SPM (Sindrome Premenstrual)

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

painful crampsEl Síndrome Premenstrual o SPM, es un problema por el que pasan algunas niñas y mujeres. Una o dos semanas antes de tu período menstrual, puedes tener síntomas como cambios de humor, dolor en el busto, sensación de plenitud, acné, antojos por ciertas comidas, aumento en el apetito y sed, y fatiga, además de otros síntomas. Todos estos son síntomas de SPM. Actualmente existen un total de 150 síntomas conocidos de SPM. Si la causa de estos síntomas es SPM, estos síntomas desaparecerán pocos días después del inicio de tu período menstrual. Dado que hay tantos síntomas, es mejor llevar un récord por escrito de qué síntomas tienes y cuándo los tienes. Además, deberás escribir si los síntomas son leves, moderados o severos. Tu proveedor de servicios de salud podrá tener así algo que ver para poder concretar si realmente tienes un SPM, y podrá ayudarte mejor.

¿Cuál es la causa del SPM?

Los científicos todavía están tratando de averiguar por qué es causado el SPM. Parece ser que el SPM ocurre después de la ovulación cuando tu cuerpo está haciendo hormonas, tanto estrógenos como progesterona. Aún es incierto cómo es que estas hormonas causan estos cambios que las mujeres experimentan. Los factores externos también tienen efecto sobre los síntomas del SPM, así es que hay cosas que puedes hacer para controlarlo.

¿Qué debo hacer si tengo SPM?

La mejor manera de lidear con los síntomas del SPM es ejercitarse, comer una variedad de alimentos nutritivos, evitar la cafeína, evitar alimentos salados, evitar situaciones estresantes, y obtener suficiente descanso. Si tú tienes cualquiera de estos síntomas del SPM y son lo suficiente severos para realmente afectar tu vida, habla con tu proveedor de servicios de salud. Tu proveedor de servicios de salud puede recetarte algunos medicamentos para ayudarte a liberar los síntomas de SPM. Los medicamentos que se utilizan incluyen píldoras anticonceptivas, antidepresivos, y diuréticos. ¡Si el SPM es tan severo que te hace sentir deprimida, consulta con tu proveedor de servicios de salud inmediatamente!