Audición y Música

This guide in English
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

listening to musicCuando usas tu reproductor MP3, ¿la gente que se encuentra a tu alrededor se queja porque también pueden escuchar la música que escuchas? ¿Luego de asistir a un concierto, experimentas una sensación de silbido en tus oídos durante horas que no desaparece? Escuchar y disfrutar la música es es muy divertido pero escucharla a volumen máximo puede ser riesgoso e inducir la pérdida de la audición.

¿Cómo se produce la pérdida de la audición?

Parte del oído interior, denominado cóclea, tiene diminutas células de cabello que convierten el sonido en señales que se dirigen al cerebro. La pérdida de la audición se produce cuando éstas células son destruidas al escuchar sonidos estridentes o muy altos.

Existen dos maneras como se puede producir la pérdida de la audición:

  • Expuesto a un ruido muy potente como por ejemplo una explosión. El sonido es tan alto y potentemente que puede causar daños de manera instantánea.
  • El estar expuesto constante y repetida a sonidos prolongados como por ejemplo: escuchar tu reproductor MP3 a volumen máximo todos los días. Esto daña las diminutas células capilares del oído si estas expuesto durante tiempo prolongado entonces se produce la pérdida de la audición de manera gradual.

¿Puede mi reproductor MP3 ocasionar la pérdida de la audición?

Sí. Los reproductores MP3 producen niveles de sonido que pueden ocasionar la pérdida de la audición si se utilizan a volumen máximo y durante un tiempo prolongado.

Investigadores en Boston Children’s Hospital determinado que escuchando un reproductor de música portátil con audífonos en 60 por ciento de su volumen potencial una hora al día es relativamente seguro.

A continuación se presentan algunas sugerencias sobre cómo puedes proteger tu audición y seguir escuchando música en tu reproductor MP3:

  • Coloca tu reproductor en un lugar tranquilo y a un nivel de volumen que te permita sostener una conversación al mismo tiempo.
  • No subas el volumen si sales fuera.
  • Nunca escuches tu reproductor MP3 al máximo volumen.
  • Si planeas escuchar tu reproductor por más de una hora debes bajar o disminuir el volumen al 60%.
  • Si el sonido en tus audífonos puede ser escuchado por otras personas que se encuentran a 3 pies de distancia significa que el volumen está muy alto.

¿Asistir a conciertos puede producir pérdida de la audición?

Con el transcurso del tiempo, sí. Para evitar el daño que puede producir un concierto, es bueno utilizar tapones para las orejas. Pensarás que sólo lo necesitarás utilizar cuando estés en un concierto de rock o cerca del escenario pero la verdad es que no importa el tipo de música que se trate como tampoco la distancia en que te encuentres del escenario. Las investigaciones confirman que los niveles de presión del sonido son igualmente dañinos en todas las partes de la sala donde se realiza el concierto.

Tal vez pienses que utilizar tapones para los oídos no sea de moda o no sea la tendencia pero recuerda que algunos de los miembros de tu banda favorita los usan durante el concierto. Muchos músicos tocan todas las noches durante años y deben controlar y manejar el efecto del sonido. Muchos músicos inteligentes y aficionados a los conciertos saben que el ruido extremo puede causar tinnitus (“sensación de zumbido constante en los oídos”), y pérdida permanente de la audición.

¿Cómo reconozco si el sonido es muy alto?

El sonido se mide en unidades denominadas decibelios (dB). Generalmente los sonidos que son más altos a 80 dB pueden dañar la audición.

A continuación se muestra una escala de sonido para ayudarte a comprender la diferencia entre el nivel normal, muy alto y sonidos peligrosamente altos. Vigila donde están ubicados los reproductores MP3 y donde se realizan los conciertos.

Sonidos normal:

  • 35 dB: un susurro
  • 60 dB: una conversación normal
  • 70 dB: una aspiradora
  • 80 dB: un despertador

Sonidos a volumen máximo:

  • 90 dB: cortacésped
  • 100 dB: reproductor MP3 (volumen máximo)

Sonidos peligrosos:

  • 120 dB: despegue de un avión
  • 150 dB: concierto (volumen máximo)

De acuerdo al Diario de Medicina de la Asociación Americana (Journal of the American Medical Association), 1 de 5 adolescentes ya no pueden escuchar crujidos o susurros. Más alarmante aún, el número de adolescentes que presentan pérdida de la audición se ha incrementado hasta el 33% desde 1994. No te conviertas tú también en una estatística, protégete mientras escuchas música.

Recuerda usar protección para los oídos durante otras actividades en las que puedes estas expuesto a sonidos peligrosamente altos (por ejemplo una cortadora de césped, un soplador de hojas, etc.). Si pierdes la audición repentina o lentamente, consulta con tu proveedor de salud inmediatamente.