Alergia a la leche

This guide in English
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

calciumEs bien común que la gente piense que son alérgicos a la leche; cuando en realidad, solo 2-5% de los infantes nacen con alergia a la leche y 80% ya no la tendrán para la edad de 6 años. La alergia a la leche también se confunde con intolerancia a la lactosa.

¿Qué es la alergia a la leche?

La alergia a la leche es la manera en que el sistema inmunológico de tu cuerpo responde a una o más proteínas que se encuentran en la leche de vaca. La caseína y el suero son las proteínas más comunes de la leche que causan alergia.

¿Cuáles son algunos de los síntomas causados por la alergia a la proteína de la leche?

La alergia a la proteína de la leche puede causar reacciones en la piel como hinchazón de los labios, boca, lengua, cara o garganta. También puede causar eccema, urticaria, sarpullido o erupción cutánea ó piel enrojecida, picor en la piel ó en los ojos. Problemas respiratorios como estornudar, congestión nasal ó nariz mocosa, toser o respirar con dificultad, y asma pueden también resultar de una alergia a la leche.

¿Pueden ser algunos de estos síntomas peligrosos?

Si. A pesar de que la mayoría de los síntomas de la alergia a la leche no son peligrosos, en raras ocasiones algunas personas pueden desarrollar una reacción anafilaxia. Los síntomas de una reacción anafilaxia usualmente suceden repentinamente y solo segundos después de tomar leche. Estos pueden incluir algunos o todos los siguientes: picazón severa, inflamación de la garganta que dificulta el respirar, sudor, latidos rápidos del corazón (taquicardia), presión sanguínea baja, nausea, diarrea, y sobresalto (conmoción). En los casos más peligrosos, estos síntomas pueden ser una amenaza para tu vida.

¿Es la alergia a la leche lo mismo que intolerancia a la lactosa?

No, la alergia a la leche es diferente a la intolerancia a la lactosa. La alergia a la leche es un problema alérgico, y la intolerancia a la lactosa es la incapacidad de digerir el azúcar lactosa que se encuentra comúnmente en la leche. Los síntomas de la intolerancia a la lactosa son usualmente diarrea, retortijones, y gas.

¿Quién tiene alergia a la leche?

La alergia a la leche puede afectar a las personas de todas las edades y grupos étnicos. La mayoría de las personas desarrollan alergia a la leche cuando son infantes y sus alergias se van desapareciendo a medida que van creciendo. Para algunas personas la alergia a la leche no se les va y se mantienen alérgicos a la leche hasta que llegan a ser adultos. Usualmente la alergia a la leche no se desarrolla posteriormente.

¿Cómo puedo saber si tengo alergia a la leche?

Tú proveedor de servicios de salud te puede ayudar a determinar si tienes alergia a la leche y descartar otras condiciones médicas como intolerancia a la lactosa. El descubrir si eres verdaderamente alérgico a cierto alimento puede ser difícil. Para hacer esta tarea más fácil para ti y tú proveedor de servicios de salud, es una buena idea de seguirle la pista a lo siguiente:

  • ¿Cuáles son tus síntomas después de comer o beber alimentos que contienen leche?
  • ¿Cuánto tiempo te tardas en tener los síntomas?
  • ¿Tienes los síntomas cada vez que consumes algún alimento que contiene leche?
  • ¿Tienes algún pariente que sufra de alergias a los alimentos?

¿Qué puedo hacer si tengo alergia a la leche?

Planifica con anticipación. Piensa que harías si por accidente tú comes o bebes un alimento que contiene leche. Tu proveedor de servicios de salud puede prescribir un medicamento llamado epinefrina que puede prevenir los síntomas de una reacción anafilaxia y darte tiempo para llegar al hospital. Tu has escuchado sobre Epipen® la cual es una de las más prescritas formas de epinefrina. Si tienes una reacción severa a la leche es importante que siempre lleves contigo Epipen® u otra forma de epinefrina por precaución.

Tú debes preguntarle a tu proveedor de servicios de salud cuando y como usar la Epipen® y que debes hacer después de usarla. La mayoría de las veces, deberías llamar al 911 y deberías ir a la sala de emergencia de un hospital para observación y para asegúrate de que la reacción ha parado.

¿Qué más puedo hacer si descubro que soy alérgico a la leche?

Habla con una nutricionista. Una nutricionista puede ayudarte a encontrar otros alimentos libres de leche que te darán la nutrición que necesitas para mantenerte saludable.

Ten cuidado cuando comes afuera. Dile a tu mesero (a) que eres alérgico a la leche y pregunta siempre por los ingredientes del alimento que vayas a pedir del menú antes de ordenarlo.

Lleva tu propia comida. Si vas a ser invitado a la casa de alguien lleva tus propios alimentos, solo en caso de que no puedas comer lo que tienen preparado.

Lee las etiquetas de los alimentos y mantente al día con los productos de alimentos. De vez en cuando los fabricantes cambian las etiquetas de los alimentos. Aunque consumas un producto todo el tiempo, recuerda que los ingredientes podrían cambiar.

Dale atención especial a los alimentos con etiquetas que tengan escritas las palabras Parve ó Pareve. Bajo la ley Judía, estás palabras significan que el producto está libre de leche y carne. Sin embargo, una etiqueta Pareve, aún puede tener una pequeña cantidad de leche. No debes confiar en ese alimento con la etiqueta Pareve cuando compres alimentos libres de leche.

Evita productos en los cuales su etiqueta tenga símbolos como K ó U. Estos símbolos significan que la leche está presente en ese producto.

Compra los fiambres (deli meats) con prudencia. Contaminación cruzada puede ocurrir cuando los fiambres son rebanados en el mismo equipo que se usó para rebanar el queso. Los fiambres que vienen pre-empacados también podrían contener proteínas de la leche en la salmuera que esta en el borde de la carne. La mayoría de los fabricantes incluyen un número 1-800 en la parte de atrás de sus productos para que puedas llamar para obtener más información.

Evita los siguientes alimentos e ingredientes que contienen leche:

  • Sabor artificial de mantequilla
  • Mantequilla, Grasa de Mantequilla, Suero de leche (buttermilk)
  • Caseína – proteína de la leche
  • Caseinatos (amónico, cálcico, magnésico, potásico, sódico)
  • Queso, requesón, cuajada
  • Crema
  • Natillas, pudín
  • Ghee – mantequilla clarificada
  • Half and Half®
  • Hidrosilatos (caseína, proteína de la leche, proteína, suero lácteo, suero de la proteína)
  • Lactoglobulina
  • Lactosa – azúcar en la leche
  • Leche (derivados, proteína, sólidos, malteada, condensada, evaporada, en polvo, íntegra, baja en grasa, sin grasa, y lecheTM)
  • Crema no láctea (revisa por si tiene caseína)
  • Turrón duro
  • Renina – usado para cuajar leche (puede contener suero de la leche)
  • Crema agria (Sour cream)
  • Sólidos de crema agria
  • Suero – proteína de la leche (delactosada, desmineralizada, concentrado proteínico)
  • Yogur

Ten cuidado cuando escojas los siguientes alimentos porque podrían contener leche:

  • Condimento de azúcar negra
  • Condimento de caramelo
  • Chocolate
  • Harina alta en proteína (la fuente de proteína podría ser de leche sin grasa en polvo)
  • Cultivo matriz de ácido láctico
  • Margarina (puede contener suero de leche)
  • Condimentos naturales
  • Simplesse® (puede ser hecho con huevos ó proteína de la leche)

No te preocupes de los alimentos que contengan los siguientes ingredientes. Estos no contienen leche:

  • Lactato de calcio
  • Estearoil lactilato de calcio
  • Manteca de cacao
  • Cremor tártaro
  • ácido láctico
  • Oleoresina
  • Lactato sódico
  • Estearoil lactilato de sodio
Si tú eres alérgico a la leche, no te desanimes. Tu proveedor de servicios de salud puede darte una prescripción de epinefrina en caso de que tengas una reacción alérgica. A medida que aprendas más acerca de la alergia a la leche, tú sabrás los alimentos que debes evitar y serás capaz de escoger una variedad de nuevos alimentos para mantenerte saludable.