Novato 15

This guide in English
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

girl on scaleEl “Novato 15” es un mito que dice que los estudiantes de primer año en la universidad subirán 15 libras durante el primer año de estudios. Algunos estudiantes subirán de peso (en porcentaje entre 3 y 10 libras durante el primer y el segundo año de estudios), y otros perderán o se mantendrán en el mismo peso.

Son muchos los cambios que se producen durante el primer año de estudios que pueden afectar tus hábitos alimenticios y de ejercicios. Por ejemplo, consumir alimentos en la cafetería de la universidad con todos tus amigos es muy diferente a comer en casa con tu familia. Además, muchas personas que practican deporte en la secundaria ya no lo hacen en la universidad lo que significa que el ejercicio no es parte de su rutina. Sin embargo, a pesar de que tomará algún tiempo adaptarse a estos nuevos cambios, ello no significa que como resultado se produzca un aumento de peso.

¿Qué tipo de comportamientos pueden contribuir a que se produzca un aumento de peso?

Los 6 comportamientos siguientes pueden conducir a que se produzca un aumento de peso no saludable durante la universidad:

  1. Consumir mucha comida chatarra
  2. Escoger opciones de comida no saludable en la cafetería de la universidad
  3. Consumir porciones grandes o repetir dos o tres veces
  4. Comer muy tarde en la noche
  5. No realizar ninguna actividad física
  6. Consumir alcohol

¿Cómo puedo mantener un peso saludable mientras estoy en la universidad?

Mantener un peso saludable incluye tomar decisiones saludables al momento de escoger alimentos nutritivos, consumir las porciones adecuadas y realizar suficiente ejercicios. Sigue los siguientes consejos que te ayudarán a mantener tu peso durante la universidad:

  • Consume meriendas saludables. Provisiona tu habitación con meriendas saludables como tiras de queso, zanahorias pequeñas, humus, yogurt, palomitas de maíz bajo en grasas, atún de lata, barras de granola y nueces. Está bien comer comida chatarra de vez en cuando pero debes reducir el consumo de papitas, sodas y dulces. Trata de llevar contigo fruta de la cafetería para que la consumas más tarde.
  • Escoge opciones saludables. Ya que consumirás la mayoría de tus comidas en la cafetería, trata de acostumbrarte y escoger opciones saludables y consumir alimentos balanceados. No consideres los alimentos fritos o cocinados con mucha grasa añadida, azúcar o sal. Busca y escoge proteínas de base vegetal o magras así como granos como pan de grano entero, arroz vegetal, pasta hecha de grano entero. Asegúrate de comer frutas y verduras con cada comida. La mitad del plato debes llenarlo con verduras o frutas. Limita las comidas que se fríen o están hechas con mucha azúcar, sal, o grasas añadidas.
  • Come cuando tengas hambre y deja de comer cuando te sientas llena. Las cafeterías en las que se puede “comer todo lo que quieras” pueden contribuir a que se produzca el sobrepeso. Debes ser consciente de cuanto estas comiendo (y no solamente de lo que estas comiendo) y come sólo hasta que te sientas satisfecha y no hasta que te sientas súper llena. Aunque en la cafetería se sirva mucha de tu comida preferida, trata de no escoger una misma opción. Trata de escoger algo diferente.
  • Toma decisiones responsables cuando comas muy tarde en la noche. Está bien consumir una merienda pequeña en la noche si es que tienes hambre, pero comer muy tarde si no estás con mucha hambre puede conducir al sobrepeso.
  • Mantente activo. A pesar que no tengas una clase de gimnasia durante las horas de clase o después, no significa que no puedas estar físicamente activa. Encuentra la forma de incorporar a tu horario actividades que te mantengan físicamente activa como caminar, montar bicicleta, bailar o practicar algún deporte. Considera asistir al gimnasio o inscribirte en un deporte intramuros. Encuentra a un amigo que comparta tu meta de mantenerte en forma y hagan planes para hacer ejercicios, caminar o correr juntos. No solamente te mantendrás en forma, también conocerás nuevos amigos. Mantenerte en forma te dará mucha más energía y te ayudará a controlar tu estrés.
  • Piensa antes de consumir bebidas alcohólicas. Las bebidas alcohólicas contienen muchas calorías. Consumir alcohol también produce la pérdida del buen juicio, lo cual conduce que algunas personas coman demasiado y muy tarde por la noche. Los estudiantes que consumen alcohol con frecuencia durante la universidad subirán de peso. Teniendo este aspecto en mente, es importante no reducir los alimentos durante el día para compensar las calorías que se consumen cuando se bebe alcohol.
Recuerda consumir alimentos balanceados que incluyan proteínas magras, granos enteros mucha fruta y verdura. Vigila el tamaño de tus porciones y come sólo hasta que estas satisfecha y no súper llena. Si aún estas preocupada por tu peso, puedes contactar siempre a una nutricionista o a una dietista certificado para que te ayude a diseñar un programa de control de peso saludable ideal para ti. Estar en forma te ayudará a mantener tu peso, darte energía y a reducir el estrés.