a crear una vagina. La agenesia vaginal (ausencia de la vagina) es una condición con la que nacen algunas mujeres jóvenes. La siguiente información explica cómo usar dilatadores vaginales para crear una vagina. Es seguro y no implica cirugía. Tenga en cuenta: que esta guía no es una recomendación de tratamiento ni debe considerarse un consejo médico. Consulte a su ginecólogo si tiene alguna pregunta.

El uso de dilatadores vaginales solo debe iniciarse después de un examen completo, después de que su ginecólogo haga el diagnóstico de agenesia vaginal y cuando comprendas todas tus opciones y tengas tiempo para tomar una decisión adecuada para ti. Tu ginecólogo debe revisar las siguientes instrucciones contigo. Se recomienda un seguimiento mensual con tu ginecólogo mientras se está dilatando.

Antes de comenzar: Primero debe recibir formación y asesoramiento de su ginecólogo o un medico especializado. Al principio puede ser incómodo hacer preguntas, pero es muy importante para que sepa cómo se creará su vagina.

¿Cómo funcionan los dilatadores?

Los dilatadores funcionan lentamente con el tiempo, estirando la piel en el área vaginal. La mayoría de las mujeres jóvenes con agenesia vaginal nacen con un hoyuelo vaginal, donde la piel vaginal se frunce un poco. Otras mujeres jóvenes tienen una pequeña abertura vaginal o una vagina más corta y/o más estrecha. Cuando se coloca un dilatador en esta zona y se aplica presión, la piel se estira y se formará un canal vaginal.

¿Cuanto tiempo tardará en crear una vagina?

El proceso de creación de una vagina puede tardar tan solo 2-3 meses o hasta 18 meses o más, dependiendo de la frecuencia con la que use su dilatador vaginal y si lo está usando correctamente. En general, si lo usa correctamente durante aproximadamente 15-20 minutos, dos veces al día, y aplica presión, tardará aproximadamente 3-6 meses o menos para crear su vagina. Tomará mucho más tiempo si no lo usa de manera consistente. La mayoría de las mujeres jóvenes tienen buenos resultados cuando recuerdan usar su dilatador aproximadamente a la misma hora todos los días. Elija un momento como a primera hora de la mañana y antes de irse a dormir para que pueda comenzar una rutina. Una vez que se sienta cómodo, el dilatador se puede sostener con una mano para que pueda hacer otras cosas, como leer, ver la televisión o hablar por teléfono.

¿Cómo sabré si estoy usando los dilatadores vaginales correctamente?

Antes de llevar su(s) dilatador(es) a casa, su ginecólogo o enfermera debe mostrarle cómo usarlo y darle tiempo para que practique colocando el dilatador en el lugar correcto. Utilizará un dilatador a la vez y generalmente comenzará con el tamaño más pequeño hasta que esté listo para el siguiente tamaño. Es mejor estar en una posición semi acostada con las rodillas dobladas. Pregunte si puede usar un espejo para ayudarte a encontrar el lugar donde insertar el dilatador vaginal.

Preparándose:  Reserve unos 20 minutos, dos veces al día, cuando no lo interrumpirán y pueda tener privacidad en su habitación o lugar de su elección. Organízalo con sus padres u otro miembro de la familia para que puedan asegurarse de que nadie le moleste. Puede ayudar colgar algo en la puerta de su habitación, como un letrero de No Molestar, que indicará a otras personas en su hogar que no estará disponible por un tiempo.

 

  1. Si es posible, tome un baño tibio durante al menos 10 minutos antes de usar su dilatador (opcional). Aunque este paso no es absolutamente necesario, el agua tibia ayuda a suavizar la piel donde colocará el dilatador para que se estire más fácilmente. Esto puede ser especialmente útil cuando comienza a dilatarse.
  2. Lave su dilatador con agua tibia y jabón suave, luego séquelo.
  3. Aplique una pequeña cantidad de lubricante a base de agua, como K-Y Jelly® o Surgilube Jelly®, en la punta de su dilatador vaginal.

 

Uso del dilatador: Acuéstese boca arriba (en una posición semi reclinada) y doble las piernas (la misma posición para un examen pélvico). Coloque el dilatador lubricado contra la piel debajo de la uretra (donde la orina sale del cuerpo), justo en el hoyuelo vaginal. Si tiene una pequeña abertura vaginal, coloque el dilatador en la abertura. Puede encontrar el lugar, deslizando lentamente y suavemente la punta del dilatador en el área justo debajo de la uretra.

Usando presión, sostenga el dilatador en su lugar durante unos 20 minutos. Empuje el dilatador en un ángulo en la dirección de la parte baja de la espalda o el cóccix y simplemente manténgalo en su lugar. NO use un movimiento de entrada y salida. Debe sentir mucha presión, pero no dolor. Si tiene dolor, puede estar presionando demasiado. Si no siente nada, es posible que no esté usando suficiente presión. Después de algunos intentos, sentirá la cantidad correcta de presión.

Después de dilatar: Guarde su dilatador en un estuche con cremallera (como un estuche de cosméticos o lápices) en un cajón o en otro lugar donde recuerde encontrarlo. Aunque su dilatador NO necesita ser esterilizado, debe lavarlo con agua y jabón suave y secarlo completamente antes de guardarlo.

Acuda a las citas programadas con su ginecólogo, para que pueda verificar su progreso. A medida que su vagina se estira, su ginecólogo le pedirá que use el dilatador de siguiente tamaño, que es ligeramente más ancho que el anterior. Lleve su dilatador a sus citas de ginecología.

La decisión de usar dilatadores debería ser TU decisión y de nadie más. Si decides que estás lista para crear una vagina con dilatadores, tus padres y tu equipo médico deberían apoyarte. Puedes decidir no crear una vagina y eso también está bien. No hay una decisión correcta o incorrecta, pero es importante sentirse cómoda de cualquier manera. Si decides usar dilatadores y no obtienes buenos resultados después de usarlos durante muchos meses, su ginecólogo puede sugerir una cirugía.