Asma: Diagnóstico y Tratamiento

This guide in English

¿Qué debo hacer si creo que tengo asma?

Si aún no has visto a tu proveedor de salud y piensas que puedes sufrir de asma, haz una llamada y programa una cita tan pronto como te sea posible. Ser diagnosticada y tratada rápidamente hará una gran diferencia en la forma en cómo te sientes.

¿Cómo se diagnostica el asma?

Solo tu proveedor de salud puede identificar si sufres de asma. Ellos te preguntarán cómo te has estado sintiendo en general y harán preguntas específicas sobre tu respiración. Te preguntarán acerca de tu historial de salud, la salud de tu familia, los medicamentos que tomas, y si sufres alguna alergia. Probablemente tu proveedor de salud te hará un examen físico y examinará tu nariz, escuchará tus pulmones y corazón, etc. para asegurarse de que no sufres ninguna otra enfermedad. Puede que te pidan respirar a través de un tubo (llamado un “medidor de flujo espiratorio”) que mide cuánto aire soportan tus pulmones. Si eres diagnosticada con asma puede que seas remitida a un especialista.

¿Qué es asma inducido por el ejercicio?

Algunas personas solo tienen síntomas de asma cuando hacen ejercicio o juegan deportes. Las personas con asma inducido por el ejercicio tienen vías respiratorias muy sensibles a cambios bruscos de temperatura y humedad, especialmente cuando respiran aire frío y seco durante ejercicio aeróbico. Hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar a controlar el asma inducido por el ejercicio:

  • Usa un inhalador de acción rápida recetado 15 minutos antes de hacer ejercicio (para abrir tus vías respiratorias)
  • Haz calentamientos por al menos 10 minutos antes de realizar actividad física pesada
  • Empieza el ejercicio lentamente hasta alcanzar un ritmo más rápido. Se ha demostrado que esto previene los síntomas de asma durante el ejercicio
  • Si tienes síntomas y necesitas tu Albuterol más de dos veces a la semana, probablemente necesites un medicamento que puedas tomar diariamente para controlar tus síntomas. Este medicamento de control diario puede venir en presentaciones como otro tipo de inhalador o como una pastilla. VE A TU PROVEEDOR DE SALUD SI NECESITAS TU MEDICAMENTO DE RESCATE DIARIO (ALBUTEROL) MÁS DE DOS VECES A LA SEMANA.

Si tienes problemas para controlar tu asma cuando te ejercitas, intenta lo siguiente:

  • DETEN INMEDIATAMENTE cualquier actividad que estés realizando e intenta mantenerte calmada. A veces simplemente tomar descansos ayuda
  • Aléjate de temperaturas frías, polvo y partículas de tierras como el polvo de un campo de fútbol seco
  • Usa tu inhalador de acción rápida o tu inhalador de Albuterol (si tienes asma, ¡siempre deber llevar uno contigo!)
  • Disminuye la velocidad de tu respiración e intenta calmarte. Respirar rápido puede empeorar tu asma
  • Obtén atención médica si no logras sentirte mejor

Tratamiento

¿Cómo se trata el asma?

El asma puede ser tratado de distintas maneras: manteniendo un registro de qué tan bien están funcionando tus pulmones (tu proveedor de salud escuchará tus pulmones para confirmar su estado), tomando los medicamentos de la forma indicada por tu proveedor de salud, evitando cosas que puedan empeorarlo (desencadenantes), controlando las cosas en tu ambiente y educándote acerca de cómo manejar tu asma. Aunque no existe actualmente una cura para el asma, sí puede ser controlada extremadamente bien.

Una parte importante del cuidado del asma es lo que hacer para ayudar a mantenerlo bajo control. Un asma controlada significa que tienes pocos o ningún síntoma y que eres capaz de hacer todo lo que quieras sin problema alguno.

Consejos para controlar los síntomas del asma:

  • Visita tu proveedor de salud frecuentemente y coméntale acerca de cualquier preocupación que puedas tener
  • Toma tus medicamentos siguiendo las indicaciones de tu proveedor de salud
  • Usa un espaciador con todos tus medicamentos inhalados al menos que este venga en polvo seco. (Tu proveedor de salud te dirá si tu inhalador es de polvo seco o no).
  • Usa un “medidor de flujo espiratorio” si tienes uno, especialmente para verificar la fuerza de tus bronquios cuando tienes un resfriado o gripe
  • Mantén un “diario de síntomas” que describa la hora, fecha, gravedad (qué tan mal te sientes) y toda actividad a la que estuviste expuesta (qué estuviste haciendo cuando los síntomas empeoraron)
  • Conoce los “desencadenantes” de tu asma e intenta evitarlos o eliminarlos
  • Presta mucha atención a tu asma para que sepas cuándo está empeorando y cuándo necesitas ayuda
  • Descansa si tienes síntomas de asma que te molestan
  • No fumes, o déjalo si lo haces (esto incluye vapear)
  • Aprende tanto cómo puedas acerca del asma porque mientras más sepas, más fácil te será cuidarte y podrás sentirte bien la mayoría del tiempo.
Puede que haya momentos en que no te cuides tan bien de tu asma como usualmente haces, puedes olvidar tomar tus medicamentos u olvidar cuáles son los desencadenantes de tu asma. Algunas veces, sin importar lo que hagas, tu asma puede molestarte cuando menos lo esperas y necesitas tomar un medicamento de acción rápida llamado Albuterol (este abre tus vías respiratorias para que puedas respirar mejor). Si tu Albuterol no te hace sentir mejor en 20 minutos, significa que hay mucha inflamación en tus pulmones. Debes ver a tu proveedor de salud inmediatamente o llamar al 911.

¿Qué tipo de medicamentos son usados para tratar el asma?

Algunas personas necesitan tomar uno o más tipos de medicamentos diariamente para tratar su asma, mientras que otros solo toman medicamentos cuando su asma les molesta. Tu proveedor de salud decidirá qué medicamentos necesitas tomar.

Los dos elementos principales del asma son broncoconstricción, que es el estrechamiento de los músculos alrededor de tus vías respiratorias y la inflamación o hinchazón del interior de tus vías respiratorias.

El Albuterol, también conocido como tu medicina “de rescate” o “alivio rápido”, relajará los músculos alrededor de tus vías respiratorias. Existen 3 marcas de Albuterol: ProAir®, Proventil®, and Ventolin®. Todos ellos tienen los mismos ingredientes y funcionan de la misma manera. Los medicamentos de control son medicinas que necesitas tomar diariamente para disminuir la inflamación de tus vías respiratorias. Los medicamentos de control pueden ser inhaladores como Flovent®, Pulmicort®, Asmanex®, QVAR®, Alvesco®, Aerospan®, Advair®, Dulera®, Arnuity™, Breo® o Symbicort®, también pueden ser pastillas como Motelukast o Singulair. Tu proveedor de salud te enseñará cómo y cuándo usar tu medicina.

Haz clic aquí para ver video tutoriales sobre Cómo Usar Dispositivos para el Asma por Boston Children’s Hospital.