La salud en la universidad: Salud mental y desordenes de la alimentación

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page
group of students

¿Qué hago si extraño demasiado mi hogar?

Extrañar demasiado el hogar es muy común entre estudiantes foráneos, especialmente en su primer año de colegio. Sentirse así es natural y no significa que no estés listo para vivir solo. Si sientes que extrañas demasiado tu hogarl, habla con tus amigos en la escuela acerca de esto. Probablemente se sientan igual. Habla con algún consejero si no mejorar después de algunos meses de haber iniciado la escuela.

Definitivamente mantén contacto con amigos y familiares de tu casa, pero asegúrate que haces nuevas amistades en la escuela. Probablemente conocerás nuevos amigos en los primeros días de escuela, en tus clases, en eventos sociales, en la cafeterías, en clubes deportivos y a través de otros amigos. No te preocupes si te toma algún tiempo encontrar amigos — sucederá. Tu compañero (s) de cuarto puede convertirse en tu mejor amigo(s) o tal vez no te lleves con él/ella. En cuanto te mudes debes hablar con tu compañero de cuarto acerca de la limpieza, hora de acostarse y música, para que evites problemas posteriores. Habla con un consejero residente si no te llevas bien con tu compañero (s) de cuarto.

¿Qué hago si estoy bajo muchas presiones?

Es probable que algunas veces te sientas presionado en el colegio. El colegio no solamente es diversión, también puede significar mucho trabajo. Tal vez es la primera vez en tu vida que vives solo, lideando con las cosas sin tu familia y amigos de casa. Si estás estresado, te puedes sentir cansado, tener dolores de cabeza, tener problemas para dormir, tener problemas para concentrarte, y/o sentirte nervioso, entre otras muchas cosas. Algunas maneras de manejar el stress es consumir menos cafeína, comer una dieta saludable, hacer ejercicio regularmente, y dormir lo suficiente. Tómate un descanso de algo que te haga sentirte realmente presionado. Además, asegúrate que haces algo por tí mismo todos los días -algo que disfrutes. La clave está en balancear clases y escuela con amigos y diversión. ¡Siempre trata de tener una visión positiva y no se te olvide tener sentido del humor!

¿Qué debo hacer si me siento triste?

Pueden existir días en que te sientas triste, en particular, cuando dejas que las exigencias del colegio te abrumen. Estos sentimientos son normales y se irán. Cuando te sientas así, debes tomarte un descanso de las presiones del colegio y hacer algo por tí mismo. Pasa algún tiempo con amigos, ejercitando, leyendo un buen libro, escuchando música, llamando a un amigo en otro colegio, hablando con tus papás, hablando con una persona de confianza en tu colegio. Haz cualquier cosa que te haga sentir bien.

¿Qué pasa si es más serio que estar triste, por ejemplo, si estoy deprimido?

Algunas veces, el sentirse triste puede hacerse algo más serio y volverte deprimido. La depresión puede ser tratada. Si haz tenido pensamientos suicidas o de hacer daño a otros O si has tenido cualquiera de los siguientes síntomas por 2 semanas o más, visita enseguida un consejero en tu centro de Servicios de Salud para Estudiantes:

  • Humor triste
  • Incapaz de disfrutar las cosas que normalmente disfrutabas
  • Problemas del sueño (duermes mucho o muy poco)
  • Realmente cansado, no te puedes concentrar, muy poca energía
  • Problemas con los alimentos (comes mucho o muy poco)
  • Sientes que no vales la pena y que no hay esperanza

Problemas físicos (dolores de cabeza, dolores estomacales o dolores del cuerpo) que no mejoran a pesar de medicamentos.

No trates de lidear con la depresión tú solo. ¡Acude con un consejero! Si tienes algún amigo que piensas pueda estar deprimido, sugiere que él/ella vez a un consejero lo antes posible.

¿Qué debo saber acerca de los desórdenes de la alimentación?

Algunas niñas llegan al colegio con un desorden alimenticio y otras lo desarrollan mientras están en el colegio. Los dos desórdenes de la alimentación más comunes son anorexia nervosa y bulimia nervosa.

La gente que se mata de hambre a sí misma y pierde una cantidad extrema de peso corporal sufre de anorexia nervosa. La gente con anorexia piensa que tiene sobrepeso, a pesar de que probablemente no es así, y continúa pensando que tiene sobrepeso aún y cuando llegue a estar demasiado delgada. La inanición causa daño a órganos vitales como el corazón y el cerebro. El peso, las uñas y los huesos se vuelven quebradizos; la piel puede volverse seca y algunas veces amarilla o cubierta por un cabello suave. Los períodos menstruales pueden volverse irregulares o interrumpirse.

La gente con bulimia nervosa come cantidades excesivas de alimento (también llamadas comilonas) y luego vomita (también llamada purgación) o ejercita compulsivamente. Dado que mucha gente que tiene “comilonas y purgaciones” puede mantener su peso corporal en rangos adecuados, pueden guardar este problema como un secreto por muchos años. Vomitar puede causar pérdidas importantes de minerales, arritmias cardíacas (latidos irregulares del corazón) que ponen en peligro la vida, daño en los dientes e inflamación de la garganta. Los períodos menstruales también pueden volverse irregulares con la bulimia.

Si conoces a alguien con un desorden de la alimentación, lo mejor que puedes hacer es darle apoyo y alentarla. Anima a esa persona a que busque ayuda y sé persistente. Usualmente existen programas de tratamiento en los centro de asesoría de los colegios. Lee acerca de los desórdenes alimenticios, para que puedas ayudar a la persona que sufre esta enfermedad a entender su problema. ¡Si desarrollas un desorden de la alimentación, ¡busca ayuda! Acude al centro de asesoría de tu colegio y con tu doctor y habla con tu familia y amigos. Pedir ayuda y hablar con los demás de tu problema, puede ser muy difícil, pero es la única manera en que vas a mejorar.