Salud dental: Cavidades

This guide in English
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page
girl brushing teeth

¿Qué son las cavidades?

Otro término que se utiliza para “cavidad” dental es “caries.”
Una cavidad es un hueco en el diente que se produce se caria el diente. Cualquiera de los siguientes factores puede influenciar si desarrolles una cavidad o no:

  • estilo de vida (por ejemplo: fumar)
  • higiene dental
  • hábitos de alimentación
  • contenido de flúor en el agua y pasta de diente

Para comprender cómo se produce el desgaste de un diente, entendamos primero que es lo que encontramos por naturaleza en tu boca.

Saliva — mantiene los dientes y el tejido oral húmedo, enjuaga las partículas de alimentos que permanecen en la boca luego de comer y la protege de virus y bacterias.

Placa Bacteriana — es una sustancia suave y pegajosa, una mezcla de bacterias, restos de alimentos, glóbulos blancos y tejido corporal que se desarrolla cuando la bacteria se queda pegada de los dientes. La placa bacteriana se puede eliminar mediante el cepillado de dientes, pero se vuelve a formar inmediatamente después de que te los cepillas.

Sarro — se forma cuando la placa bacteriana absorbe el calcio y minerales contenidos en la saliva de tu boca. Estos minerales forman cristales que hacen que la placa bacteriana se endurezca y se convierta en “sarro.”

Bacteria— algunas bacterias realmente ayudan a controlar la bacteria destructora. El tipo de bacteria que causa el desgaste del diente puede ocasionar mucho daño al producir los ácidos que deterioren el esmalte del diente.

¿Cómo se forma una cavidad?

El azúcar contenida en todos los carbohidratos (por ejemplo: papitas, galletas salada), específicamente en alimentos dulces y pegajosos (galletas y sodas) reacciona con la bacteria contenida en tu boca. Esta reacción produce ácido. Este ácido hace que los cristales de minerales disuelvan el esmalte dental que es la capa protectora externa de tu diente. Comida pegajosa dejado en tus dientes después de cepillarte no se desaparecen por la saliva, y por lo tanto puede causar una cavidad.

Una cavidad o caries no se forma a menos que el desgaste del diente penetre la capa protectora externa (el esmalte) del diente. ¡La buena noticia es que tú misma puede evitar que se produzca una cavidad!

¿Cómo me doy cuenta que tengo una cavidad/caries?

Las cavidades o caries normalmente se desarrollan en la superficie de masticación de tus dientes y cerca de las líneas de la encía. Si una cavidad se desarrolla debajo de la superficie del diente, probablemente no la verás. Radiografías dentales va ayudar tu dentista detectar esto tipos de caries. Sin embargo, si la cavidad se forma en la superficie de mordida del diente, esta se verá marrón o negruzca. El hecho que no sientas dolor en el diente no significa que no tengas una caries. Algunas veces las caries más grandes no producen dolor en absoluto. Si no visitas al dentista y no sigues un tratamiento, la caries puede:

  • destruir tu diente
  • matar nervios delicados que se encuentran en las raíces de tus dientes
  • causar un absceso o una infección dentro del ápice del diente

Tu dentista podrá decirte si es que tienes alguna caries al realizar:

Revisiones regulares: Usando un instrumento de metal llamado “explorador” tu dentista revisará tus dientes y buscará puntos blandos. Un diente con caries es usualmente más suave que uno que no la tiene. El sarro de un diente sano es duro.

Detección de una caries utilizando un tinte (Tinción dental): Tu dentista utiliza un instrumento que tiene una punta como la de un cepillo de dientes pequeño que cepilla un tinte especial atóxico sobre tus dientes. Este tinte se pega en aquellas áreas que presentan caries.

Rayos – X: Estas fotos especiales pueden mostrar la caries en el diente que no se ven en su superficie.

Si tu dentista encuentra que tienes una caries, necesitarás que te pongan un empaste.

Colocación del empaste:

  1. El área donde se ubica la cavidad, será anestesiada con un gel o un líquido especial para adormecer o con ambos.
  2. Después de que tu diente y el área circundante hayan sido adormecidos (no sentirás nada), se eliminará la caries y se hará un espacio para colocar el reemplazo de lo que ha sido eliminado con una herramienta especial. Finalmente, tu dentista colocará un material especial (un empaste) en el hueco o en la “cavidad” para proteger los nervios de tu diente.

¿Es dolorosa la colocación de un empaste?

La colocación de un empaste no debe ser dolorosa porque tu diente y el área adyacente a él no sentirá nada (por el efecto de la medicina para adormecer). Si el medicamento para adormecer es colocado con una inyección, sentirás un pinchón suave durante algunos segundos mientras la medicina penetra el área de la encía alrededor del diente. Sentirás algo de presión mientras tu dentista trabaja en tu boca, pero no debes sentir dolor. En caso sientas dolor, deberás decírselo a tu dentista!

Mi boca será herido después de llenarlo?

Algunas personas son sensibles al aire, a las bebidas frías o calientes y/o alimentos dulces durante algunos días después de haberse realizado un tratamiento dental. Sin embargo, la sensibilidad no debe extenderse por más de 1 a 2 semanas. Asegúrate de decirle a tu dentista si es que no sientes tu boca normal.

¿Cómo puedo prevenir las cavidades?

  • Usa pasta de dientes que contenga flúor todos los días — La pasta de dientes que contiene flúor ayuda a mantener tus dientes sanos y fuertes.
  • Dile al dentista que te coloque sellantes — Un sellante es una capa protectora que se coloca sobre la parte superior de tu diente, la misma que usas para masticar (premolares y molares). Los sellantes evitan que las bacterias y los ácidos se queden pegados en las superficies de masticación de tus dientes.
  • Cepíllate regularmente y límpiate los dientes con seda dental todos los días— esto elimina la bacteria de tu boca.
  • Usa un enjuague que contenga flúor todos los días como el ACT®.
  • Evita comer alimentos con mucha azúcar o pegajosos que pueden producir cavidades.