Prueba anormal de Pap

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

gynecologist officeSi estás leyendo esta guía, probablemente ya te hayas realizado una prueba de Papanicolau y tal vez tu proveedor de salud ya te haya informado que los resultados son anormales. Tal vez estés preocupada y te preguntes qué significa esto y cómo te afectará. Sin embargo, informarse sobre las posibles razones de tener resultados anormales puede ser de gran ayuda.

¿Qué es una prueba de Papanicolau?

Una prueba de Papanicolau, conocida también como “Prueba da pap”, es parte de un examen pélvico o examen ginecológico. La palabra “Pap” es la abreviación para la palabra Papanicolau, que es el apellido del doctor que estudio los cambios en las células del cuello úterino. La prueba de Papanicolau generalmente se realiza a los 21 años a menos que tengas factores de riesgo como problemas inmunológicos, VIH, actividad sexual o un embarazo. Esta prueba es la única forma de comprobar si se producen cambios o alteraciones en las células del cuello uterino que puedan ocasionar cáncer. Usualmente, al mismo tiempo, tu proveedor de salud chequea si tienes una enfermedad(es) de transmisión sexual como clamidia y gonorrea.

¿Cómo se realiza una prueba de Papanicolau?

Como parte de tu examen pélvico, tu proveedor de salud tomará una varita plástica y delgada y un pequeño pincel y cuidadosamente tomará muestras de las células de tu cuello uterino. La mayoría de jóvenes no sienten absolutamente nada. Algunas jóvenes pueden sentir un poco de colico mientras su cuello uterino es gentilmente cepillado. Si sientes algo, por lo general, dura menos de 1 minuto. Estas células son depositadas en una botella o en portaobjeto y son enviadas al laboratorio.

Un técnico entrenado examinará las muestras de células extraídas con un microspcopio para determinar si las células son normales o si se presenta algún problema. El laboratorio luego enviará los resultados a tu proveedor de salud quien se comunicará contigo si es que los resultados NO son normales.

¿Significa que tengo cáncer si se me informan que los resultados del examen de Papanicolau no son normales?

No. En general, el cáncer no es la razón por la cual tus exámenes tienen un resultado anormal. La razón mas común de tener resultados anormales en un examen de Pap es la presencia de una infección vaginal o cervical que causa los cambios en las células de tu cuello uterino. La mayoría de estos cambios se pueden observar hasta que regresen a su estado normal. En algunas ocasiones se requerirá de tratamientos especiales. Los exámenes de Papanicolau regulares y los tratamientos, si fuesen necesarios, pueden prevenir muchos tipos de cáncer de cuello uterino.

¿Qué significan realmente mis resultados de mis exámenes de Papanicolau?

Aunque muchos de los exámenes de Papanicolau tienen resultados normales, no es raro que los resultados sean anormales si eres una adolescente.

Las siguientes definiciones explican lo que significan los resultados de un examen de Papanicolau:

  • Normal – significa que tu cuello uterino está saludable! Tu proveedor de salud te informará cuando necesitas realizar tu próximo examen de Papanicolau.
  • No satisfactorio – Por alguna razón la muestra de las células no es una buena muestra y no puede ser leída por el técnico de laboratorio. Tu proveedor de salud te informará cuando se deberá realizar otro examen de Pap.
  • Cambios benignos – Esto significa que tu examen de Pap fue básicamente normal. Sin embargo, puede que tengas una infección que esta causando una inflamación en las células del cuello uterino. Tu proveedor de salud te realizará un exámen pélvico para determinar cual es la causa de la infección y prescribir el tratamiento que se requiere. Tu proveedor de salud te indicara cuando deberás realizarte un examen de Papanicolau de seguimiento.
  • ASCUS – (que es la abreviación para “Atypical Squamous Cells of Undetermined Significance”, células escamosas atípica). Esto significa que existen algunas células que se ven raras en los exámenes y se necesitará realizar otros exámenes para determinar si el VPH (virus del papiloma humano) es la razón del cambio de estas células.

Si estás saludable y tus exámenes de Papanicolau muestran ASCUS, necesitarás repetir el examen dentro de un año. Si el examen aún resulta anormal entonces necesitarás realizarte una colposcopía.

Las siguientes indicaciones son para adolescentes y jóvenes que tienen 21 años o menos.

  • ASCUS-H – Este resultado significa que las células no son las células típicas que generalmente se encuentran en el cuello uterino. Es muy probable que se relacionen con VPH. Estas son consideradas “células atípicas” (células atípicas de significado indeterminado). La letra “H” al final de esta abreviación significa que existe la posibilidad que “los cambios a altos niveles” puedan ser la causa del problema. Si este es el resultado de tu examen de Papanicolau, necesitarás realizarte una colposcopía.
  • LSIL (Lesión intraepitelial de bajo grado) – Este resultado significa en general que estás infectada con el virus del papiloma humano (VPH). Se te pedirá que regreses en 12 meses para repetir el examen. Si el examen nuevamente resulta anormal, entonces deberás realizarte una colposcopía.
  • HSIL (Lesión Escamosa Intraepitelial de alto grado) – Este resultado significa que las células de tu cuello uterino han cambiado. Estos resultados son más serios que los cambios producidos a bajo grado. Es probable que no tengas cáncer ahora, pero si no llevas un tratamiento, estás en riesgo de desarrollar cáncer del cuello uterino. El tratamiento puede prevenir que esto suceda. Tu proveedor de salud te recomendará que te realices una colposcopía.
  • AGC (Células Glandulares Atípicas) – Este resultado significa que existen cambios en las células glandulares del cuello uterino. Necesitas realizarte una colposcopía.
  • Cáncer – A pesar de que es raro que se produzca en jóvenes, si los resultados de tu exámen de Papanicolau muestra células cancerosas, necesitarás ver a un ginecólogo especialista en pacientes con cáncer (oncólogo). Es necesario realizar un tratamiento de inmediato y generalmente este incluye cirugía. Mientras más temprano te realices el tratamiento, mayores serán tus posibilidades de mantenerte sana.

Si tu doctor te informa que tienes LSIL o HSIL como resultado de tu examen de colposcopía, necesitarás regresar al consultorio de tu proveedor de salud para realizar consultas de control y un examen de papanicolau cada año durante 20 años.

¿Qué pasa si necesito repetir un examen de Papanicolau?

Tu proveedor de salud decidirá si necesitas repetir tu examen de Papanicolau y cuando.

Si es que se va a repetir el examen de Papanicolau, deberás:

  • Hacer tu cita despues que cualquier infección cervical o vaginal o de hongos o cualquier enfermedad de transmisión sexual haya sido curada (espera dos semanas después de la última dosis de medicina).
  • Hacer tu cita luego de haber terminado tu período menstrual.
  • No colocar nada en tu vagina por 48 horas antes del examen de Papanicolau. Esto incluye tampones, duchas, cremas y espumas.
  • No tener relaciones sexuales por 48 horas antes del examen.
  • Infórmale a tu proveedor de salud si piensas que estas embarazada.
  • Infórmale a tu proveedor de salud si tienes alguna otra condición de salud o alérgias.

¿Qué pasa si mi proveedor de salud quiere que me realice una colposcopía?

Luego de que la enfermera te haga algunas preguntas (como por ejemplo: “¿Cuándo fue la última vez que tuviste tu período?”), y te proporcione información sobre aspectos que debes saber sobre el procedimiento, te darán una bata para que te la pongas y te pedirán que te desvistas de la cintura para abajo. El proveedor de salud luego vendrá y conversará contigo y te hará firmar el formulario de consentimiento que autoriza la realización del proceso. Luego te acostaras en la mesa de examinación y pondrás tus pies en los soportes de los pies (en la misma posición cuando se realiza un examen pélvico). Seguidamente, el proveedor de salud insertará un espéculo (de la misma manera que cuando te realiza un examen de Papanicolau) en tu vagina para separar las paredes vaginales y poder visualizar fácilmente tu cuello uterino. El colposcopio es una herramienta magnificadora que se coloca cerca de la entrada de tu vagina. Tu doctor podrá ver tu cuello uterino a través de los lentes magnificadores.

Te hará sentir mejor el saber que el colposcopio sólo se coloca en el exterior de tu vagina y no te toca. Este es similar a un gran espejo magnificador que ayuda a tu proveedor de salud a visualizar las pequeñas células en tu cuello uterino. El proveedor de salud primero limpiará tu cuello uterino y vagina con una solución de vinagre. Esta solución causa temporalmente que las células dañinas cambien de color, de tal manera que el doctor pueda visualizarlas mejor. Si hay células dañinas, es muy probable que tu proveedor de salud realice una biopsia. Esto es cuando tu doctor retira una pequeña muestra de tejido (más pequeña que el ¼ del tamaño de un borrador de lápiz) con un instrumento similar a un par de pinzas. Luego, la muestra de tejido se coloca en un envase con un liquido que contiene un preservativo y es enviado al laboratorio para ser examinado.

¿Es doloroso el procedimiento de la colposcopía?

La colposcopía en sí generalmente no es dolorosa o incomoda. Realmente es un examen pélvico extenso y una forma para que tu proveedor de salud visualice tu cuello uterino. Algunas veces una biopsia se realiza en el momento en que se realiza una colposcopía y puede ser un poco incómoda pero esta parte dura menos de un minuto. Cuando la pequeña muestra de tejido es retirada, algunas mujeres jóvenes no sienten nada mientras que otras describen la experiencia como sentir “un pequeño y leve colico” o “un pellizco”. Tu doctor te sugerirá tomar analgésicos que se compran sin receta como ibuprofeno o naproxeno antes de que se realice el procedimiento para ayudar a disminuir el dolor o alguna molestia que puedas tener. Estos son de gran ayuda si es que tiendes a tener cólicos menstruales o si sientes molestias cuando se te realiza el examen de Papanicolau. Pregunta si puedes tomar la medicina que normalmente tomas para aliviar los cólicos menstruales. El procedimiento completo de colposcopía toma entre 15-20 minutos.

¿Qué pasa luego de que se ha realizado la colposcopía?

Luego de haberse realizado la colposcopía, tu proveedor de salud te explicará lo que ha podido visualizar a través de los lentes magnificadores y si tomo una muestra de tejido. En general toma entre 2-3 semanas para obtener los resultados de la biopsia. Asegúrate de hacer una cita de seguimiento. ¡Asegúrate de que tu proveedor de salud tenga tu número de teléfono correcto para que pueda contactarte!

  • Es común tener un sangrado leve o manchas de sangre durante algunos días después de haberse realizado la biopsia.
  • Utiliza paños (no tampones) en caso tengas algún tipo de sangrado.
  • Observarás probablemente un material marrón o acúmulos junto con la sangre en el paño o ropa interior. Este no es tejido. Este proviene de un tipo de solución que tu doctor utiliza llamada “Monsel’s”. La presencia de los acúmulos marrones durarán entre 1 a 5 días.
  • Es probable que tengas un “flujo negruzco” si es que el proveedor de salud utiliza una solución llamada “nitrato de plata” para controlar el sangrado. Nuevamente, este tampoco se producirá durante mucho tiempo.
  • No tengas relaciones sexuales, no utilices duchas, tampones ni coloques nada en tu vagina durante por lo menos 2 semanas.

¿De qué debo preocuparme luego de una colposcopía?

Debes contactar inmediatamente a tu proveedor de salud si:

  • Tienes un sangrado abundante (mucho más abundante que cuando tienes tu período menstrual normal)
  • Si tienes un sangrado rojizo y no tienes tu período menstrual
  • Una descarga vaginal que tiene mal olor (y que no es sangre)
  • Dolor pélvico o abdominal severo