Cómo Dejar de Fumar

This guide in English
quit smoking

Dejar de fumar tiene muchos beneficios. Parar de fumar disminuirá el riesgo de muchas enfermedades que incluyen diferentes tipos de cáncer, problemas de corazón y respiración. Sin embargo, para tener éxito, deberás averiguar la razón por la que TU deberías dejar de fumar. Por ejemplo, te sentirás mejor y prevendrás serios problemas de salud cuando seas adulta/o; serás un buen ejemplo para tus hermanos/as; tendrás más energía y serás un mejor atleta, y ahorrarás mucho dinero.

OK, he decidido dejarlo… ¿Qué puedo hacer para lograrlo esta vez?

¡Excelente! Este es un paso muy positivo. Hay algunas cosas que puedes hacer antes de dejar de fumar para ayudarte a aumentar las probabilidades de éxito:

  • Si has tratado de dejarlo antes, piensa por qué no funcionó. ¿Qué puedes hacer esta vez para tener éxito?
  • Diles a tu familia y amigos que estás dejando de fumar. Pídeles que no te molesten por ello, porque lo haces en serio. Pídeles que, para apoyarte, no fumen cerca de ti y no te ofrezcan cigarrillos.
  • Tira todos tus cigarrillos, encendedores y ceniceros. Si no vas a ser un fumador, no necesitarás estas cosas de nuevo.
  • Lava toda tu ropa y envía tus abrigos a la tintorería para deshacerte del olor a humo de cigarrillo.
  • Si fumabas frecuentemente en el auto, límpialo también.
  • Muchos fumadores se acostumbran a sostener un cigarrillo. Compra muchas paletas, chicles sin azúcar, zanahorias y tallos de apio para ayudar con el movimiento frecuente.
  • Habla con tu doctor acerca de métodos para reemplazar la nicotina, como parches de nicotina, chicles y pastillas, que son de venta libre en cualquier farmacia. Sin embargo, si eres un adolescente menor de 18 años y vives en Estados Unidos, necesitarás una receta de tu médico/a. Aunque estos productos funcionan, es importante usarlos correctamente. Asegúrate de que tu médico/a o farmacéutico/a te expliquen cómo usarlos.
  • Únete a un grupo de apoyo en tu escuela, comunidad o en línea.

¿Qué puedo hacer para no volver a fumar?

La parte más difícil de dejar de fumar es romper con los hábitos que lo acompañan. Por ejemplo, si estás acostumbrado a fumar con tus amigos cuando salen juntos, será difícil salir con ellos y no fumar. La mejor manera de mantenerte sin fumar es no ponerte en situaciones donde haya gente fumando y mantenerte alejado de lugares donde acostumbrabas a fumar.

  • Decide por qué quieres dejar de fumar y escribe las razones: “para sentirme mejor”, “correr más rápido”, etc. Esto te ayudará a motivarte y te recordará por qué decidiste dejar de fumar.
  • Evita lugares y situaciones donde normalmente fumas.
  • Pasa menos tiempo con amigos que fuman.
  • Acude con tus amigos a sitios donde no se pueda fumar, como los centros comerciales o el cine.
  • No bebas alcohol. El alcohol disminuirá tu fuerza de voluntad y aumentará tus probabilidades de fumarte un cigarrillo.
  • Si tu familia fuma, pídeles que no fumen cerca de ti
  • ¡Date un premio! Usa el dinero que normalmente gastarías en cigarrillos para comprarte algo lindo.
  • Planea actividades durante las primeras semanas que mantengan tu mente alejada de fumar. Será más fácil dejar de fumar si te mantienes ocupado/a.

¿Cómo me sentiré cuando esté dejando de fumar?

Si eres un fumador regular, tu cuerpo se ha acostumbrado a tener nicotina y otros químicos todo el tiempo. Probablemente sientas algunos síntomas de abstinencia cuando estés dejando de fumar. Esto significa que quizá tengas dolor de cabeza, boca seca, aumento de apetito, sensación de mareo, y te sientas incómodo/a o nervioso/a o simplemente tienes antojo de cigarrillos.

¿Aumentaré de peso si dejo de fumar?

A mucha gente le preocupa aumentar de peso una vez que han dejado de fumar. En realidad, muchos aumentan un poco pero no tanto como para cambiar su apariencia. La gente no engorda por dejar de fumar. Aumentan de peso porque comienzan a comer más. Mucha gente confunde el antojo de nicotina con hambre y luego comen para que desaparezca esa incómoda sensación. Los fumadores también están acostumbrados a tener algo en sus manos y en su boca, asique quizá agarran comida para reemplazar el cigarrillo.

Para no aumentar de peso, prueba estas cosas:

  • Bebe sorbos de agua en vez de comida cuando te sientas incomoda/o.
  • Come zanahorias, apio y otras comidas saludables en vez de fumar, esto te ayudará a no pensar en fumar y te hará más saludable.
  • Haz ejercicio. Esto te ayudará quitar tu mente de fumar y te hará más saludable.
  • Mantente ocupada/o. Es menos probable que comas cuando no tienes hambre de verdad si estás haciendo otras cosas.

¿Cuándo se me irán las ansias de nicotina?

En unas semanas, las ansias de nicotina se irán y te sentirás más normal. Al principio, también te puedes sentir frustrada/o, de mal humor o deprimida/o. Te dará la impresión de que estás sola/o en tu sufrimiento y que nadie entiende por lo que estás pasando. Aunque esto sea difícil, estos sentimientos se irán con el tiempo. Después de un par de semanas, habrás superado la parte más difícil – la adicción física, cuando tu cuerpo siente que necesita la nicotina. Sin embargo, aún puede ser difícil resistirse a fumar un cigarrillo. El hábito de tener un cigarrillo en tu mano y fumar mientras realizas ciertas actividades, como hablar por teléfono o salir con tus amigos, puede ser difícil de romper.

¿Después de parar puedo fumarme un cigarrillo de vez en cuando?

Mucha gente pasa la parte más difícil de dejar el tabaco y erróneamente piensa que puede comenzar a fumar un cigarrillo de vez en cuando. Muy pronto, sus viejos hábitos regresan y se encuentran nuevamente con que son adictos. Dejar de fumar es difícil para la mayoría de las personas, así que una vez que pares, haz un compromiso contigo mismo/a para que no vuelvas a prender un cigarrillo.

¿Puedo usar un cigarrillo electrónico para que me ayude a dejar de fumar?

No. Es importante saber que la Administración Federal de Alimentos y Medicamentos (FDA – organización del gobierno que prueba la seguridad de cigarrillos, medicina y comida) no ha estudiado la seguridad o eficiencia de los cigarrillos electrónicos, asique estos últimos NO son más seguros que los cigarrillos tradicionales y no deben ser usados para dejar de fumar.

¡Ups! Me fumé un cigarrillo. Parece que dejar de fumar es muy difícil para mí.

Si tuviste una tentación y te fumaste un cigarrillo mientras intentabas dejarlo, no te preocupes. Esto no significa que no puedas dejarlo. Dejar de fumar es algo muy difícil de lograr, y no es extraño que puedas tener un momento de debilidad y fumarte un cigarrillo en algún momento. Lo importante es no utilizar esto como una razón para convertirte nuevamente en un fumador. Toma esto como un error, y repítete a ti mismo que no dejarás que vuelva a pasar. ¡Tú puedes hacerlo!

¿Qué sucede si realmente comienzo a fumar de nuevo?

Si intentas dejar de fumar y no funciona, no te des por vencido. Dejar de fumar es muy difícil. Piensa por qué dejar de fumar no te funcionó. Solamente TU sabes por qué te gusta fumar, y solamente TU puedes saber qué necesitas para dejar de hacerlo. Comienza a pensar lo que puedes hacer para ayudarte a dejarlo definitivamente. Intenta dejar de fumar en algunas semanas y utiliza lo que aprendiste de tu primera experiencia para hacer que funcione la segunda vez.

Recuerda, millones de personas han dejado de fumar, y ¡tú también puedes! Tan sólo necesitas creer que puedes dejarlo. ¡Dejar de fumar hará que te veas y te sientas mejor, y te mantendrás saludable! ¡Buena Suerte!