La Salud en la universidad: Manteniendose saludable y problemas comunes

This guide in English
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page
group of students

¿Existen cosas que puedo hacer para mantenerme saludable?

¡Sí! Debes estar comiendo saludablemente, ejercitando, y obteniendo suficiente descanso (Ver abajo para mayor información).

¿Qué debo saber sobre nutrición y la alimentación adecuada?

Comer bien es muy importante. Debes comer una variedad adecuada de comida saludable. Debes tratar de comer comidas que sean horneadas, al vapor, o asadas, en lugar de fritas. Además, en lugar de comidas procesadas (como las comidas congeladas) y comida de lugares de comida rápida, comer alimentos frescos (como vegetales hervidos y pollo asado). Recuerda vigilar la cantidad de sal que consumes. Limita el consumo de comida chatarra (dulces, papitas, refrescos), come abundantes frutas y vegetales (mínimo 5 al día). Busca comidas sanas en los snacks de media noche, como palomitas y vegetales. Debes tomar suficientes líquidos sin cafeína cada día (8 a 10 vasos de 8 onzas al día). Las mujeres deben consumir 3-4 porciones de productos lácteos ricos en calcio (leche, yogurt) para mantener sus huesos saludables. Tomar diariamente un multivitamínico (con hierro y 0.4 mg de ácido fólico) te ayudará a mantenerte saludable. Si eres vegetariana, asegúrate que consumes todos los nutrientes que requieres.

¿Qué necesito saber acerca del ejercicio?

Otra forma muy importante para mantenerse saludable y reducir el stress es hacer suficiente ejercicio. Debes asegurarte de que haces ejercicio aeróbico, fortalecimiento muscular, y ejercicios de estiramiento. Debes hacer ejercicio aeróbico (andar en bicicleta, correr, caminata a paso rápido, nadar y aerobics) 3-5 veces por semana, por 20-60 minutos. Si lo haces bien, tu corazón aumentará su frecuencia y debes respirar más aprisa. Sin embargo, aún así debes ser capaz de hablar mientras haces tu ejercicio aeróbico. Los ejercicios de fortalecimiento muscular (sentadillas, abdominales, levantamiento de piernas, pesas) formarán tus músculos y mantendrán tus huesos sanos. Los ejercicios de estiramiento (yoga) te harán más flexible, y será menos fácil que te lastimes o desgarres algún músculo.También puedes ejercitarte haciendo cosas sencillas como caminar o andar en bicicleta (con un casco), en lugar de manejar o tomar el autobús.

¿Qué debo saber acerca de obtener suficiente descanso?

Tal vez tengas tanto qué hacer una vez que llegues al colegio que te darás cuenta que a lo mejor no duermes lo suficiente. El promedio de horas de sueño que una persona necesita son 8 horas. Sin embargo, puedes necesitar más o menos. Si no estás durmiendo lo suficiente, puedes:

  • Sentirte más presionada o deprimida.
  • Tener dificultad para mantenerte despierta en clases.
  • Tener dificultad para concentrarte en los trabajos y exámenes.

Tener muchas enfermedades menores y resfriados (debido a que tu cuerpo no puede luchar bien contra los gérmenes).

¡¡Así es que trata de dormir lo suficiente o no podrás disfrutar las actividades que te pierdes por estar cansada!!

¿Qué debo hacer si pesco un resfriado o el flu?

Es más probable que te enfermes de gripa o flu o te dé dolor de garganta cuando estás en el colegio que cuando estás en casa, aún y cuando descanses lo suficiente. Estas enfermedades se contagian rápidamente ya que hay muchos estudiantes que viven juntos en dormitorios y apartamentos, comen juntos en cafeterías, y se sientan uno junto a otro en los salones de clase. Puedes contagiarte de estas enfermedades a través del aire cuando alguien tose o estornuda enfrente de tí, por tallarte los ojos o la nariz después de tener contacto con alguien que está enfermo, o por tocar algo que fué tocado antes por alguien enfermo. Si te expones al humo de cigarro, es más factible que pesques un resfriado.

Para prevenir enfermarte de estas enfermedades, lava tus manos constantemente y trata de no frotar tus manos en tu nariz o tus ojos. No compartas las bebidas, comida o cigarros con otra gente. Si tienes asma o diabetes u otra enfermedad crónica, pregúntale a tu doctor o al Servicio de Salud para Estudiantes sobre cómo obtener la vacuna contra el flu cada otoño. Si te enfermas, debes cuidarte muy bien. Dependiendo si es la enfermedad es causada por un virus o una bacteria, es la manera en que debes cuidarte.

Los resfriados y el flu son causados por virus. No puedes deshacerte de ellos rápidamente. Probablemente tendrás tos, tal vez fiebre, y te sentirás adolorido y congestionado. Debes tener mucho reposo, beber abundantes líquidos y tratar los síntomas con medicamentos para el resfriado que se venden sin receta. Lee las etiquetas para asegurarte que tomas la medicina correcta para tus síntomas. Hay medicamentos de prescripción para el flu en ciertos casos. Si tienes algún problema estomacal, come una dieta blanda (cereal, pan tostado, arroz o plátanos) y bebe líquidos claros (bebidas deportivas, agua, jugo diluído o soda).

La infección de garganta por streptococo y la mayoría de las infecciones de oídos y de senos paranasales son causadas por bacterias y son tratadas con antibióticos. Acude al centro de Servicios de Salud para Estudiantes si te raspa mucho la garganta, tienes dolor en los oídos o en los senos paranasales, fiebre persistente, tos o dificultad para respirar. El personal ahí podrá decirte cuál es tu problema y darte antibióticos si los necesitas. En muchos casos, las infecciones son causados por un virus y no necesita ningún antibiótico.

¿Qué hay acerca del “Mono”?

Probablemente has escuchado acerca del “Mono” o “enfermedad del beso.” Sin embargo, la Mono, o Mononucleosis, no ocurre tan frecuente como la gente piensa. Algunos signos de mono son:

  • fiebre
  • dolor de garganta
  • dolor de cabeza
  • ganglios inflamados
  • cansancio extremo

Si tienes dolor de garganta por más de una semana y te sientes muy cansado, debes ir al centro de Servicios de Salud para Estudiantes. La única manera de averiguar si tienes Mono es hacerte un exámen de sangre llamado “Mono spot.” Sin embargo, aún si tienes Mono, no hay nada que puedas hacer excepto descansar mucho y comer una dieta saludable. La mayoría de la gente se mejora en el primer mes, pero tendrás que hablar con el centro de Servicios de Salud para Estudiantes para que te ayude a disminuir la carga académica, te retrase la entrega de tareas, o posponga exámenes. Hay que preguntar a su médico cuándo puedes volver a los deportes, porque puede ser peligroso a jugar deportes de contacto durante un episodio de Mono. Una vez que ya has enfermado, no puedes volver a tener Mono de nuevo.

¿Qué debo hacer si me lastimo -un moretón, un estirón o un esguince?

Estas heridas son comunes y usualmente no muy serias.

  • Moretones son heridas en la piel que hacen que la superficie de la piel se ponga morada o de color rojo; con el tiempo, estas moretones se vuelven amarillo-verdosos y luego desaparecen.
  • Estirones son heridas de los ligamentos, que es el tejido que conecta los huesos.
  • Esguinces, son heridas a los músculos y tendones que son causadas por jalar mucho o inesperadamente estos tejidos.

Si tienes hinchazón, dolor o no puedes sostenerte, debes ver al doctor. De otra forma, tan solo reposa, aplica hielo y mantén elevada la parte del cuerpo que esté lastimada.

Un tipo específico de esguince severo es llamado Esguince de Repetición (RSI). El esguince de repetición incluye todo tipo de lesiones en músculos, nervios y tendones de brazos y hombros, causadas por hacer el mismo movimiento continuamente, Probablemente hayas escuchado de tendonitis, bursitis, o síndrome del túnel carpiano. La gente que utiliza mucho las computadoras, por un período de tiempo sin largo y sin descansos, puede tener un esguince de repetición. Para ayudar a prevenir el tener esta lesión, el monitor de la computadora no debe estar ni muy arriba ni muy abajo. Debes tomar muchos descansos, tocar suavemente el teclado, sentarte derecho, y mantener tus muñecas derechas y al nivel. Debes tener una extensión del portateclado, para que tus muñecas puedan descansar sobre él mientras tecleas. Tu silla y tu teclado deben estar colocados de tal manera que tus antebrazos y muslos estén paralelos al suelo. Si sientes que necesitas estirarte para alcanzar el teclado, o si tu posición es incómoda, necesitas cambiar de posición. Aún estando en la posición “perfecta,” puedes tener problemas si mantienes esta misma posición por mucho tiempo.

Si te sientes:

  • Rigidez o dolor en tus manos, muñecas, dedos, antebrazos, o codos
  • Temblor o adormecimiento de las manos
  • Incoordinación o pérdida de fuerza en las manos

¡Acude enseguida al centro de Servicios de Salud para Estudiantes y haz que te revisen!