Salud dental: Manteniendo tus dientes limpios

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

girl brushing teethLa mayoría de los adolescentes saben que cepillarse los dientes todos los días puede ayudar a prevenir las caries. Pero, sabías que cepillar tus dientes demasiado fuerte realmente desgasta la superficie de tus dientes y puede dañar el esmalte de los dientes?

¿Por qué es importante cepillar tus dientes?

El cepillar y limpiar los dientes con hilo dental elimina la placa bacteriana, que es la causa principal de la caries dental y de las enfermedades de las encías.

¿Qué son la placa bacteriana y el sarro?

La placa bacteriana es la tritura de alimentos que cubre los dientes. Si no se quita la placa bacteriana cada día al cepillarse los dientes, puede endurecerse y convertirse en sarro. El sarro es un sedimento duro que se forma en los dientes y es más difícil de eliminar que la placa bacteriana, pero puede ser eliminado durante una visita al dentista. Si no se elimina la placa bacteriana, puede causar enfermedad de las encías.

¿Con qué frecuencia me debo cepillar los dientes?

Te debes cepillar los dientes por lo menos dos veces al día durante 2 minutos; una vez después del desayuno y nuevamente por la noche antes de irte a dormir. Es mejor cepillarse los dientes después de cada comida.

¿Cómo debo cepillarme los dientes?

Puedes utilizar un reloj con segundero para ayudar a costumbrarte a cepillarse los dientes durante 2 minutos (cada vez que te cepilles los dientes). No te olvides de cepillar tus muelas y las líneas de las encías.

  • Utiliza un cepillo de dientes de cerdas suaves (regular o que funciona con baterías).
  • Cepíllate suavemente. El cepillarse demasiado fuerte puede eliminar la superficie del diente.
  • Cepíllate las superficies interior y exterior de tus dientes.
  • Cepíllate las áreas sobre las líneas de tus encías ahí donde tus dientes limitan con las encías.
  • ¡No te olvides de cepillar también tu lengua diariamente! Esto ayuda a eliminar la comida que se queda adherido, la bacteria y te ayuda a mantener fresco tu aliento!

¿Qué causa el mal aliento?

El mal aliento occure cuando el alimento se queda metido entre tus dientes. Cuando se tritura el alimento, esto libera bacterias. Esta bacteria es la que tiene el mal olor y causa el mal aliento. Fumar también causa el mal aliento.

¿Por qué es importante la limpieza con seda dental?

Limpiarse los dientes diariamente con seda, o hilo, dental es tan importante como cepillarte los dientes. En realidad el limpiado con hilo dental elimina la placa bacteriana que se encuentra en la línea de la encía y entre tus dientes, áreas que no alcanza el cepillo de dientes. A continuación te presentamos algunas de las razones por que es importante la limpieza con seda dental.

  • La limpieza con seda dental ayuda a eliminar el mal aliento.
  • La limpieza con seda dental elimina las partículas de comida que se encuentran entre los dientes que el cepillo de dientes no alcanza eliminar.
  • La limpieza con seda dental ayuda a prevenir la caries y las enfermedades de encías al eliminar la placa bacteriana.

¿Qué puedo hacer para prevenir el mal aliento?

La mayoría de los adolescentes no saben que usar mentas y enjuague bucal es sólo una manera temporal de controlar el mal aliento. Enjuagarte la boca con agua luego de cepillarte y limpiarte los dientes con seda dental puede ser realmente más efectivo.En la mayoría de los casos, el mal aliento se puede mejorar sólamente si continuas con tu higiene dental y no fumas.

  • Cepíllate tus dientes durante por lo menos 2 minutos dos veces al día; después del desayuno y antes de ir a dormir.
  • Límpiate los dientes con seda dental cada día.
  • Cepíllate la lengua. Esto eliminará la mayoría de bacteria que causa el mal aliento.
  • No fumes o mastiques tabaco. Fumar produce mal aliento y puede conducir a alguna enfermedad en las encías. Fumar y masticar tabaco también te ponen a riesgo de enfermarse de cáncer oral.

Recuerda estos consejos importantes y visita tu dentista para realizar revisiones regulares y limpiezas dentales cada 6 meses.